Surf

Aitor Francesena, a revalidar el título mundial

Aitor Francesena posa con su tabla ayer antes de salir a coger olas en la playa de Zarautz./MÓNICA RIVERO
Aitor Francesena posa con su tabla ayer antes de salir a coger olas en la playa de Zarautz. / MÓNICA RIVERO

El zarauztarra participará en el campeonato de surf adaptado del 12 al 16 de diciembre en La Jolla, donde venció en 2016

Macarena Tejada
MACARENA TEJADASAN SEBASTIÁN.

Ha llegado el momento. Apenas quedan dos semanas para la cita más esperada del zarauztarra Aitor Francesena, el Mundial de Surf Adaptado de La Jolla (California), que este año será entre los días 12 y 16 de diciembre.

El surfista ciego, conocido como 'Gallo', participará en el campeonato internacional con la intención de «revalidar el título de 2016», cuando se proclamó campeón del mundo de surf adaptado en la categoría de invidentes también en La Jolla. «Me haría muchísima ilusión volver a ganar», subraya.

Con este objetivo en mente, Francesena viaja este domingo a Panamá «para entrenarme todo lo que pueda» hasta que empiece el mundial. «Allí estaré diez días con mi nuevo caddy, Pablo Solar, que vive en Canarias», explica. La idea es clara: «Poder estar el máximo tiempo posible con Pablo para coordinarnos. Hace falta que vayamos en la misma rueda para que todo salga bien».

«Solo ganarás si eres capaz de surfear con todo tipo de material y condiciones»

Y, además de la conexión con su caddy, la preparación previa llevada a cabo por Francesena durante estos meses es esencial. 'Gallo' lleva «todo el año trabajando en esta competición». Por eso, reflexiona, «creo que voy bien preparado. Tengo muy buen material y físicamente estoy en mi mejor momento». Unos meses atrás sufrió dolores en la cadera, pero, afortunadamente, «ya estoy recuperado».

El material y el físico

Pero, ¿qué hace un surfista para sacar su mejor versión en el mar? El secreto no solo está en el agua. «Es muy importante tener el mejor material posible. Si esto es esencial para cualquier surfista, imagínate para una persona ciega. Además, cada deportista necesita un tipo de tabla diferente», cuenta antes de salir a coger unas olas en Zarautz. «El aspecto físico también hay que cuidarlo, como en cualquier otro deporte», añade.

«Voy bien preparado. Tengo muy buena tabla y estoy en mi mejor momento»

«Hay que estar fuerte y ser rápido», entre otras cosas. Para no fallar en lo que a resistencia se refiere, Francesena monta en bici, nada en la piscina y sale a correr siempre que puede. Sin olvidarse de surfear «con todo tipo de olas y todo tipo de condiciones meteorológicas».

El zarauztarra se pone serio en este aspecto. Considera que quien quiera ganar un Campeonato del Mundo de Surf, bien sea adaptado o no, ha tenido que surfear en todo tipo de circunstancias. Con viento, sin viento, con calor, con lluvia, sin olas, con un gran oleaje... Todo. «Solo si eres capaz de surfear con todo tipo de condiciones y material vas a ser el campeón del mundo», sentencia.

En este sentido, sobre la Jolla, lugar que conoce muy bien, cuenta que es «un sitio precioso y maravilloso, pero con una ola muy compleja y cambiante». «La arena se mueve y la playa cambia. Estas olas complican mucho el surf. Entre que no ves y lo rápidas que son las olas, a veces no te da tiempo de sentirlas», comenta.

Rivales complicados

En el Campeonato del Mundo se medirá a grandes surfistas. Cada año participan alrededor de ocho deportistas en cada categoría, uno por selección. Francesena admite que los rivales no se lo van a poner fácil». Para él lo ideal sería que «nos salieran las preferencias, que es como se compite ahora. Eso sería maravilloso». Con este modo de competición, explica, «los rivales no pueden tomar la ola que tú cojas».

¿Por qué es esto tan importante para 'Gallo'? «Porque en California hay muy pocas buenas olas y la elección de ellas cuenta mucho». Francesena solo piensa en montarse en el avión, surfear y poder revalidar el título. Ya solo faltan quince días para disfrutar viéndole galopar sobre las olas.

 

Fotos

Vídeos