Actividades subacuáticas

Eduardo Blasco, doble o nada

Eduardo Blasco antes de un entrenamiento. /dv
Eduardo Blasco antes de un entrenamiento. / dv

El deportista guipuzcoano volverá en 2019 a intentar nuevamente ser competitivo internacionalmente en dos disciplinas distintas

Ana Vega
ANA VEGA

El donostiarra Eduardo Blasco, que este año ha competido en los mundiales de dos disciplinas acuáticas pero distintas (natación con aletas y salvamento y socorrismo) lejos de pensar en descansar, vuelve a apostar todo a un doble o nada. A pesar de la dureza de intentar competir en dos deportes distintos, Blasco sigue empeñado en demostrar que él puede con todo. El donostiarra reconoce que no está con la confianza con la que arrancó 2018, «venía de tener muy buenos resultados y la verdad es que el Mundial de Serbia de Aletas me dejó tocado y el Mundial de Salvamento tampoco ha sido que se diga excepcional pero lo cierto es que voy a seguir intentándolo».

El pasado fin de semana volvía a la competición, mejor dicho, a las competiciones porque el sábado estuvo en Córdoba en una toma de tiempos de la FEDAS y el domingo en Guadalajara en el primer evento de la Copa de España de Salvamento y Socorrismo, casi nada.

En la toma de tiempos Blasco logró un primer puesto en 100 en un segundo en 50 pero señala que todos los participantes se quedaron muy lejos de las mínimas requeridas para clasificarse autománticamente para los Europeos de aletas del año que viene. «La natación con aletas podría convertirse en deporte olímpico en 2024 así que imagino que por eso la federación ha rebajado las mínimas y todos nos hemos quedado muy lejos. Ahora mismo son unos tiempos demenciales. Lograr una mínima casi te aseguraría un puesto en la final». A pesar de la dificultad de las marcas Blasco no lo ve imposible. Mi récord de España está por debajo de esos tiempos pero claro, debería volver a esa mejor versión de mí mismo para lograrlo. En marzo hay una nueva posibilisdad para lograr las mínmias y los campeonatos son en julio. Le queda medio año al donostiarra para saber si logrará meterse una vez más entre los mejores nadadores de Europa de Natación Aletas.

Y por si fuera poco, el domingo estuvo en Guadalajara en la Copa de España de Salvamento y Socorrismo. Todo esto poco más de un mes de haber vuelto del Mundial de esta modalidad. Eduardo Blasco reconoce que está cansado y que no sabe hasta dónde puede llegar. «No me atrevo a descansar. Hasta ahora me ha funcionado entrenar en las dos disciplinas así que en 2019 voy a seguir intentándolo. El objetivo es que me seleccionen en las dos modalidades. Vamos a ir paso a paso a ver qué sale».

 

Fotos

Vídeos