Rugby

Santiago Santos: «Dos estilos de rugby de alto nivel» en el partido entre Samoa y Estados Unidos de Anoeta

El seleccionador, Santiago Santos./LUIS PALOMEQUE
El seleccionador, Santiago Santos. / LUIS PALOMEQUE

El seleccionador español prevé un duelo «entre el típico equipo del Pacífico, muy físico y un poco anárquico, y un rugby como el americano que está progresando»

BENITO URRABURU

El seleccionador español de rugby, Santiago Santos, no para. Cuando hablamos con él se encontraba en Jaca preparando al equipo estatal sub 20, con mucho tiempo por delante para su cita europea, mientras intenta completar, junto con sus colaboradores, la convocatoria del quince sénior que se enfrentará a Namibia y Samoa en las ventanas de noviembre del World Rugby.

Santos, de 57 años, fue jugador en sus tiempos de equipos como el Canoe y el Liceo Francés. Llegó a ser 45 veces internacional con el quince del León, además de capitán durante muchos años. Conoce bien a Samoa y Estados Unidos, que jugarán el 10 de noviembre en el estadio de Anoeta, a las 18.30 horas.

Como entrenador trabajó con el Liceo Francés, La Moraleja y el Cisneros, antes de recalar en la selección. También jugó en el London Irish de Londres durante los seis años que estuvo trabajando en Inglaterra como profesor.

Precisamente, con España sub 20 logró en mayo de 2016 el subcampeonato del mundo B tras perder la final con Samoa en la prórroga por 38-32: «Llegamos a ir ganando por 32-24 y nos empataron al final del partido. En la prórroga nos metieron un ensayo y acabamos perdiendo por 38-32. Eran más fuertes que nosotros en el paquete delantero. Tenían tres o cuatro jugadores muy potentes delante y eran rápidos en la línea de tres cuartos. Las diferencias las marcaban en la delantera, pero se les plantó cara. El partido fue muy igualado y demostramos que se les podía hacer frente».

De Samoa, que contará con algunos jugadores de aquel partido en San Sebastián, piensa que «es como todos los equipos del Pacífico (Fiyi, Tonga). Tienen una mentalidad muy agresiva, son muy guerreros en el campo. Cuentan con un poderío físico impresionante, son luchadores, creativos, pero también son muy anárquicos, no les gusta defender. Van un poco cada uno por su lado».

Samoa, en reconstrucción

La Samoa que se va a encontrar Estados Unidos en Donostia, en opinión de Santos, «ha tenido tiempos muy buenos, en los que era capaz de plantar cara a equipos del Tier 1 (Gales, Escocia, Italia, etc). En los últimos tres o cuatro años se ha venido un poco abajo, con una federación que está teniendo muchos problemas económicos y deportivos. Es un equipo que se está reconstruyendo para el Mundial, pero les va a costar mostrar todo su potencial, aunque siguen siendo muy buenos».

Samoa tiene a todos sus jugadores dispersos por el mundo y juntarlos es un problema logístico y económico. Hay once samoanos jugando en el Top 14 francés, otros tantos en el Super Rugby -la mejor liga del mundo- en las ligas inglesas, en la segunda división francesa... «Por eso el partido de San Sebastián es importante para ellos. Podrán ir viendo jugadores de cara al mundial para poder completar la lista definitiva».

Estados Unidos, hacia arriba

De su rival, Estados Unidos, Santos piensa todo lo contrario: «Mientras Samoa ha ido un poco hacia abajo, Estados Unidos es todo lo contrario. Va hacia arriba. Tienen más dinero, cuentan con una liga profesional, la mayoría de los jugadores de la selección están en el país y son muy fuertes como grupo. Van mejorando de nivel y está detrás de los grandes intentando acercarse cada vez más a ellos».

El técnico de la selección española opina que los americanos «tienen mucha base y trabajan con ella a nivel internacional. El partido entre Samoa y Estados Unidos va a ser importante para los dos equipos».

«Partido interesante»

Estarán en juego, además del resultado, los puntos para la clasificación World Rugby. «Será interesante ver lo que ha crecido Estados Unidos y también cómo se encuentra Samoa», que se enfrentará dos semanas después a España, en Madrid.

Es un encuentro que Santos ve «complicado porque están por encima nuestro. Para intentar conseguir algo tenemos que jugar muy organizados, ser sólidos en la conquista, ordenados e intentar aprovechar el caos que suelen tener al no poder entrenar juntos. Tenemos que tener una defensa muy organizada. En un escenario normal, Samoa es superior a España, pero estamos creciendo».

A la hora de formar el equipo estatal, España está hablando con jugadores y clubes franceses para conseguir el mayor número posible de efectivos: «Es un tema recurrente, que forma parte de nuestra esencia, por eso trabajamos con un grupo amplio de jugadores en el que hay tres por puesto. Tenemos calidad, pero por cuestiones de estudio y de trabajo no es un rugby plenamente profesional. No es que haya falta de talento. En los clubes hay proyectos interesantes. No se puede profesionalizar a los mejores jugadores. Cada vez tenemos más presencia en medios, pero nos falta dar ese salto para contar con una estructura más fuerte».

Samoa tiene un grupo totalmente profesionalizado. De la selección española sub 20 de hace dos años, «hay cuatro o cinco jugadores que pueden estar en la ventana de noviembre con la selección y luego podrían incorporarse otros tres o cuatro más adelante».

Santos estará en Donostia el 10 de noviembre para ver a dos equipos con un nivel muy elevado en el panorama mundial. No cabe duda de que el espectáculo será extraordinario.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos