Balonmano

Jacobo Cuétara no se fía del Teucro pese a la diferencia en la clasificación

Jacobo Cuétara, en una foto de archivo. /De la Hera
Jacobo Cuétara, en una foto de archivo. / De la Hera

«Nunca se sabe dónde va a estar el partido más difícil», ha asegurado el técnico del Bidasoa

EFE

El entrenador del Bidasoa-Irun, Jacobo Cuétara, no se fía del Condes de Albarei Teucro, al que su equipo visita el sábado en la vigesimosegunda jornada de la Liga Asobal, a pesar de los 19 puntos de diferencia entre los dos conjuntos.

El entrenador del conjunto fronterizo ha señalado, en rueda de prensa, que «nunca se sabe dónde va a estar el partido más difícil» y ha recordado que en esa cancha «el Ademar perdió, el Granollers ganó en los últimos cinco minutos y el Logroño no sacó diferencias hasta el tramo final».

Está reciente el empate cedido ante el Frigoríficos Cangas de Morrazo en Artaleku y en ese caso también la diferencia entre los dos equipos era grande, de 17 puntos. Cuétara es «consciente de la dificultad que entraña jugar en Pontevedra» y espera un partido «duro, trabado e igualado».

«Si estamos serios, consistentes y con eficacia de cara a gol y en portería, podríamos sacar unos goles de ventaja que nos darían tranquilidad. Pero creo que va a ser igualado», ha advertido.

Club del suscriptor

El entrenador ha señalado que su rival «lleva toda la semana preparando este partido y es muy consciente de lo importantes que son los partidos de casa».

En cambio el Bidasoa-Irun jugó el miércoles en Pamplona la vuelta de la eliminatoria de la Copa del Rey, que afrontaba con la ventaja de14 goles lograda una semana atrás en casa, que finalizó con una sensación agridulce por la derrota 31-24.

El entrenador asturiano reconoce que aunque contentos por la clasificación, el equipo está «en cierto modo decepcionado» por el nivel que dio en Pamplona.

«En la previa dije que íbamos a ir a intentar ganar pero no debió calar el mensaje. Me decepcionó la falta de tensión competitiva, aunque se pueda entender como lógica por la diferencia que teníamos pero había que haberlo evitado», ha lamentado.