COE

Ricardo Leiva: «El País Vasco ha sido siempre un vivero de grandes deportistas»

Ricardo Leiva, ayer, antes de viajar a San Sebastián./
Ricardo Leiva, ayer, antes de viajar a San Sebastián.

En el aula DV de mañana hablará sobre la evolución de los Juegos Olímpicos, «que se adaptan a los cambios de la propia sociedad»

Macarena Tejada
MACARENA TEJADASAN SEBASTIÁN.

Desde la Antigua Grecia hasta Río 2016 los Juegos Olímpicos han evolucionado de manera imparable. Esta competición se ha consolidado hasta convertirse en el evento deportivo del mundo por excelencia. Cada cuatro años, los ojos de todo el planeta están puestos en la ciudad olímpica, pendientes de cada oro, plata y bronce. De cada triunfo y fracaso. Ricardo Leiva, director de deportes del Comité Olímpico Español (COE), y el exatleta Fermín Cacho hablarán sobre la historia de los Juegos en la ponencia titulada 'Juegos Olímpicos, un paseo por la historia' del aula DV de mañana, a las 19.30 horas en el auditorio del Aquarium en San Sebastián.

- ¿Qué va a poder escuchar quien asista a su charla en el aula DV?

- La historia de los Juegos Olímpicos es una gran desconocida, y de eso voy a hablar en mi ponencia. Conocemos los Juegos, sobre todo los más recientes como los de Río, pero no sabemos tanto de su historia en la Antigua Grecia. Hablaré de eso hasta prácticamente llegar a las últimas ediciones. También quiero destacar que si algo une a los Juegos, eso es deportistas y el olimpismo. Y el olimpismo son valores.

- Compartirá mesa con Fermín Cacho. ¿Qué supuso su oro en 1.500 metros de Barcelona 92?

- Fue una carrera mítica. De hecho, cuando vamos a dar charlas con el Comité Olímpico a universidades la solemos poner como ejemplo de buen hacer. Fermín no solamente es campeón olímpico. Su medalla es una de esas que no se olvidan.

«Para cualquier ciudad ser sede olímpica es una auténtica maravilla y un privilegio»

- ¿Cómo han evolucionado los Juegos Olímpicos?

- Primero están los de la Antigua Grecia, hasta el año 300. Era un tipo de celebración que resaltaba la paz entre los pueblos. Una vez que empieza la Era Moderna, con los primeros Juegos de Atenas, todo cambió. Entonces solo participaron 311 deportistas y solo podían competir hombres. Además únicamente había nueve deportes. Ahora los juegos se han convertido en el mayor espectáculo deportivo del mundo. Más de 4.500 millones de personas siguieron la ceremonia de Río, donde participaron 10.500 deportistas, y prácticamente la mitad son mujeres. Se ha pasado de aquellos primeros nueve deportes a unos 28, con más de 36 pruebas deportivas. Ha sobrepasado todo lo imaginable. Y no solo eso. En las primeras ediciones de los Juegos Olímpicos participaban deportistas amateurs, aquellos que no podían ser profesionales ni cobrar. En la actualidad, en cambio, tenemos en los Juegos a deportistas profesionales. Quien va es quien se clasifica, no va por lista. Es tremendamente difícil clasificarse. El cambio de la filosofía de los propios Juegos ha sido radical.

- En Tokio 2020, entre otros deportes, se va a incluir el surf. ¿Hay proyecto de más?

- Lo que ha hecho el Comité Olímpico Internacional es abrir más todavía los Juegos Olímpicos, sobre todo a deportes más urbanos o de la juventud. El COI ha dado la opción de que cada país organizador pueda elegir cinco deportes para incluirlos dentro del calendario. Tokio ha escogido el surf, el karate, la montaña-escalada, el béisbol-softbol y una modalidad de patinaje. Ya veremos qué otros cinco deportes elige París, si mantiene estos o no. Es una filosofía distinta. Los Juegos se adaptan a los cambios de la propia sociedad y a las tendencias de la juventud con el deporte.

- ¿Existe el riesgo del gigantismo de los Juegos?

- Creo que es un problema que tenía el COI, pero que ya está bastante controlado. El número de deportistas está cerrado, 10.500, y a cada Federación Internacional y Comité Olímpico se le da una cuota máxima de la que no se puede pasar. Hay deportes en los que solo podemos llevar un deportista por categoría, y en otros como máximo tres. Eso está muy limitado.

- Los Juegos de Barcelona del 92 supusieron un gran impulso para la Ciudad Condal y la dieron a conocer internacionalmente. ¿Sigue siendo esta la consecuencia de las ciudades olímpicas?

- Para cualquier ciudad ser sede olímpica es una auténtica maravilla. A nivel de espectáculo, tener a los mejores deportistas del mundo durante dieciséis días en tu ciudad y poderlos ver en directo. Es un verdadero privilegio. Aparte, no olvidemos que todos los Juegos Olímpicos dejan un legado a la ciudad y que albergar esta competición genera miles y miles de puestos de trabajo y compras. Una villa olímpica alberga 18.000 personas. Es una cadena beneficiosa para todo el mundo. En Río, durante la celebración, visitaron la ciudad más de dos millones y medio de personas.

- Pero de Río se dice que las instalaciones han quedado abandonadas.

- No he vuelto a Río desde los Juegos, pero estoy convencido de que eso no es así. Otra cosa es que se reconviertan en instalaciones más sociales, y eso lleva un tiempo. El deporte está en auge y creo que estos espacios son muy demandados.

- ¿Cree que las instalaciones portátiles que usaron en Londres en determinadas pruebas pueden ser una buena opción para el futuro?

- Creo que son un total acierto. Cuando nuestro presidente Alejandro Blanco encabezó la candidatura para 2020 hizo un proyecto de unos Juegos Olímpicos espectaculares, en el que se usaría el 80% de las instalaciones que ya había en la ciudad sin hacer una inversión multimillonaria que luego quedara en nada. Lo que hizo Londres va en esa línea, aunque creo que lo más novedoso es lo que presentó Madrid. De hecho, el COI ahora dice que busca una candidatura como esta, que sea sostenible.

- De Gipuzkoa han salido grandes deportistas olímpicos como Abraham Olano, Maialen Chourraut o Iker Martínez y Xabi Fernández. ¿Cómo ve al territorio?

-El País Vasco ha sido siempre un vivero de grandes deportistas. El nivel es altísimo y todos los que estamos dentro del mundo de los Juegos Olímpicos lo reconocemos. Además, la grandeza del pueblo vasco ha sido tener a sus deportistas en grandes centros deportivos y grandes campeonatos, así como mantener sus propios deportes autóctonos como las traineras, los aizkolaris o la pelota. Esa es la riqueza.

La ficha

Cuándo
Mañana a las 19.30 horas.
Dónde
Auditorio del Aquarium.
Entrada libre
La asistencia es gratuita.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos