Golf

El caddie guipuzcoano Pello Iguarán, muy cerca de la chaqueta en Augusta

Francesco Molinari y Pello Iguaran. /AFP
Francesco Molinari y Pello Iguaran. / AFP

La posibilidad de que un guipuzcoano, en este caso un caddie, triunfara en Augusta estuvo viva hasta los hoyos 12 y 15 de la cuarta y última ronda cuando Francesco Molinari visitó el agua sin poder mantener los dos golpes de ventaja con los que partía. La bola del turinés acabó en el agua en el hoyo 12 y el golpe desde la zona de dropaje no llegó a green obligándole a chipear para embocar en su sexto golpe. Un birdie en el 17, el tercero del día, y el par del 18 certificaban los 277 golpes (-11) con los que alcanzaba el empate en quinta posición. Molinari, al que respalda el guipuzcoano Pello Iguarán desde 2015, salió líder en solitario en la última jornada y después de hacer 43 hoyos consecutivos sin bogey. Rompió ese ritmo en el hoyo 12. Y en el 15, el escenario de tantos dramas y tanta gloria, la cuerda se terminó de romper. Se fue al 'rough' de salida. Quiso buscar el green, pero la cabeza del palo se enredó en la hierba larga y, además, la bola tocó en una rama antes de caer al fondo de Rae's Creek. «Aprenderé de mis errores», confesaba Molinari al acabar el torneo. Ganador del British en el último año, ha tenido una oportunidad quizás irrepetible de ganar en Augusta.