Balonmano

El Bidasoa-Irun muestra su autoridad en la Euskal Kopa

El Bidasoa-Irun celebra la Euskal Kopa/CD Bidasoa
El Bidasoa-Irun celebra la Euskal Kopa / CD Bidasoa

Los irundarras se proclaman campeones tras imponerse en la final al Amenabar Zauratz por 19-33

O.T

El Bidasoa-Irun se ha proclamado este miércoles campeón de la Euskal Kopa en la final disputada en el polideportivo Hondartza de Hondarribia tras imponerse con autoridad al Amenabar Zarautz, 19-33. El resultado deja patente la diferencia de categoría entre los dos equipos, los irundarras son los segundos de la Liga Asobal y los zarautztarras decimoterceros de la División de Honor 'B', pero ambos conjuntos ofrecieron un buen espectáculo a los asistentes, que estuvieron cerca de llenar el pabellón.

Como viene siendo habitual en los enfrentamientos entre estos dos conjuntos, el Amenabar Zarautz saltó a la cancha sin complejos y pudo mantener el tipo hasta pasado el minuto veinte de la primera parte. El marcador mostraba ventajas mínimas para los zarautztarras, que fueron por delante hasta el 5-4. Pero a partir de ahí el poderío de los de Irun se empezó a notar y la balanza se desequilibró hacia el lado amarillo.

Un gol de Kauldi sirvió para que el Bidasoa pusiera por primera vez un +3 en el partido, 7-10, aunque Amilibia, uno de los jóvenes valores del Amenabar, recortó distancias con un golazo desde nueve metros. Esa fue la última vez que la diferencia fue corta.

Con el 10-13 una exclusión hizo daño al Zarautz, que vio como la final se le iba de manera casi definitiva en los últimos minutos de la primera parte, que finalmente acabó con un claro 10-16.

19 Amenabar Zarutz

Ballesteros (p.), Ander Atorrasagasti (5), Agirrezabalaga, Azpitarte (1), Iraeta (2), Olaizola, Goenaga –siete inicial-, Ostolaza (p.s.), Etxaniz (1), Beristain (3), Josu Atorrasagasti, Jiménez, Amilibia (1), Zubeldia (2) y Etxeberria (1).

33 Bidasoa-Irun

Rangel (p.), Zabala (1), Kauldi (5), Esteban Salinas (3), De la Salud (3), Renaud (1), Rodrigo Salinas (4) –siete inicial-, Ledo (p.s.), Cavero (3), Aldaba (4), Serrano (2), Barthe (3), Tesoriere y Seri (4).

Árbitros
Ansoleaga e Izquierdo. Excluyeron por el Zarautz a Jiménez y Zubeldia y por el Bidasoa a Renaud
marcador cada cinco minutos
2-3, 5-5, 6-7, 8-10, 10-14, 10-16 (descanso); 11-21, 13-23, 14-26, 16-27, 18-32, 19-33
incidencias
Final de la Euskal Kopa disputada en Hondartza Kiroldegia de Hondarribia. El Zarautz ejerció como local. Casi lleno, cerca de 600 espectadores. Kauldi Odriozola fue elegido como mejor jugador de la final.

Dominio tras el descanso

A la vuelta de los vestuarios el Bidasoa metió una marcha más en defensa para desnivelar por completo el encuentro e ir ampliando la ventaja hasta llevarla a los quince goles con el 18-33. El partido acabó con un tanto zarautzatarra para el 19-33 definitivo.

La de ayer fue la quinta Euskal Kopa consecutiva para el Bidasoa-Irun, que ha ganado nueve en total. Con el título en la mano, el equipo irundarra piensa desde ya en el duelo del domingo (12.00, Artaleku) contra el Guadalajara, en el que quiere dejar casi sentenciado su pase a Europa, mientras que el Amenabar Zarautz se mide el sábado (19.30, Aritzbatalde) al Novas con la permanencia en juego.