Herri Kirolak

Xabier Orbegozo 'Arria V' se enfrenta a un reto único

Arria V, en el centro, ayer en el bar Kantabriko de Tolosa. / IÑIGO ROYO
Arria V, en el centro, ayer en el bar Kantabriko de Tolosa. / IÑIGO ROYO

Cortará 20 kanaerdikos en Azpeitia, subirá al Hernio y bajará a Tolosa para cortar otros 20, el 17 de marzo

Iñigo Goñi
IÑIGO GOÑI TOLOSA.

Xabier Orbegozo 'Arria V' no tiene límites y lo demostró en la presentación de su próximo reto, ayer en el bar Kantabriko de Tolosa. El aizkolari de Errezil está dispuesto a enfrentarse a un reto que no se ha hecho nunca y de una exigencia demoledora. Un trabajo que rondará nada más y nada menos que las cinco horas, con lo que superaría en duración a cualquier apuesta o competición que se ha realizado nunca en el mundo de los herri kirolak.

La cita será el 17 de marzo y el trabajo a realizar, espectacular, ya que empezará en Azpeitia y terminará en Tolosa. El desafío comenzará a las nueve de la mañana en la plaza de toros de Azpeitia, donde cortará 20 troncos kanaerdikos (54 pulgadas). Una vez que termine de cortar las veinte piezas saldrá corriendo hacia el monte Hernio, al que ascenderá para luego bajar a Tolosa. Tras recorrer 26 kilómetros con un desnivel de 1.000 metros entrará en la plaza de toros tolosarra, donde le esperarán otros veinte kanaerdikos para terminar su gesta sobre las 14.00 horas.

La entrada costará 20 euros y el comprador en Azpeitia podrá también entrar en el coso taurino tolosarra. Además, a las 12.00 horas en Tolosa, mientras esperan la llegada de Arria V, los aficionados podrán ver un duelo entre parejas de aizkolaris y no cualquier duelo, ya que Iker Vicente y Aritz Aspiazu Orbegozo 'Arria VI' se enfrentarán a Julen Larrea y Aitzol Atutxa en un trabajo exigente de doce troncos de 60 pulgadas.

«Nadie quiso una apuesta»

El espectáculo está asegurado y será un gran día de herri kirolak. De los que se recordarán. El mismo Arria V reconocía que se ha visto obligado a buscar un reto singular ante la imposibilidad de realizar una apuesta. «Mikel Larrañaga, Aitzol Atutxa, Iker Vicente... no están por la labor de cerrar un desafío contra mí y la alternativa ha sido buscar este otro reto». Un objetivo que sin duda es asombroso, ya que, como el mismo Arria V recuerdam «superará en duración a la mítica apuesta que enfrentó a Joxe Mari Mendizabal y Miel Mindegia en 1983», cuando cortaron en Tolosa durante más de cuatro horas en una apuesta.

Arria V agradece la colaboración que le va a prestar el patrocinador Excavaciones Peru, que le ayuda y que en caso de bajar de las cinco horas y diez minutos le entregará un premio en metálico.

 

Fotos

Vídeos