Balonmano

Los hermanos Salinas, del Bidasoa-Irun, han hecho historia

B.O

No es fácil hacer historia en ningún ámbito de la vida, tampoco en el mundo del deporte. Y hay que tener bien calibrado el baremo de lo que significa hacer historia, pero lo cierto es que los hermanos Salinas, Rodrigo y Esteban, jugadores del Bidasoa-Irun, la han hecho en el Mundial con la selección de su país, Chile.

Y es que el combinado dirigido por el navarro Mateo Garralda, exjugador entre otros equipos del Teka, Barça o Portland San Antonio, ha conseguido los mejores resultados de su historia en el Campeonato del Mundo jugado en Alemania y Dinamarca.

Las cosas no empezaron nada bien para los chilenos, que debutaron contra Dinamarca y vieron cómo los daneses les pasaban por encima para ganarles 16-39. Pero lejos de venirse abajo, los hermanos Salinas y sus compañeros se levantaron tras el primer golpe y estuvieron peleando hasta el final por meterse en la Main Round. No lo lograron, pero sí ganaron, por primera vez, dos partidos en un Mundial.

En la segunda jornada se impusieron a Austria, entrenada por el exjugador del Bidasoa Patrekur Jóhannesson, 32-24. Posteriormente perdieron ante Túnez y Noruega y cerraron la fase de grupos imponiéndose a Arabia Saudí, 32-17. Su participación la completaron con otras dos derrotas en la Presidents Cup contra Catar y Macedonia y una decimosexta posición final, la mejor de su historia.

En el apartado individual, el lateral Rodrigo Salinas acabó el Mundial con 29 goles y un 59% de acierto, y el pivote Esteban Salinas, con 23 y un 61%.

 

Fotos

Vídeos