Gipuzkoa se escribe con 'B' de balonmano

Las donostiarras llevan muchos años peleando por todos los títulos y los irundarras han vuelto por sus fueros

Alba Menéndez, Iker Serrano, Adriana Cardoso y Jon Azkue arman el brazo ayer en San Sebastián. Sus equipos pasan por un excelente momento / Mikel Fraile
BORJA OLAZABAL

Con 'B' de balonmano. Con 'B' de Super Amara Bera Bera. Y con 'B' de Bidasoa-Irun. Gipuzkoa. El deporte del 40x20 está arrojando esta temporada unos resultados que hacía demasiado tiempo no se veían. Últimamente entraba dentro de lo normal que las donostiarras estuvieran peleando, no solo por la zona alta de la clasificación, si no también por todos los títulos que se ponen en juego. Pero es que este curso los bidasotarras se han sumado con un gran inicio de temporada que les ha llevado, tras ocho jornadas, a la segunda posición de la Liga Asobal.

Es casualidad, además, que los dos equipos hayan sumado hasta el momento once puntos. Los irundarras en ocho encuentros, mientras que las de Bidebieta lo han hecho en siete partidos. El equipo entrenado por Imanol Álvarez está un puesto más abajo que el Bidasoa, es tercero, pero está empatado con el líder de la Liga Iberdrola, que a día de hoy es el Atlético Guardés.

Sea como fuere, y marque lo que marque la clasificación, lo que está claro es que el balonmano está de moda en Gipuzkoa y que el Super Amara Bera Bera y el Bidasoa-Irun están llamados a hacer cosas importantes esta campaña. Las de azul siguen teniendo en mente ganar la liga, la Copa y seguir adelante en la EHF (este fin de semana juegan la ida de la última eliminatoria previa a la fase de grupos en Hungría contra el Dunaújvárosi Kohász), mientras que los amarillos sueñan con seguir arriba para clasificarse para la Copa Asobal, alcanzar la final a ocho de la Copa del Rey y, por qué no, luchar hasta el final por los puestos europeos.

Para hablar de la buena marcha de Super Amara Bera Bera y Bidasoa-Irun, nada mejor que una charla con dos integrantes de cada equipo. En Bidebieta, ayer, antes de la última sesión previa al choque de hoy de las donostiarras contra el Granollers, reunimos a la capitana Alba Menéndez y a la máxima goleadora Adriana Cardoso con el capitán Iker Serrano y con el jugador que más años seguidos lleva jugando en la primera plantilla bidasotarra, Jon Azkue (a pesar de tener solo 24).

En buena línea

Iker Serrano el más veterano de la tertulia, toma la palabra para explicar que «estamos muy contentos con la posición que tenemos en la tabla, vamos segundos y eso es algo que no había pasado hace mucho tiempo. Es síntoma de que las cosas se están haciendo bien. Ellas también están haciendo un gran año, pero eso es habitual, nosotros no estamos tan acostumbrados».

El Super Amara sí se ha visto más veces en esta situación, aunque lo cierto es que este año la liga está mucho más igualada. Alba Menéndez cuenta que «antes de empezar la liga ya se veía que iba a ser un campeonato muy apretado, estamos muchos equipos en muy pocos puntos y va a estar todo muy igualado. Vamos a tener que luchar todos los partidos para conseguir los puntos si queremos estar en la parte alta de la clasificación. Tenemos claro el objetivo, que es ganar la liga, y para eso hay que estar arriba desde el principio. Ojalá fuéramos primeras todos los días, pero sabemos que este año no va a ser así y que tendremos que luchar mucho».

Buen parte de culpa en la marcha del equipo donostiarra la tiene Adriana Cardoso, que sale a más de seis goles por partido. «Estoy marcando muchos goles, pero lo importante es ayudar al equipo. Yo estoy contenta porque mis goles son buenos para el equipo».

Al igual que la brasileña, Jon Azkue está siendo importante para su equipo, de hecho, es el segundo máximo realizador del Bidasoa. El oriotarra relata que «sabíamos que teníamos buen bloque, pero no podíamos imaginar que íbamos a estar segundos a estas alturas de la competición. Además, hay que subrayar que ya hemos jugado contra casi todos los que están en la parte alta de la clasificación y estamos muy esperanzados para que la temporada siga en la misma dirección. En defensa estamos haciendo muy buenos partidos y la confianza que te da sacar choques complicados dan mucho. Entras en una rueda en la que te vas creyendo que puedes ganar cualquier partido».

Objetivos ambiciosos

La buena marcha de los dos equipos da para fijar objetivos ambiciosos. En el Bera Bera, Cardoso tiene claro que «el objetivo en cada partido es ganar. Ya hemos ganado la Supercopa y queremos ganar también la liga y la Copa de la Reina. Y también queremos hacerlo bien en la EHF. Tenemos ahora una eliminatoria muy dura y queremos seguir adelante, pero sabemos que va a ser complicado». Y la zarauztarra Menéndez advierte que «todos nuestros rivales se han reforzado bien y cualquiera puede ganar a cualquiera. Como nos despistemos, la podemos liar».

En el Bidasoa no miran tan alto, no aspiran a ganar títulos, pero la Copa Asobal (a la que van los cuatro primeros al término de la primera vuelta) o la final a ocho de la Copa del Rey saben a éxito. «Cuando llegué al Bidasoa no me podía hacer a la idea de hasta dónde podíamos llegar. Hace dos temporadas estuvimos en la final a ocho, ahora tenemos en el horizonte la Copa Asobal y vamos a pelear por ello», dice Azkue.

Su capitán es cauto e indica que «para la Copa Asobal todavía quedan siete partidos y no queremos hacer cuentas, pero está claro que tenemos nuestras opciones. Seguir en la parte alta de la clasificación es difícil, aunque pensábamos lo mismo después de tres jornadas y ahí seguimos. Seguro que vendrán momentos complicados, pero estamos haciendo un buen trabajo, estamos en línea ascendente y esperemos que dure lo máximo posible».

Lo que sí quiere dejar claro Serrano es que «lo bueno de todo esto es que no paramos de mirar la clasificación y eso nos hace ir con una sonrisa a cada entrenamiento».

Aplausos mutuos

De lo que no hay duda es que Gipuzkoa debe estar orgullosa de cómo marcha su balonmano y en el Bera Bera y en el Bidasoa se lanzan aplausos mutuos. Alba y Adriana, que se suelen dejar ver por Artaleku, apuntan que «nos han dicho que cuando vamos siempre ganan, así que somos un poco talismán. Es bonito ver equipos guipuzcoanos ahí arriba y les deseamos toda la suerte». A lo que los bidasotarras responden con otro halago, «es un orgullo para todos los que jugamos a balonmano que haya equipos como el Bera Bera, que están luchando por todo, y les deseamos mucha suerte». Solo se les puede pedir una cosa, que sigan igual.

Además

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos