EUROPEO FEMENINO

La endeblez defensiva condena a las guerreras

La endeblez defensiva condena a las guerreras

Tras caer ante Hungría, España iniciará sin ningún punto la segunda fase, en la que se cruzará con Alemania, Rumanía y Noruega, tres potencias

EFE MADRID.

La selección española femenina de balonmano accederá a la segunda fase del Europeo de Francia con cero puntos en su casillero, tras caer anoche 32-26 ante Hungría, en un encuentro en el que el conjunto dirigido por Carlos Viver, carente de la más mínima solidez defensiva, se vio abocado desde el principio a una contundente derrota.

32 HUNGRÍA

Kiss; Lukacs (4), Kovacs (3), Planeta (8, 6p), Meszaros (1), Kovacsiscs (3) y Schatzl (5) -equipo inicial- Biro (ps), Tovizi (-), Szalai (-), Orban (-), Palos-Bognar (1), Kazai (-), Hafra (5), Szabo (-) y Toth (2).

26 ESPAÑA

Castellanos; Carmen Martín (6, 3p), Mireya González (3), Alicia Fernández (2), Pena (2), Sole López (5, 1p) y Ainhoa Hernández (3) -equipo inicial- Navarro (ps), Arderius (1), Cesáreo (-), Jennifer Gutiérrez (-), Paula García (-), Lara González (-), Ana Isabel Martínez (-), Almudena Rodríguez (2) y Valdivia (2).

Marcador cada cinco minutos:
3-2, 5-5, 9-7, 12-8, 14-11 y 19-14 (descanso); 21-15, 25-17, 28-18, 30-20, 31-23 y 32-26 (final).
Árbitros:
Mosorinski y Pandzic (Serbia). Excluyeron por dos minutos a Tovizi (2), Planeta y Szabo, por Hungría; y a Cesáreo y Paula García, por España.

Como si todavía siguiese anclada en el doloroso resultado encajado el lunes ante Holanda, a las guerreras les costó un mundo meterse de lleno en el partido, especialmente en defensa, donde España apenas recordó al agresivo equipo de las dos primeras jornadas.

Todo un problema para las guerreras, que necesitan que los encuentros se muevan con el marcador lo más bajo posible, «en torno a los veinte goles» como cifró Viver antes del inicio del Europeo, para aumentar sus posibilidades de victoria. Cifra que ya se antojaba casi una quimera con los cuatro tantos (4-2) que España encajó en los cinco primeros minutos de juego.

Esa dinámica condenaba casi irremediablemente al equipo español, equipo español, que arrancará mañana ante Alemania la segunda fase del torneo con cero puntos en su casillero. Todo un problema ya que se medirá también a dos potencias como Rumanía y Noruega. El combinado de Viver necesita acabar lo más alto posible en este Europeo para acercarse a los preolímpicos de acceso a los Juegos Olímpicos de Tokio.

 

Fotos

Vídeos