Balonmano

Con pie y medio en la fase de grupos

El Bera Bera ha perdido frente a las húngaras. /BERA BERA
El Bera Bera ha perdido frente a las húngaras. / BERA BERA

El Super Amara deja la eliminatoria de la Copa EHF sentenciada tras arrollar al Dunaujvaros húngaro a domicilio

XABIER GALARTZA

El Super Amara Bera Bera tiene prácticamente puestos los dos pies en el novedoso formato en la Copa EHF de la fase de grupos que se disputará a partir de la siguiente ronda, tras arrollar a domicilio en el partido de ida de la Copa EHF al Dunaujvaros húngaro, equipo que alcanzó la final de la competición hace tres ediciones.

18 Dunaujvaros

Tomasevi; Klujber (3), Szekerczés (1), Sirian, Szalai (6), Ferenczy (1), Kazai (3) -equipo inicial-Csapo, Nick, Cifra, Grosch (2), Dombi (1), Bouti, Mihaly, Jovovic y Molnar (1)

26 Super Amara

Castellanos; Cardoso (4), Menéndez (8), Terés, Sans, Karsten (10), Da Silva (3) -titular- Renata Lais; Arrojeria (1), Arderius, Ezkurdia y Camejo.

Árbitros:
Nabokau y Kulik (Bielorrusia). Excluyeron a Cifra por Dunaújváros y Menéndez, Terés, Arrojeria por Super Amara
Marcador cada cinco minutos:
2-1, 4-4, 5-5, 6-7, 8-8, 11-12 (descanso), 12-14, 13-16, 13-19, 14-21, 17-24 y 18-26 (final).
Incidencias:
Partido disputado en Hungría.

Ahora el conjunto magiar tiene visos de abandonar la EHF por tercer año consecutivo en esta misma ronda, tras verse claramente superado por un entonado y ordenado Super Amara. Los ocho goles de renta que se trae el conjunto donostiarra de Hungría convierten el partido del próximo domingo que se jugará en el Gasca en una pura rutina. Sólo una hecatombe podría evitar la clasificación del Super Amara.

El partido quedó encarrilado en el tercer cuarto, después de cerrar una primera parte igualada (11-12), donde los dos equipos consiguieron únicamente abrir una máxima renta de dos goles. Tras la reanudación se produjo el definitivo despegue. Fue providencial el ajuste defensivo del Super Amara (su asignatura pendiente en la Liga) para dar un vuelco al partido. Ya de salida las magiares necesitaron casi cinco minutos para anotar su primer gol en esta segunda parte (12-15), aunque lo que produjo que el partido se decantara por completo de lado guipuzcoano fue el parcial de 0-6 que infligió al Dunaujvaros en los doce minutos que Renata Lais logró mantener su portería a cero. En ataque fueron determinantes el buen olfato y acierto de Elke Karsten y de Alba Menéndez.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos