Balonmano

El Bidasoa gana y acaricia la Copa Asobal

Rodrigo Salinas, que lanza a portería, marcó ayer siete goles contra el Guadalajara./F. de la Hera
Rodrigo Salinas, que lanza a portería, marcó ayer siete goles contra el Guadalajara. / F. de la Hera

Los irundarras se imponen al Guadalajara en un partido que no se resuelve hasta el final y dan un paso de gigante hacia la Copa Asobal

BORJA OLAZABAL

Al poco de terminar el partido en el David Santamaría de Guadalajara recibí un mensaje vía 'whatssap'. Era mi madre, que me decía 'Al aita casi le da algo con el Bidasoa'. Le respondí que a mí también. ¡Como para no! Y es que los irundarras consiguieron este sábado en su visita a tierras alcarreñas una victoria de infarto tras un partido, como se suele decir, no apto para cardiacos. En sesenta minutos de balonmano se vieron 61 goles y el duelo no se resolvió hasta las dos últimas jugadas. Cuando peor lo tenía el cuadro amarillo, machacado con las exclusiones en el tramo final, llegó la mejor de las noticias.

Rodrigo Salinas, que este sábado fue el mejor atacante del Bidasoa con siete goles, tomó la responsabilidad para marcar el 30-31 a veinte segundos del final. César Montes, el entrenador local, paró el partido con un tiempo muerto para preparar el último ataque de su equipo. No lo hizo mal el Guadalajara y el balón le llegó hasta el extremo izquierdo, desde donde Mellado saltó para empatar. Pero ahí estaba Rangel Luan, que se mantuvo firme para detener el lanzamiento e impedir que el marcador volviera a moverse.

La celebración, lógicamente, fue de locos. Los jugadores sabían que habían hecho algo grande. Habían dado un paso casi definitivo hacia la Copa Asobal, que la disputarán los cuatro primeros clasificados al término de la primera vuelta. Con los dos puntos sumados este sábado, el Bidasoa-Irun se mantiene en solitario en segunda posición con diecisiete. Por detrás aparecen el Granollers y el Ademar, empatados con quince, y quinto y sexto son el Logroño y el Huesca, con catorce.

Rodrigo Salinas marcó el 30-31 a falta de veinte segundos y Rangel detuvo el último lanzamiento

Es decir, a falta de tres jornadas, los irundarras tienen tres puntos de renta sobre el quinto. Y el miércoles en Artaleku, en el próximo partido, el rival será el Alcobendas, que es penúltimo. Está en la mano.

Buen inicio

La victoria de este sábado llegó gracias al trabajo realizado desde el principio hasta el final. No hubo tiempo para la relajación. Ni un solo minuto. Los irundarras entraron al partido muy concentrados, con ganas de dominar en el marcador. De la Salud hizo el 0-1 y se ayudó de Rodrigo Salinas para realizar un 'fly' que puso el 1-2. Poco después Zabala marcó a la contra el 1-3 y también en rápida transición hizo Kauldi el 4-7.

El Bidasoa empezaba poniendo tierra de por medio, pero tres goles en este deporte no son nada. Los locales, con un sensacional Hombrados en portería -no pasan los años para J- metieron un parcial de 3-0 para devolver las tablas al luminoso y el partido se mantuvo igualado hasta el final de la primera parte, a la que se llegó con 13-13.

30 Quabit Guadalajara

Hombrados (11 paradas), Parra (1 gol), Paredes (8), Víctor Vigo (7), Celada, Moya (4, 1 de penalti), García (7, 3 p.) -siete inicial- Eceolaza, Mellado (1), Serradilla, Sanz (1), Fuentes, Niewrzawa, Gallardo (1).

31 Bidasoa-Irun

Rangel (10 paradas), Zabala (2), Renaud (3), De la Salud (2), Rodrigo Salinas (7), Kauldi (5), Esteban Salinas (1) -siete inicial- Ledo (7 paradas), Cavero (4, 2 p.), Aldaba (1), Serrano (3), Barthe (2), Tesoriere, Seri (1).

marcador cada cinco minutos
1-3, 4-5, 7-7, 8-8, 11-11, 13-13 (descanso) 16-18, 20-20, 23-22, 26-25, 27-29, 30-31
árbitros
Merino y Colmenero. Excluyeron a los locales Serradilla (2), García y Paredes. Y a los irundarras Esteban Salinas, Paco (2), Seri y Tesoriere.
incidencias
1.200 espectadores en el pabellón David Santamaría.

Hombrados no estaba siendo el único acertado bajo palos. Aunque las estadísticas de la Asobal no le anotaran ninguna parada, mucha culpa de que el Guadalajara no tomara ventaja la tuvo Xoan Ledo, que detuvo tres penaltis en la primera parte.

En la reanudación pasó algo que no se había visto en toda la temporada. La defensa bidasotarra no conseguía frenar el ataque rival y el partido se convirtió en un peligroso intercambio de goles. Vigo y Paredes estaban destrozando el 6:0 amarillo y el Guadalajara consiguió ponerse dos arriba, 25-23. Aun quedaban doce minutos y los irundarras pudieron remontar y ganar.

Los de amarillo son segundos en solitario y tienen tres puntos de renta sobre el quinto

Con uno menos

La dupla arbitral pudo condicionar el resultado, pero sus decisiones no influyeron. Sí fue decisivo el cambio defensivo que estableció Jacobo Cuétara, que colocó a Kauldi en el avanzado para nublar a la ofensiva local. Aldaba empató (26-26) y Barthe y Seri marcaron para poner el 26-28. Rodrigo Salinas volvió a colocar dos arriba al Bidasoa, 27-29, y entonces aparecieron los colegiados.

Excluyeron a Esteban Salinas a cuatro del final y a Paco Barthe a 1:30. Ambas, más que rigurosas. El Guadalajara aprovechó la superioridad para empatar tras la segunda de las exclusiones. 30-30 y el Bidasoa con un jugador menos hasta el final. Pintaba negro, pero este Bidasoa es mucho equipo. Ya saben cómo acabó el partido. Con ese final de infarto anteriormente relatado. Con esa victoria de mérito a domicilio. Con esos dos puntos que dejan más cerca que nunca el sueño de la Copa Asobal.

«Sumar un punto era bueno, pero sacar dos es oro»

Jacobo Cuétara comentó tras la victoria en Guadalajara que «sumar un punto hubiera sido bueno, pero haber logrado los dos es oro. Ganar fuera es un subidón, seguimos segundos, le sacamos dos puntos al tercero y más de un partido al quinto. Hemos ganado un partido difícil y le tenemos que dar mucho valor a lo conseguido».

Del desarrollo del choque explicó que «la igualdad ha sido máxima en un partido en el que solo hemos estado cómodos en defensa en los últimos minutos. Pero ahí es donde se deciden los partidos, hemos llegado algo más frescos y hemos tenido ese acierto necesario a pesar de las exclusiones. Creo que el cambio al 5:1 en defensa ha sido clave, les ha empezado a quemar el balón y cuando parecía que se iban, hemos remontado».

De las dos últimas jugadas destacó que «queríamos conseguir un lanzamiento y hemos tenido la suerte de que haya entrado. Y luego hemos defendido muy bien en inferioridad. Les hemos obligado a jugar con el extremo y Rangel ha hecho una parada de vídeo. Sabíamos cómo lanzaba Mellado en esas situaciones y hemos ganado».

 

Fotos

Vídeos