Herri Kirolak

Los nervios dejan a Goenatxo III sin marca

Goenatxo III, ayer tarde en pleno esfuerzo en Azkoitia. / J. SUDUPE
Goenatxo III, ayer tarde en pleno esfuerzo en Azkoitia. / J. SUDUPE

Levanta el cubo de 187,5 kilos, pero no puede con la rectangular de 225 kilos ayer tarde en el frontón de Azkoitia

Iñigo Goñi
IÑIGO GOÑI

Jon Unanue 'Goenatxo III' estaba preparado e ilusionado con el intento de marca, pero los nervios le jugaron una mala pasada en el frontón Gurea de Azkoitia. Ante numerosos aficionados, amigos y familiares intentó establecer una mejor marca con el cubo de 187,5 kilos y la rectangular de 225 kilos en una tanda de cinco minutos.

Su táctica era poder levantar primero el cubo de 15 arrobas y luego intentar igualar el cuadro de 18 arrobas, pero solo pudo levantar la cúbica. No pudo igualar la rectangular y se quedó sin marca. Una pena, ya que había preparado el intento con mimo pero así son los registros con las piedras grandes, cualquier pequeño contratiempo te deja sin poder igualar las piedras.

La intención de Goenatxo era poder levantar primero, cuando más chispa y fuerza se tiene, el cubo de 187,5 kilos, que pesaba menos pero que es una piedra más complicada de levantar. El plan era después poder levantar la mole de 225 kilos y en caso de tener fuerzas dar una tercera alzada o intentarlo al menos a una de las dos.

Era una táctica, como en todo, con las dos caras de la moneda. Por un lado, si se levantaba primero la difícil tenía medio camino recorrido, aunque por otra parte para la segunda tanda se quedaba desgastado. La otra opción era empezar con la teórica más fácil para después igualar la más dificultosa. Una táctica que también tenía sus pros y contras.

Al final eligió la primera y tras levantar el cubo se quedó muy agotado de fuerzas. Trató de igualar el cuadro, pero no pudo.