Arria V: «El sufrimiento ha sido terrible, pero sabía que debía sufrir»

Arria V: «El sufrimiento ha sido terrible, pero sabía que debía sufrir»
Lusa

Arria V confesó que la meteorología dificultó el desafío más de lo que esperaba y que tuvo que ir al máximo todo el rato

Iñigo Goñi
IÑIGO GOÑI

Al término del desafío Arria V reconocía que había pasado un calvario. «He sufrido una barbaridad. Había mucha humedad y se me han cargado los gemelos. Me he tenido que tumbar para estirar y seguir. Sabía que había que sufrir y así ha sido. Había bastante barro y el estómago también me ha dado guerra. Sin sufrimiento no había recompensa».

A pesar de las dificultades cumplió con el objetivo y estaba feliz. A los tres minutos de terminar su trabajo no parecía estar exhausto y atendió a los medios de comunicación recuperado y sin necesitar descansar más. «Cuando se cumple uno está contento. En el camino sí que piensas qué hago aquí y quién me ha dicho que me meta en esto. Pero había que sufrir».

Después de terminar solo pensaba en agradecer a todos los que le han acompañado en esta aventura. «Los de casa me han ayudado y apoyado mucho. También mis amigos más cercanos. Todo esto se lo debo a ellos. También a los ayudantes, ya que hacen falta muchas manos para organizarlo».

El sufrimiento fue terrible. «Había que apretar todo el rato, no puedes ceder, hemos ido dándole todo el rato. He empezado a las nueve de la mañana -ante 300 espectadores- a 160 pulsaciones y he seguido las cinco horas al máximo».

Corriendo bajó de las tres horas a pesar de las dificultades. «Hemos corrido rápido y había que exprimirse, ya que estaba el terreno muy malo para correr. Eso nos ha hecho sufrir más de la cuenta. En condiciones normales hubiéramos entrado por debajo de las tres horas con más facilidad».