Rugby

Polidori: «Llegar a semifinales de la Copa es un premio para los jugadores»

El técnico del Hernani, Patrick Polidori, anoche en Landare antes de dar inicio al entrenamiento./J.M. LÓPEZ
El técnico del Hernani, Patrick Polidori, anoche en Landare antes de dar inicio al entrenamiento. / J.M. LÓPEZ

El 20 de enero, 32 años después de su última presencia copera, el Hernani jugará un partido «para gozar», subraya su técnico, Patrick Polidori

Iñigo Goñi
IÑIGO GOÑIHERNANI.

Patrick Polidori era optimista al inicio de curso con las posibilidades del Hernani para la Copa del Rey. El sorteo quiso que jugaran en un grupo con La Vila y el Bizkaia Gernika y que el primer partido se jugara en Villajoyosa y el segundo en Landare ante los 'basurdes'. El tiempo le ha dado la razón y los hernaniarras disputarán la semifinal de Copa por primera vez desde que lo hicieran por última vez en 1986. Por aquel entonces el Hernani era uno de los gallos del rugby, en España, y había encadenado subcampeonatos de Liga entre 1979 y 1984.

La predicción del de Iparralde se ha cumplido. Los jugadores, el cuerpo técnico y la afición disfrutan de este momento. «Van a jugar un partido para gozar y no para sufrir. Para ellos será un momento bonito, donde solo deben preocuparse de disfrutar. Para los jugadores es un premio. Por primera vez estarán en la pelea por ganar un título, todo es positivo y beneficioso, ya que no hay presión por la victoria y llegar hasta ahí es un éxito para nosotros».

La esperada semifinal se jugará en una fecha muy señalada como es el 20 de enero, día de San Sebastián. Mientras redoblan los tambores en la capital guipuzcoana, el Hernani se estará jugando pasar o no a la final de la Copa del Rey, que disputará su final el 28 de abril. Estar ahí peleando el título sería un sueño para el Hernani. Pero, como afirma su entrenador, «soñar es gratis».

Al terminar el partido contra el Gernika, los jugadores hernaniarras estaban en una nube. «Hacía tiempo que nos les veía con una sonrisa tan grande. Estaban muy, muy contentos. Necesitaban un premio así, que se vean peleando por un objetivo tan ambicioso. La potencia física en el rugby quince es más importante y por fin han podido disfrutar de un premio que también los modestos pueden alcanzar».

Alcobendas y Barcelona son los rivales mejor situados para jugar la Copa con Hernani y El Salvador

Patrick Polidori da valor a las incorporaciones de Astarloa y Ternissien por lo que aportan al grupo

Polidori, que reside en Donostia, asegura que «es una pena que se juegue el día de la fiesta de San Sebastián, pero estamos encantados de jugarlo». Eso sí, aún se desconocen dos de los cuatro equipos implicados. El Hernani y el SilverStorm El Salvador ya están clasificados y faltan otros dos por dilucidar. El Sanitas Alcobendas y el FC Barcelona lo tienen encaminado, aunque les queda sellar el pase.

Al Barça, tras ganar al VRAC Quesos Entrepinares en la segunda jornada en el Pepe Rojo de Valladolid, le basta con ganar el 2 de diciembre al Complutense Cisneros en casa. Los madrileños perdieron 14-54 ante el VRAC y lo tienen casi imposible. El otro grupo está aún a falta de dos partidos. El Alcobendas ganó en Burgos y este fin de semana se miden la Santboiana y el Burgos en Sant Boi. La última jornada de este grupo se disputará también el 2 de diciembre y enfrentará al Alcobendas y a la Santboiana en Madrid. Si ganan los locales estarán clasificados.

A partido único y sorteo

Una vez que se conozcan los acompañantes del Hernani y El Salvador, se sortearán las semifinales, que se jugarán a partido único. El factor campo también lo resolverá el azar, por lo que Polidori incide en tener la suerte de cara. «Siendo realistas, si nos toca jugar contra Alcobendas o El Salvador, en su campo, sabemos que las opciones son mínimas. En el fútbol, por ejemplo, siempre vas a tener una opción, pero en el rugby no es así. Hay pocas opciones».

El técnico del Hernani desea que sea Landare donde se juegue la semifinal. «Con eso me conformo. Si jugamos en casa, le daría menos importancia a quién es el rival. En Landare no temo a nadie, el partido contra el mismo Quesos lo teníamos hecho. Ante nuestra afición dependemos más de nosotros que del rival».

Lo vienen demostrando en la primera vuelta de la Liga Heineken. Ganaron al Burgos y el domingo hicieron lo propio contra el Gernika. Perdieron de uno contra el VRAC, un partido que lo tenían en la mano, y los errores les condenaron en el estreno ante el Cisneros. «Lo importante es encontrar solución a los problemas y ante el Gernika los encontramos. Al principio no nos salía lo estudiado, pero se tuvo calma y se sacó el partido adelante».

Polidori es consciente de que si no tienen la posesión, los partidos se complican para su estilo de juego. «El domingo logramos retener el oval y después fuimos bastante efectivos. Sus puntos llegaron tras la primera touche que perdemos y nos ensayan. Entran por segunda vez en nuestro campo y hacemos un golpe en la primera fase que anotan. Eran diez puntos gratis. Si el apertura Frutos tiene espacio, es muy peligroso. Por tanto, cuando le apretamos más cerca no pudieron ganar el juego, evitamos el juego de su pieza más codiciada».

Recuperar los lesionados

El técnico sabe que muchas opciones para llegar a la final pasan por recuperar a los lesionados, y es optimista al respecto. «Genua estará disponible en tres semanas y creo que contra el Santander podrá jugar. También Pello Pérez, aunque Oier Garmendia necesitará más tiempo. Es importante recuperar gente, ya que el domingo no tenía suplentes para cubrir los puestos de nueve y diez por ejemplo. No había profundidad de banquillo». También da valor a las incorporaciones de Óscar Astarloa y Charles Ternissien. «Solo les tienes que dar unas pautas de estrategia, y punto. Conocen el juego mejor que nadie. Los otros jugadores están creciendo al lado de ellos». La aportación de ambos «es mejor que tener a un entrenador»

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos