Rugby

Cien mujeres y un balón oval

Las jugadores del Bera Bera y el Ordizia pelean por hacerse con el oval en el reciente partido jugado en el Miniestadio. / PEDRO MARTÍNEZ
Las jugadores del Bera Bera y el Ordizia pelean por hacerse con el oval en el reciente partido jugado en el Miniestadio. / PEDRO MARTÍNEZ

El torneo Kote Olaizola de rugby femenino llega para quedarse | Urkiola, Gorbea, Txindoki y Urbasa, como así se han bautizado los equipos con más de 130 jugadoras, participarán en esta cita que se jugará el sábado 10 en Landare

BENITO URRABURU SAN SEBASTIÁN.

Como no podía ser de otra manera, el rugby femenino tendrá una presencia importante en Gipuzkoa aprovechando el encuentro que enfrentará a Estados Unidos y Samoa el sábado día 10 a partir de las 18.30 horas en el estadio de Anoeta.

La primera edición del torneo Kote Olaizola se jugará ese mismo día a partir de las 11.30 de la mañana en los campos de Landare, en Hernani, que de forma desinteresada no sólo ha cedido sus terrenos de juego sino que también acogerá el tercer tiempo después de los encuentros que reunirán a unas 130 mujeres y más de 160 personas.

Ainhoa Pérez, delegada del Bera Bera femenino, ha sido la encargada de sacar adelante el Torneo Kote Olaizola. «Queremos que tenga continuidad en el futuro. Tras dar varias vueltas al formato con el que íbamos a jugar decidimos que todos los equipos vascos se englobarían en cuatro equipos con nombres de montes, buscando que participen el mayor número de mujeres posible», explica.

El equipo Urkiola estará formado por jugadoras de Getxo, Gernika y Universitario de Bilbao. El equipo Gorbea lo integrarán jugadoras del Gaztedi, Eibar y Durango. El Txindoki lo compondrán jugadoras del Bera Bera, Ordizia y Hernani, y finalmente el Urbasa estará formado por jugadoras de La Única y la Rioja. A priori, el bloque más fuerte debe de ser el Urkiola.

«Antes del inicio del Torneo se jugará un partido de la Liga Vasca de rugby entre el Durango y el Hernani, que no tenían margen para poder aplazarlo. La Federación Vasca ha suspendido todas las competiciones, algo que agradecemos puesto que de esta forma el torneo podrá contar con las mejores jugadoras de Euskadi. El Hernani nos ha dejado los campos y se encargará del tercer tiempo y los árbitros los pondrá la federación guipuzcoana», explica Pérez.

El torneo lleva el nombre de Kote Olaizola, quien fuera jugador del Atlético San Sebastián, entrenador, directivo y jugador del Bera Bera de rugby, además de entrenador de baloncesto, y director de deportes de la Diputación Foral de Gipuzkoa, entre otros muchos cargos, políticos y deportivos, que contribuyó de una forma decisiva a que el rugby de alto nivel aterrizase en San Sebastián.

Fue el primero que vio el impacto que suponía este deporte cuando jugaban grandes equipos, no sólo deportivamente, sino en otros apartados como el económico para las ciudades que acogían partidos de alto nivel.

El equipo ganador, en Anoeta

«Todas las jugadoras que participen en el torneo podrán entrar a Anoeta para presenciar el Estados Unidos-Samoa. Es una forma de agradecer su participación. El equipo ganador recogerá su trofeo en el intermedio del partido. Tratamos de que el rugby femenino adquiera visibilidad y en un futuro no descartamos abrir el torneo a equipos de Iparralde», comenta Pérez, que se inició en el rugby como delegada del Bera Bera en el equipo señor de Liga Vasca, para acabar en el quince de la División de Honor en 2007. También fue delegada de los Korsarios de la liga Super Ibérica, antes de meterse de lleno en el proyecto del equipo femenino.

«Habrá dos grupos en el torneo, y luego los mejores jugarán entre ellos para decidir el ganador. Hemos invitado a los once equipos que juegan la Liga Vasca, que poco a poco va subiendo de nivel». Bera Bera lleva tres años con el equipo femenino y el nivel va subiendo poco a poco en Euskadi: «Eibar tiene dos jugadoras, una de ellas ejerce también de entrenadora, y ha jugado con las All Blacks -las mejores del mundo a nivel femenino-. Getxo también cuenta con una jugadora neozelandesa y son el equipo más fuerte. En Bera Bera contamos con 30 jugadoras y esperamos que esa cifra siga creciendo poco a poco».

El despegue de este deporte entre las mujeres parece imparable y en Hernani se podrá ver lo mejor que tenemos en Euskadi.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos