Balonmano

Gurutz Aginagalde: «Sueño con un Bidasoa de todos, un Bidasoa que nos haga sentir orgullo»

Gurutz Aginagalde posa en la calle Mayor de Irun, donde ayer empezó a trabajar como presidente del club./F. DE LA HERA
Gurutz Aginagalde posa en la calle Mayor de Irun, donde ayer empezó a trabajar como presidente del club. / F. DE LA HERA

El irundarra cerró el sábado su carrera como jugador para llevar las riendas del club que le vio nacer

Borja Olazabal
BORJA OLAZABALIRUN.

El sábado no le pudo salir mejor a Gurutz Aginagalde, el nuevo presidente del Club Deportivo Bidasoa. Mientras se estaban celebrando las elecciones a la presidencia, él se estaba jugando en Suiza con el Logroño el pase a la siguiente ronda de la EHF en su último partido como profesional. Los riojanos habían ganado por cuatro en la ida, pero a falta de cinco segundos para el final perdían por cuatro y el balón era para el Kadetten. Un gol más en contra y estarían fuera, pero el portero detuvo el último lanzamiento y dio la clasificación a los suyos. Al mismo tiempo, los socios del Bidasoa le estaban votando en mayoría. Con un 85% de participación, se hizo con el 65% de los votos.

Ayer mismo volvió de tierras suizas, llegó a las tres de la tarde a Loiu y para las cinco y media ya se estaba reuniendo con sus directivos para empezar a trabajar en favor del Bidasoa.

- Lo primero, ¡enhorabuena!

- Muchas gracias.

- No se me ocurre mejor manera para acabar con su carrera que como lo hizo...

- Se está hablando de esa ultima parada, pero estoy mucho más satisfecho de todo el partido. Entré cuando las cosas iban mal, poco a poco alentando a los compañeros de que se podía conseguir... El trabajo importante estuvo en todos los minutos anteriores, aunque esa parada fuera lo más visible. Estoy feliz porque ha sido un broche de oro acabar la carrera dejando al equipo en Europa.

- Y ahora a dejar el chándal y ponerse camisa, es el nuevo presidente del Bidasoa. ¿Qué tal está?

- La verdad es que estoy muy contento por varias razones. Lo primero, porque hemos trabajado muchísimo durante los últimos meses y porque ese trabajo ha calado en los socios del Bidasoa. Sabíamos que estando el equipo segundo iba a ser difícil que el socio pudiera valorar hacer cambios, pero hemos conseguido que nuestro proyecto les llegue. Y también estoy muy contento por la gran participación que hubo. Que fueran a votar el 85% de los socios es una pasada. Significa que el Bidasoa está vivo, interesa y genera ilusión. Que hayamos salido respaldados con una participación tan grande, es muy importante.

- ¿Cómo ha sido ese trabajo durante la campaña? ¿Qué objetivos se habían marcado?

- Nuestro objetivo no era ganar y ya está, era hacer el mejor proyecto para el Bidasoa. Hacer un proyecto importante que aglutinara todo; lo deportivo, lo económico, lo social... Queríamos abrirnos también al resto de la provincia, ser un proyecto muy redondo. Durante este tiempo me he reunido con gente que había dejado de ser socia para saber qué había pasado, con otra para ver qué necesita Irun... El objetivo era hacer un buen trabajo y confiaba que teniendo un proyecto importante, al final llegaría el resultado. Ha llegado y estoy muy satisfecho, no solo por ganar, que hace mucha ilusión, sino por el proyecto.

- Y ahora que han conseguido ganar, ¿qué?

- Estoy volviendo de Zúrich y ahora mismo (en referencia a la tarde de ayer) tengo la primera reunión con mi grupo de trabajo para empezar a tomar decisiones y determinar cuál va a ser la hoja de ruta de los próximos días. Y desde el inicio de la semana ya tengo reuniones para empezar a trabajar para el club.

«Estoy muy satisfecho no solo por haber ganado, sino por el proyecto que tenemos para el club»

- Sí es verdad que parece que tienen trabajo adelantado. La semana pasada, por ejemplo, anunciaron un patrocinador.

- Así es, tenemos cosas adelantadas. Llevamos tres meses trabajando con el tema financiero, hablando con empresas... Ya hemos cerrado el patrocinio de GO fit y tenemos alguna otra cosa cerrada, pero faltan reuniones importantes que tendrán lugar las próximas semanas para poder confirmar esos patrocinios. Estas empresas necesitaban que estuviéramos dentro para seguir con las conversaciones, así que vamos a seguir en esa línea para ampliar el abanico de colaboradores.

- Durante la campaña han hablado mucho del patrocinio privado, pero supongo que el trato con las instituciones es indispensable.

- Para nosotros la relación con las instituciones es importantísima, pero lo que tenemos que tener claro es que las instituciones deben tener otras formas de ayudar al Bidasoa que no sea la ayuda económica directa. En Irun, por ejemplo, tenemos problemas de instalaciones y tenemos que trabajar para solucionarlo. Hay que liberar al Ayuntamiento y a la Diputación de la obligación de dar y dar y que puedan así aportar de diferentes maneras. Nosotros queremos generar recursos privados para que la economía del club sea más sostenible y las instituciones nos ayuden en otros aspectos.

- También tendrán que hablar con los técnicos, los jugadores...

- Espero poder hablar con Jacobo Cuétara cuanto antes para dar tranquilidad y normalidad a la situación. Lo mejor que le podemos hacer al equipo es transmitir confianza para que siga trabajando como lo está haciendo hasta ahora. Y lo mismo con la cantera, que todos estén tranquilos porque no habrá cambios a mitad de temporada. Tenemos siete meses por delante para poder hablar y poner en común diferentes aspectos. Para ciertas cosas es perjudicial que la entrada haya sido a mitad de temporada, pero para otras nos permite estar más tranquilos.

- ¿Se marca algún objetivo como presidente?

- El objetivo tiene que ser que ese paso adelante que ha dado el primer equipo lo dé toda la estructura del club. El primer equipo lo está haciendo muy bien y tenemos que aprovecharlo para fortalecer las bases, recuperar conversaciones con equipos de Gipuzkoa, quitar deuda, conseguir recursos privados... queremos un club más solido y potente. Que el club vaya por detrás del camino que ha abierto el primer equipo. No queremos que estar arriba sea algo puntual, si no que sea sostenible en el tiempo.

- ¿Y sueña con algo?

- La verdad que tengo sentimientos contradictorios. Somos conscientes de que el Bidasoa es un club de elite, de rendimiento, con lo que puedes soñar con que el primer equipo consiga cotas importantes, pero a nivel personal pienso que es más importante que crezca el club y que todo Irun y Gipuzkoa se sienta orgullosa e identificada con el Bidasoa. Sueño con un Bidasoa de todos, que nos haga sentir orgullo.

«Me haría mucha ilusión ver a Julen vestido de amarillo y vamos a trabajar para que sea posible»

- Ha jugado en el Bidasoa y en el Logroño, debutó con la selección en Irun, se retira tras una gran carrera convertido en presidente de su club... ¿Le ha quedado algo por el camino?

- Mi hermano Julen y yo siempre hemos dicho que nos hubiera gustado acabar juntos en el Bidasoa, lo hemos dicho desde que hace 14 años me fui yo, y no va a poder ser. Esa espina me va a quedar, pero la vida nos ha dado la oportunidad de que podamos juntarnos él como jugador y yo como presidente. Sabemos lo difícil que es fichar a un jugador de su nivel, pero me haría mucha ilusión y vamos a trabajar a tope para que sea posible. Cambio sin duda no haber jugado con él por verle a Julen vestido de amarillo.

 

Fotos

Vídeos