Bádminton

Carolina Marín vence a la número tres del mundo en su primera victoria tras su lesión

EFEMADRID.

Carolina Marín venció ayer a la japonesa Nozomi Okuhara, número 3 del mundo, en la primera ronda del Abierto de China, por 21-16 y 21-18 en 46 minutos de partido. Hace una semana, la onubense reapareció en el torneo de Vietnam y aunque su rival, la tailandesa Supanida Katethong, era en principio accesible, perdió. La jugadora declaró que estaba «bastante decepcionada, aunque contenta por las sensaciones de la rodilla».

Ahora en China, torneo Super 1000 de máxima categoría, ha logrado la primera victoria tras su lesión. Vencer a la número 3 del mundo en primera ronda es todo un pasaporte hacia el lugar donde solo pueden estar los mejores, aunque seguro que todavía tiene altibajos lógicos en su juego producto de la larga inactividad competitiva. En octavos de final se medirá con la estadounidense Beiwen Zhang.