Europeo de atletismo

La 'Union Jack' vuela sobre Berlín

Hughes y Prescod, tras ganar el oro y la plata. /AFP
Hughes y Prescod, tras ganar el oro y la plata. / AFP

Zarnel Hughes y Dina Asher-Smith logran el doblete británico en los 100 metros y amenazan la hegemonía americana

MIGUEL OLMEDA

¿Quién dijo que en Europa no hay sitio para la velocidad? Tras décadas de dominio estadounidense en el sector de los esprints y una edad dorada de Jamaica, Reino Unido ha irrumpido con fuerza para quedarse en una modalidad todavía por explotar en el Viejo Continente.

Si ya en el Mundial de Londres de 2017 el equipo de la 'Union Jack' reventó los pronósticos superando a los Estados Unidos de Coleman y Gatlin y a la Jamaica del lesionado Usain Bolt en el relevo corto, el Europeo de Berlín no hace más que confirmar la sospecha: en las Islas se 'vuela', y muy alto.

Primero fue el turno de las mujeres. Dina Asher-Smith llegaba al campeonato con el récord británico 10.92 de 100 metros lisos en su poder y el reto de superar a la mítica Dafne Schippers tanto en la recta como en el doble hectómetro. Empezaba con los 100. Asher-Smith no sólo se paseó ante la holandesa, tercera, y la alemana Gina Lückenkemper (plusmarquista europea sub-23), segunda, sino que fulminó el crono. Lo detuvo en 10.85, un nuevo récord nacional que además es la novena mejor marca continental de la historia.

Acto seguido aparecieron sus compatriotas, multitud en la final masculina del hectómetro. Fueron tres porque la organización no permitía más un mismo país, y además la final llegaba descafeinada por la lesión del francés Jimmy Vicaut. El favorito, Zarnel Hughes, superó con 9.95, un nuevo récord de los Europeos, a Reece Prescod, la joven promesa de la velocidad británica, que cruzó la meta apenas una centésima después. El podio lo completó el jamaicano nacionalizado turco Jak Ali Harvey, que dejó con la miel en los labios al tercer inglés en discordia, Chijindu Ujah. Que tiemble el relevo.

Polonia, cantera de lanzamientos

Hablar de lanzamientos es hacerlo de la escuela polaca, un país que explota al máximo sus recursos cada campeonato en forma de medallas. En Berlín abrió el fuego con cuatro de una tacada, dos en el martillo y otras tantas en el martillo, todas en categoría masculina.

El primer doblete lo completaron en la jaula Wojciech Nowicki y Pawel Fajdek. Uno se colgó el oro con el único lanzamiento del concurso por encima de 80 metros (80.12) y el otro la plata con un nuevo récord nacional sub-23 (78.69). Sin más polacos en liza, el húngaro Bence Halász subió al tercer escalón del podio.

En el peso se siguió el mismo patrón. El favorito Michal Haratyk se llevó la victoria con un lanzamiento de 21.72 metros, el más largo en un Europeo desde 1986. Otro sub-23 de récord como Konrad Bukowiecki a punto estuvo de sorprenderle (21.66). El alemán David Storl, que se fue hasta 21.41 metros, no pudo brindar a su afición el que hubiera sido su cuarto oro consecutivo en un Campeonato de Europa.

 

Fotos

Vídeos