Ultra Trail

Las tormentas obligan a suspender la Ehunmilak y a evacuar a cientos de corredores de madrugada

Una ambulancia de la Cruz Roja Elgoibar atiende a varios corredores /Twitter
Una ambulancia de la Cruz Roja Elgoibar atiende a varios corredores / Twitter

El polideportivo de Beasain se ha convertido en refugio para más de mil personas. Cruz Roja ha dado por finalizado el dispositivo a las cuatro de la mañana tras una noche «muy difícil», según reconocen los organizadores de la Ehunmilak

Ainhoa Iglesias
AINHOA IGLESIAS

Más de 1.000 personas entre voluntarios y participantes en la carrera. La cifra es lo suficientemente elocuente como para comprender que la suspensión y consecuente evacuación de la Ehunmilak ha supuesto esta noche un verdadero reto. La organización y los servicios de emergencia han tenido que emplearse a fondo para sacar del monte a los deportistas que habían decidido hacer frente a dos de las pruebas que arrancaron ayer en Beasain: la Ultra Trail Ehunmilak y la Goierri Trail G2haundiak. La culpable del descalabro ha sido la meteorología. Las fuertes tormentas que han azotado por la noche el territorio obligaban primero a neutralizar las carreras en Larraitz y Azpeitia, después a suspender definitivamente la G2h y, finalmente, a anular la Ehunmilak 2018.

«Ya arrancamos la jornada con aviso amarillo por precipitaciones», reconoce el director de carrera Andoni Zubeldia. «Las previsiones decían que las tormentas acabarían dispersándose por la zona de Navarra y por eso decidimos lanzar las pruebas. Sin embargo, a medida que las horas fueron avanzando la previsión empeoró. Los rayos caían cada vez más cerca», lamenta.

El temporal fue en aumento a la par que la preocupación de la organización. Por eso pasada la medianoche Mikel Valdivieso, director de la Goierri Trail G2haundiak, y Andoni Zubeldia, responsable de la Ultra Trail Ehunmilak, decidieron detener temporalmente las carreras.

«Las tormentas vienen encadenadas una detrás de otra. Vamos a ver qué previsión hay y en media hora tendremos que tomar una decisión», avanzaron a través de un vídeo. En ese momento la Ehunmilak 2018 había recorrido 52 de los 168 kilómetros de la prueba y estaba llegando a Azpeitia con el atleta Javi Domínguez a la cabeza. La G2h, por su parte, aún no había culminado una cuarta parte de su recorrido -19 de los 88 kilómetros- cuando fue interrumpida en Larraitz. «Nuestro mayor temor era que casi medio centenar de corredores se adentrara en Aralar sin garantías. Es una zona complicada y continuar como si nada con las tormentas eléctricas tan cerca nos ha parecido imprudente. Hemos decidido esperar a tener más datos sobre lo que podía venir», se explaya Zubeldia. Aproximadamente media hora después les notificaron que el tiempo iba a tender a empeorar más que a mejorar. Así, se tomó la decisión de suspender definitivamente la G2h. Poco después la misma resolución se adoptó para la ultra trail.

Evacuación

Poner fin a las dos pruebas de la Ehunmilak ante el peligro que suponían las tormentas eléctricas ha sido, sin embargo, solo la primera parte de una larga madrugada. Había que sacar a un millar de personas del monte y hacerlo rápido. «Nada más conocer la decisión se han activado todos los recursos. Hemos levantado a muchos compañeros de la cama», reconocen fuentes de Cruz Roja. «En circunstancias como éstas no solo hay que evacuar a los corredores, también hay que proporcionarles avituallamiento y recursos para que no se enfríen», declara Zubeldia.

El polideportivo de Beasain se ha convertido en el centro de operaciones. La organización de la Ehunmilak ha movilizado varios autobuses para poder acercar a los corredores. Cruz Roja, por su parte, ha utilizado los recursos que ya se habían desplegado con motivo de la prueba - 120 voluntarios, 13 ambulancias, 14 todoterrenos y 10 vehículos adaptados de nueve plazas- y ha sumado algunos más a última hora dadas las circunstancias.

«Para las cuatro de la madrugada ya no quedaba nadie en el monte, por lo que se ha dado por cerrado el operativo de evacuación», informa Cruz Roja. «Todos los corredores se han podido dar una ducha caliente, cambiarse de ropa y comer algo antes del amanecer», confirma el responsable de la ultra trail. «Un éxito, teniendo en cuenta que estamos hablando de 435 atletas de la Ehunmilak 2018, 458 de la G2h, más parte de los voluntarios y el público».

Zubeldia informa de que nadie ha pernoctado en las instalaciones, aunque «algunos deportistas que no habían cogido alojamiento para esta noche en previsión de pasarla corriendo, se han reunido en grupos y han estado charlando».

Por la mañana ya no quedaba casi nadie. Prácticamente ni rastro del ajetreo que ha supuesto dar cobijo a tanta gente de improvisto.

Una decisión mayoritariamente aplaudida

La organización de la Ehunmilak está convencida de que la decisión ha sido la más prudente dadas las circunstancias. Así lo han entendido también la mayoría de los afectados, que han querido mostrar su agradecimiento a través de las redes sociales.

Han sido los menos pero Andoni Zubeldia reconoce que, en caliente, también hay quien ha criticado el hecho de no poder continuar. «Lo comprendo. Te puede dar rabia. Hay quienes llevan un año entero entrenando y tener que dejarlo sin haber recorrido ni la mitad...», empatiza. «También para nosotros es frustrante haber tenido que suspender, pero había que hacerlo», se duele.

La maratón

La noche ha sido larga, pero quienes la han pasado en vela para evitar que otros lo hicieran al raso, deben continuar trabajando hoy. «Primero hay que cerrar todos los flecos que quedan sueltos tras tomar una decisión tan difícil como la de suspender dos pruebas por la meteorología». No son pocos. Uno de ellos es entregar la 'prenda finisher' a los corredores de ambas carreras, a pesar de que haya sido imposible cruzar la meta. «Los participantes podrán hacerlo hoy mismo de doce de la mañana a siete de la tarde en el Ayuntamiento de Beasain, o el domingo de nueve y media a cinco», informa la organización.

Aún hay más madera de cara a mañana. «Hay que ponerse ya a preparar la carrera del domingo». Zubeldia se refiere a la tercera prueba que este fin de semana se da cita en Beasain, la Marimurumendi Marathon. La salida de la plaza se dará el domingo a las 9.00s para que los casi 400 participantes puedan recorrer los 42,195 kilómetros y 2.300 m. positivos. Si nada lo impide, está previsto que los atletas crucen meta entre las 12.30 y 13.00 horas, teniendo los últimos un plazo máximo de ocho horas para completarla, por lo que llegarán hacia las 17.00. Este maratón puntúa -dos puntos- para la Ultra Trail alpina del Mont Blanc.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos