Herri kirolak

Arria V, preparado para el desafío de mañana en Tolosa

Arria V, preparado para el desafío de mañana en Tolosa

Iñigo Goñi
IÑIGO GOÑI SAN SEBASTIÁN.

Cuando los relojes mañana marquen las 9.00 horas comenzará el espectáculo de Xabier Orbegozo 'Arria V' en la plaza de toros de Azpeitia. Un desafío a la antigua usanza que hoy en día solo Arria V puede afrontar con garantías. No se puede encontrar en nuestras tierras y en otras latitudes del globo a nadie que pueda enfrentarse a cortar cuarenta troncos kanaerdikos y a correr por el monte 26 kilómetros y además sea capaz de bajar de las cinco horas.

Ese tipo de pruebas fueron perdiendo fuerza y a partir de los años 90 solo Arria V se ha atrevido a inscribir su nombre entre los grandes. Y mañana se medirá a un desafío que nunca antes se ha realizado. La apuesta más larga de la historia de los herri kirolak se disputó el 23 de enero de 1983, en la plaza de toros de Tolosa a Miel Mindegia y Jose Mari Mendizabal. Ganó la apuesta de dos millones de pesetas Mendizabal que empleó un tiempo de 4 horas y 12 minutos, diecisiete minutos menos que su rival.

6.000 euros de premio

En el mismo escenario aterrizará Arria V a eso de las 13.00 horas, después de cortar 20 kanaerdikos en la plaza de toros de Azpeitia unas horas antes, y recorrer 26 kilómetros que separan las dos localidades cruzando el monte Hernio a algo más de 1.000 metros de altitud y donde tendrá que volver a cortar otros 20 kanaerdikos. Si las previsiones no son erróneas debe rondar las cuatro horas y medio de trabajo.

Se espera lluvia y eso puede dificultar la labor corriendo, aunque ha tratado de buscar la mejor madera posible para completar el trabajo. Excavaciones Peru le otorgará un premio de 6.000 euros si consigue bajar de las cinco horas y diez minutos. Para lograrlo será importante dosificar esfuerzos y llevar un control de las fuerzas, aunque es difícil vigilar los impulsos en trabajos tan dispares muscularmente.