Montaña

Muere Xabier Erro, integrante de la primera expedición vasca que holló el Everest

Xabier Erro, en su casa en una imagen de archivo. /JOSE MARI LÓPEZ
Xabier Erro, en su casa en una imagen de archivo. / JOSE MARI LÓPEZ

El alpinista de Lesaka fue intervenido hace unos días de un tumor cerebral

MIGUEL ÁNGEL MATA

El alpinismo vasco está de luto. Xabier Erro (Lesaka, 1946), ha dejado huérfana a la familia mendizale con su fallecimiento el lunes en su casa de Hondarribia tras una larga enfermedad con la que ha estado luchando los últimos años pero ante la que finalmente no ha podido. Este navarro, profesor afincado desde hace décadas en la localidad guipuzcoana, «afable y extrovertido», será recordado por formar parte de la primera expedición vasca y del Estado capaz de alcanzar la cima del Everest, la montaña más alta el mundo, en un tiempo en que hollar esta cumbre era un auténtico reto lleno de dificultades.

Fue el 14 de mayo de 1980 cuando el grupo compuesto por doce alpinistas (Juan Ignacio Lorente, Martin Zabaleta, Juan Ramon Arrue, Ricardo Gallardo, Joxe Urbieta 'Takolo', Felipe Uriarte, Ángel Vallejo Rosen, Luis Maria Sáenz de Olazagoitia 'Petxu', Kike de Pablo, Emilio Hernando, Javier Garaioa y el propio Xabier Erro) consiguió lo que no había logrado 'Tximist', la primera expedición vasca que intentó llegar a la cima del mundo en 1974: colocar la ikurriña en el famoso trípode chino que allí se encuentra.

La mayor gloria se la llevó Martin Zabaleta, al convertirse, en compañía del sherpa Pasang Temba, en el primer montañero vasco y del Estado en coronar la cima del Everest. Fueron los únicos miembros de la expedición en lograr hacer cumbre. Pero como todo trabajo en equipo, el objetivo no habría sido posible sin la colaboración de todos.

Y en ese papel Erro tuvo un papel relevante: fue el primero en llegar al campo base y el último en abandonarlo. El montañero de Lesaka no pudo estar en el tramo final de la ascensión porque no formaba parte del grupo, ya que se iban turnando.

Pero el legado de Erro va mucho más allá que la citada ascensión. Apasionado aventurero, empezó a escalar a finales de los 50 y a mediados de los 70, en compañía de Zabaleta, recorrió Centro y Surámerica en coche, desde México hasta Tierra de Fuego, por los Andes, donde realizaron infinidad de ascensiones. Algunas de ellas vírgenes, como la del Nevado de Huaylas (Perú), y otras apenas transitadas, como la cumbre del Aconcagua por el filo Marmillod.

Con Juanito Oiarzabal

Precisamente el Aconcagua, adonde ascendió decenas de veces por su posterior condición de guía de expediciones, fue su segunda casa. Se convirtió en el primer navarro en hollar el techo de América el 18 de febrero de 1976, y fue de los primeros montañeros en alcanzar esa cima en invierno. Fue en 1983, junto a Lorente, Vallejo Rosen y un entonces apenas conocido Juanito Oiarzabal que encumbraba en Argentina su primera gran montaña.

Erro formó así parte de esa generación de montañeros que lograron los primeros hitos del alpinismo vasco y que sirvieron de enlace entre los precursores de este deporte en Euskadi y la última hornada de 'ochomilistas', con el propio Oiarzabal a la cabeza.

Como buen alpinista tiene su 'ochomil' en el bolsillo. En 1989 hizo cumbre en el Gasherbrum II (8.035 metros), en una expedición que acabó de forma fatídica por el fallecimiento en el descenso tras un resbalón de su compañero Antton Ibarguren.

El féretro de Xabier Erro estará instalado en el tanatorio del Bidasoa hasta las 17.15 de hoy.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos