Natación

Un año intenso para Eduardo Blasco

El donostiarra Eduardo Blasco, en la fila de arriba, cuarto por la derecha, junto al resto de la selección española en el Mundial de natación con Aletas celebrado en Belgrado en julio. /
El donostiarra Eduardo Blasco, en la fila de arriba, cuarto por la derecha, junto al resto de la selección española en el Mundial de natación con Aletas celebrado en Belgrado en julio.

El donostiarra, que no pudo brillar en el Mundial de Natación con Aletas, se toma un breve descanso antes de preparar los Mundiales de Salvamento y Socorrismo

Ana Vega
ANA VEGA

«No me molesta no haber llegado a las finales pero sí el hecho de no haber podido demostrar hasta dónde puedo llegar». Son las palabras de Eduardo Blasco, nadador donostiarra que este año tiene el duro objetivo de participar en los mundiales de dos disciplinas distintas: el de Natación con Aletas y el de Salvamento y Socorrismo.

El Mundial de Aletas tuvo lugar el pasado mes de julio en Belgrado. Eduardo Blasco sabía que no estaba en su mejor momento ya que llegaba directo de su participación en la Copa de Europa de Salvamento y Socorrismo pero no descartaba entrar en las finales y poder repetir el resultado del anterior mundial (Grecia, 2016) donde logró un bronce. No pudo ser. El donostiarra no logró pasar a la final en ninguna de las dos pruebas en las que participaba. «Había gente muy buena, mucho nadador olímpico y cualquier error se paga», resume el nadador sabedor de que en las competiciones de alto nivel «el peligro está en no correr en las eliminatorias» y quedarse sin finales. Blasco reconoce que es un deportista que rinde mejor por las tardes ya que es cuando está acostumbrado a entrenar pero se niega a ponerlo como excusa. «La seleccionadora me ha animado mucho. Me ha dicho que no me preocupe, que todavía soy joven (23 años) y que ahora mismo están pensando en hacer un buen equipo a largo plazo teniendo en cuenta que el deporte será olímpico en 2024».

Los resultados en los relevos (un quinto y un séptimo puesto) quitaron algo de hierro a la actuación del donostiarra que además casi no tiene tiempo para respirar ya que a finales de año tendrá lugar en Australia el mundial de la otra disciplina que practica, Salvamento y Socorrismo. Eso sí, con calma. «Los médicos me han aconsejado que pare un poco, que descanse y que en septiembre vuelva a los entrenamientos porque si no, puede que no llegue y yo quiero llegar como sea». Los Campeonatos del Mundo de Salvamento y Socorrismo tendrán lugar en Australia. «Son como un premio y todo el mundo quiere ir así que hay que entrenar fuerte para hacerlo lo mejor que se pueda», resume Blasco.

El donostiarra tiene claro que quiere seguir practicando las dos modalidades y se niega a elegir una de las dos. Lo que sí que considera es que a partir del próximo año «elegiré mejor las competiciones. Este año está siendo muy intenso y quizás me he pasado compitiendo. A partir de ahora intentaré ser más selectivo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos