DV Kirolak

Ni el mal tiempo pudo con el canicross de Zumaia

Un grupo de participantes y sus acompañantes. El primero por arriba es Unax Uzkudun, único corredor en categoría júnior. / JABI SALVADOR
Un grupo de participantes y sus acompañantes. El primero por arriba es Unax Uzkudun, único corredor en categoría júnior. / JABI SALVADOR

85 participantes tomaron la salida de una prueba dura y en la que hubo que lamentar la lesión de Mikel Etxeberria, líder de la general

AITOR GONZÁLEZ

Zumaia celebró contra viento y marea la octava edición de su Canicross, que resultó ser un éxito de público y participación a pesar de las duras condiciones climatológicas bajo las que se debió disputar. Un total de 85 participantes, junto a sus respectivos canes, tomaron la salida el domingo de una prueba en la que se impuso el portugalujo Iñigo Zarate Basañez, que cruzó la meta junto a 'Isker', en categoría masculina, y la zumaiarra afincada en Aizarnazabal, Nagore Gallastegi Lazkano, que corrió acompañada por su inseparable 'Kini'.

En la parte negativa cabe destacar la lesión del local Mikel Etxeberria, al romperse el peroné, que le obligará a perderse lo que resta de Liga, es decir, las carreras de Zierbena, Hondarribia y Muskiz, después de haberse impuesto en todas las pruebas disputadas hasta la fecha, englobadas en la Euskadiko Txakurkross Liga (Galdames, Etxebarri, Azpeitia y Etxarri-Aranatz.

Unax Uzkudun, de Aizarnazabal, fue el único valiente que tomó la salida en júniors

Dos duros repechos

Los competidores debieron dar dos vueltas a un circuito con sendos repechos duros, para cubrir una distancia total de 8.300 metros. «La lluvia caída en los días previos y durante la prueba no ayudó, por lo que se encontraron con un terreno embarrado, que hizo más complicado si cabe un circuito ya de por sí durillo», explica Pedro Etxeberria, miembro de la organización.

En términos generales, «estamos contentos con esta octava edición de la carrera, salvo por el percance sufrido por Mikel Etxeberria, que propició un resultado inesperado en la línea de llegada», añadió.

En otro orden de cosas, cabe destacar la presencia en la línea de salida de Unax Uzkudun, único participante de categoría júnior que tomó parte en la prueba. También hubo oportunidad de correr para los más txikis, que corrieron por la zona de meta de manera simbólica; todos ellos recibieron una medalla al cruzar la línea de meta.

El frío y la lluvia condicionaron el devenir de una carrera que trasncurrió el pasado domingo por Zumaia y sus alrededores.
El frío y la lluvia condicionaron el devenir de una carrera que trasncurrió el pasado domingo por Zumaia y sus alrededores.

En cuanto a los premios previstos por la organización, los tres primeros clasificados de las diversas categorías recibieron bolsas de pienso donadas por Piensos Canun, así como cajas de sidra aportadas por la sidrería Petritegi. Para los ganadores hubo una caja con productos obsequio del restaurante local Bittarte. Premios gastronómicos que dejaron sin duda un buen sabor de boca a todos los agraciados.

Las competiciones de mushing, clase canicross, puntuables para la Euskadiko Txakurkross Liga, un total de ocho, se disputan de noviembre a marzo, y en éstas pueden apuntarse tanto corredores federados como no federados.