Balonmano

Rudy saca su fusil para dar la victoria al Bidasoa-Irun

Rudy se dispone a lanzar ante la oposición de dos jugadores del Anaitasuna, ayer en Artaleku. /ARIZMENDI
Rudy se dispone a lanzar ante la oposición de dos jugadores del Anaitasuna, ayer en Artaleku. / ARIZMENDI

Los de amarillo consiguen dar la vuelta a un mal inicio de partido para iniciar la Liga Asobal con dos puntos

Borja Olazabal
BORJA OLAZABAL IRUN.

Todo lo que había advertido Jacobo Cuétara en la previa del partido sucedió en Artaleku. Se esperaba un encuentro trabado, de nervios, sobre todo para los locales, un partido en el que, de una u otra manera, lo importante era sacar los dos puntos. El Bidasoa-Irun estuvo nervioso y jugó trabado durante muchos minutos, pero acabó logrando la victoria contra Anaitasuna (26-24).

26 BIDASOA

Rangel, (1) Kauldi (5), Leo Renaud, Azkue (6, 1 de pen.), Rodrigo Salinas (3), Esteban Salinas (1), Crowley- siete inicial- Gómez, Aldaba, Zabala, Tesoriere (1), Seri (8), Barthe (1).

24 ANAITASUNA

Bols, Etxeberria (1), Vaquer (3), Krsmancic (4, 1) de pen., Bazán, Nantes (6), Barricart (1)- siete inicial- Salazar, Ugarte (3), Goñi, Borja Méndez (1), Ceretta (1), Gastón (3, 2 de penalti) Pujol, Meoki (1).

Marcador cada cinco minutos:
1-2, 3-5, 4-6, 6-8, 8-10 (descanso) 9-11, 12-14, 16-16, 19-19, 23-20, 26-24.
Árbitros:
Raluy y Sabroso. Excluyeron al local Esteban Salinas y a los visitantes Krsmancic y Vaquer.
Incidencias:
1.600 espectadores en el polideportivo Artaleku.

Podríamos estar un día entero contando cada detalle de lo que sucedió en un Artaleku que presentó un gran ambiente, pero el triunfo bidasotarra en la primera jornada se puede resumir en la inmensa actuación de Rangel Luan en portería, que se fue a las 18 paradas y marcó un gol, y el espectáculo ofensivo de Rudy Seri. El joven lateral francés había avisado en Egia de lo que era capaz y ayer tomó la responsabilidad ofensiva para acabar con nueve goles, ocho de ellos tras el descanso.

Y así el Bidasoa-Irun consiguió llevarse el triunfo en un partido en el que las cosas se le habían puesto muy difíciles en la primera parte. Los irundarras entraron miedosos al partido, con una mochila cargada de nervios. La gran pretemporada realizada les daba la vitola de favoritos y les costó saber llevar esa presión. Los continuos fallos en ataque propiciaron pérdidas, goles rápidos del Anaitasuna y un pírrico bagaje ofensivo; solo ocho goles tras los primeros treinta minutos (8-10).

Reacción a tiempo

Las cosas cambiaron en la segunda parte. Despertaron los jugadores, despojados de ese ataque de ansiedad inicial, y despertó la afición para ayudar a los suyos en la lucha por la victoria. Y todo a pesar del arbitraje de la mejor pareja de la Asobal, unos Raluy y Sabroso a los que se les veía cómodos dando cada acción dudosa a los visitantes. Pero ellos no iban a ser los protagonistas. El 6:0, con unos contundentes Tesoriere y Paco en el centro, Rangel en la portería, la dirección de Azkue y los goles de todos los colores de Rudy, que acabó desatado, permitieron al Bidasoa empezar ganando.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos