Más deportes

Lydia Valentín y Carolina Marín, leyendas del deporte mundial

ydia Valentín y Carolina Marín, han sido las grandes embajadoras del deporte español en 2018/EFE
ydia Valentín y Carolina Marín, han sido las grandes embajadoras del deporte español en 2018 / EFE

Campeonas del mundo, por equipos en fútbol, el bronce europeo en baloncesto o los exitos en natación y atletismo, ensalzan otro año deportivo para enmarcar

AGENCIAS

Carolina Marín y Lydia Valentín, ambas campeonas del mundo en este 2018 al igual que la karateca Sandra Sánchez, han sido las grandes protagonistas del año que termina y que ha vuelto a ser formidable para un deporte femenino español que sigue creciendo, que cada día es más importante y cuyos resultados son un verdadero orgullo.

En un año de transición dentro del ciclo olímpico, sin Mundiales de Atletismo o Natación, los campeonatos continentales de esos dos deportes reclamaron sus tronos en los meses de julio y agosto. Sin embargo, el bádminton y la halterofilia sí llamaron a filas a las mejores del mundo y ahí volvieron a sacar su enorme talento dos de las grandes deportistas españolas de todos los tiempos, Carolina Marín y Lydia Valentín.

Carolina Marín, una leyenda

El éxito de Carolina Marín fue la confirmación de su legendaria figura. Tras un año y medio complicado después de su medalla de oro en Río 2016, el Mundial de este año se presentaba como una verdadera reválida y desde el primer momento demostró que su mejor versión había vuelto. En la ciudad china de Taikang su figura subió a los cielos y ya puede presumir de ser la mejor -o una de las mejores- jugadora de toda la historia del bádminton.

Sindhu Pusarla, una de las habituales rivales de referencia de Marín, presenció en directo la exhibición de la onubense en la gran final. Ese título mundial, el tercero de su carrera, se unía a su ya medalla de oro olímpica y a sus cuatro victorias en los Europeos. En los tres grandes eventos de su deporte, ha disputado ocho finales y ha levantado los ocho trofeos.

Otro estandarte del deporte femenino nacional es Lydia Valentín, a quien el tiempo va poniendo en su sitio poco a poco. En un deporte tristemente salpicado por el dopaje, la del Bierzo sigue agrandando su leyenda competición tras competición. Esta vez, en Asjabad (Turkmenistán), la medallista olímpica fue capaz de consagrarse con los oros en arrancada y total olímpico y el bronce en dos tiempos.

Y su reinado sigue vigente con Tokio 2020 en el horizonte, en la cita que supondrá su gran despedida por todo lo alto.

Sandra Sánchez, en Madrid y desde lo más alto del podio

Muy cerca de ellas está la meritoria Sandra Sánchez, quien junto a Damián Quintero, ha metido el kárate en nuestras vidas casi por arte de magia. Entre el empujón que ha tenido el deporte debido a su inclusión en el programa olímpico de Tokio 2020 y la grandeza de las dos figuras del kata nacional, todos sabemos bastante más de kárate en que en 2017.

Sandra, en un Wizink Center a reventar, consiguió proclamarse campeona del mundo enviando un mensaje a todo Japón. No irá a su capital de vacaciones. Y ya mira a los ojos a las grandes leyendas del panorama deportivo español.

Mireia Belmonte

Mireia Belmonte se ha tomado el 2018 con cierta tranquilidad para ir a por todas en 2019 y 2020. Entre esas está la nadadora badalonesa Mireia Belmonte, quien se ha tomado este 2018 con calma, a la espera de desatar su tormenta entre 2019 y 2020, donde tendrá dos competiciones impresionantes como el Mundial de Corea del Sur y los Juegos de Tokio. Con cuatro medallas olímpicas a sus espaldas y habiéndolo ganado todo, se puede permitir todos los lujos que considere con el único objetivo de que cuando compita, lo haga al máximo. Si hay una deportista fiable en España es ella.

A su sombra ha brillado la eterna Jessica Vall, que se colgó la plata en el Europeo de Glasgow y aunque no hizo olvidar a Belmonte, le puso una sonrisa a un deporte que no termina de arrancar en España. La natación, además, dejó la vuelta de Marina García a la alta competición y la retirada de Érika Villaécija, todo un referente para las jóvenes que vayan llegando por detrás.

El atletismo, protagonista en verano

Camino de convertirse en unas verdaderas estrellas ya se han puesto la marchadora María Pérez y la heptatleta María Vicente. Ambas han sido las grandes protagonistas femeninas para el atletismo. La primera se coronó como campeona de Europa en Berlín y la segunda sigue cosechando éxitos por allá por donde pisa. Brilló en el Europeo de su categoría y en los Juegos Olímpicos de la Juventud.

Y todo ello sin olvidar a la consagrada triplista Ana Peleteiro, medallista tanto en el Mundial de Pista Cubierta de Birmingham como en el Europeo de verano de Berlín. Ya compite cara a cara con las mejores del mundo.

Ana Carrasco, primera mujer campeona del mundo de motociclismo

En el mundo del motor, los dos nombres que han retumbado con más fuerza han sido los de la joven Ana Carrasco, primera piloto de la historia en convertirse en campeona del mundo en una categoría en la que compiten de forma conjunta hombres y mujeres, y el de la legendaria Laia Sanz, campeona por octava vez consecutiva de la prueba femenina de motos del Rally Dakar, en una de las ediciones más duras y exigentes de todos los llevados a cabo en Sudamérica.

En el circuito World Padel Tour, las gemelas Mapi y Majo Sánchez Alayeto han terminado el 2018 como números uno del mundo, sin embargo, los últimos torneos han dejado sobre la pista la sensación de que Marta Marrero y Alejandra Salazar acaban la temporada por encima suyo. El 2019 será apasionante.

Inolvidable Mundial sub-17

Y en los deportes de equipo, ha habido unas cuantas de cal y otras de arena. La mejor noticia ha venido de los equipos inferiores, con los éxitos de la selección sub-17, campeona del mundo y la sub-19, reinas de Europa. El fútbol femenino sigue creciendo a lo grande en España, con unas selecciones cada día más competitivas y un competición doméstica totalmente consolidada gracias al patrocinio de Iberdrola y la exigencia de los dos grandes, el Atlético de Madrid, campeón de liga, y el Fútbol Club Barcelona, campeón de copa.

Pero para crecimiento el del ciclismo femenino. En 2018 arrancó de forma oficial el equipo femenino de Movistar, llevando a la profesionalización de muchas ciclistas y abriendo un nuevo mercado para el deporte español. Además, tanto Eider Merino como Mavi García se consolidaron en una élite en la que ya estaban Ane Santesteban y Sheyla Gutiérrez.

El baloncesto femenino también disfrutó de un gran Mundial en casa, en Tenerife, donde las chicas de Lucas Mondelo volvieron a subir al podio acabando en una fantástica tercera posición, la misma que lograron las de waterpolo en las Piscinas Picornell de Barcelona y las RedSticks, que consiguieron su primera medalla mundialista de la historia.

Del waterpolo también merece remarcar el inolvidable éxito de las categorías inferiores, con las medallas de oro conseguidas en los Europeos júnior y el Mundial juvenil.

Irregular temporada de Garbiñe

Menos suerte han tenido las Guerreras, en un Europeo que salió todo en contra desde el primer momento. Tampoco fue el año del tenis femenino. Garbiñe Muguruza volvió a mostrarse inestable, nunca encontró su mejor versión y solamente pisó la segunda semana de Grand Slam en Roland Garros. El tenis también dejó un adiós significativo, el de Anabel Medina, que colgó la raqueta pero seguirá vinculada de mil formas al deporte de su vida.

En el deporte paralímpico, las nadadoras fueron las más destacadas, con Teresa Perales, Saray Gascón y Nuria Marqués a la cabeza, mientras que la halterófila Loida Zabala también volvió a brillar con intensidad.

El 2018 también ha estado marcado por el terrible asesinato a la joven golfista Celia Barquín.