El caníbal Peterhansel se lleva su duodécimo Dakar

Peterhansel (i) celebra su victoria. /
Peterhansel (i) celebra su victoria.

El piloto francés conquista con 50 años una nueva edición del trofeo Touareg

DAVID SÁNCHEZ DE CASTROMadrid

El Dakar 2016 ya es historia. al menos en la pista. Stepháne Peterhansel, Toby Price, Marcos Patronelli y Gerard de Rooy son los campeones de la trigésimoséptima edición del 'raid' más duro del mundo. Las dos semanas que ha durado han servido para confirmar que esta es una de las pruebas que más ponen a prueba a los pilotos y a las mecánicas, como puede atestiguar un Carlos Sainz que tuvo que ver desde la barrera como Peugeot, sin él, volvía a lo más alto del podio del Dakar dos décadas después.

La victoria de Peterhansel, la número 12 en su haber y sexta en la categoría de coches, está, no obstante, cogida con hilos. Mini apeló la no sanción a Peugeot por el repostaje de la octava etapa que, según ellos, fue ilegal y según avanzó Marc Coma, director deportivo del Dakar, la decisión final se puede prolongar meses. Aunque con esa pequeña sombra en el horizonte, de momento, 'Monsieur Dakar' ha conseguido en esta edición agrandar su leyenda y liderar el proyecto de Peugeot que, un año después de su regreso a la competición, ha acabado con el reinado de los Mini de Al Attiyah y Nani Roma.

Al Attiyah acompañó a Peterhansel en el podio de Rosario, aunque esta vez fue él quien tuvo que verle desde abajo. La tercera plaza fue para Giniel de Villiers, que como siempre sin hacer ruido, suma un podio más en su haber y avisa del potencial que puede tener Toyota a partir de 2017. Roma no puede sentirse satisfecho plenamente del Dakar que ha protagonizado, si bien el problema que tuvo en la segunda jornada le lastró demasiado. Por segundo año consecutivo, Nani Roma se descartó de la lucha por la victoria demasiado pronto, aunque no se ha bajado del 'top 10' en la segunda semana de competición, la que estaba pensada para pilotos de 'raid' al 100%.

Al final, ha aguantado la sexta posición frente al empuje de Cyril Despres y, aunque no sin cierto regusto amargo, al menos pudo finalizar un Dakar más. Nada más llegar a la meta, ya se puso a pensar en la próxima edición, en la que tanto él como Al Attiyah intentarán alcanzar el nivel de los Peugeot de nuevo, que volverá a contar con Sainz, Peterhansel, Despres y un Loeb que una vez que ha saboreado la 'sangre' de la victoria del Dakar, volverá a intentar la victoria en 2017. Los otros españoles que acabaron la prueba fueron Xevi Pons, en la 30ª plaza, el veterano Xavier Foj (43º) y Rubén Gracia (50º). Para ellos, llegar era ya una victoria.

El koala Price conquista Sudamérica

Australia ha dado grandes pilotos para prácticamente todas las categorías del 'motorsport' mundial, ya sea con dos o con cuatro ruedas y esta vez ha sido Toby Price quien ha clavado su pica en una de las pocas competiciones donde la bandera 'aussie' no había ondeado. Con una demostración de dominio prácticamente total, una vez eliminado un Joan Barreda que volverá a ser el favorito (con permiso de Price) la próxima edición. «No sé qué decir, ni qué pensar. estoy que no me lo creo. Nunca pensé que sería posible ganar esta carrera en mi segunda participación», admitió en la meta.

El podio de las motos ha sido algo inesperado, ya que pocos contaban con Price, pero tampoco con el eslovaco Svitko o el chileno Quintanilla acompañándole en el podio. Quien sí era favorito era KTM: la marca de origen austríaco acumula ya quince años consecutivos alzándose con el Dakar.

El mejor español al final fue Gerard Garrés, octavo, dos puestos por delante de Monleón, mientras que Laia Sanz cumplió las expectativas muy justas: finalizó 15ª, aunque se esperaba algo más de ella, justo por delante de Iván Cervantes (16º en su primera participación en un Dakar) y del veterano Jordi Viladoms. Los españoles por detrás del top 20 fueron: Antonio Gimeno finalizó 24º, Marc Solá, 34º; Carlos Fernández, 59º; Rosa Romero, 67º; Daniel Oliveras, 70º; Domingo Fernández (padre de Carlos), 73º; Enric Martí, 77º; y Julián José García Merino, 81º.

Un vencedor español en camiones

Marcos Patronelli conquistó su tercera victoria en el Dakar en la categoría de quads, por delante de su hermano Alejandro, y mantiene el orgullo argentino en la prueba que albergan desde que el Dakar corre por tierras sudamericanas. La victoria en la categoría de camiones fue para todo un veterano de las dunas, el neerlandés Gerard de Rooy, que con su Iveco superó al imparable Kamaz de Mardeev, y lo hizo con ayuda española. Si en coches y motos, donde los españoles partían como grandes favoritos, no se ha podido brillar, al menos hubo representación en lo más alto del podio del Dakar en la categoría de camiones gracias a Moisés Torrallardona, uno de los navegantes de De Rooy.

No menos importante que los ganadores finales son los últimos ganadores de etapa. Llegaron a Rosario en primer lugar en coches Mikko Hirvonen, quien sumó su segunda consecutiva en este Dakar; en motos Pablo Quintanilla, que logró la primera de esta edición; en quads el sudafricano Baragwanath y en camiones el holandés Stacey. El Dakar 2016 ya es pasado: toca pensar en el Dakar 2017.