Golf

Adrián Otaegui: «No me impresiona cruzarme con Tiger en el vestuario»

Otaegui, en los vestuarios del campo de Bellerive. / J. M. ORTIZAS

El donostiarra disputa a partir de hoy el PGA Championship, el primer 'major' de su carrera, al lado de todas las figuras

José Manuel Cortizas
JOSÉ MANUEL CORTIZASSAN LUIS.

Son las siete de la mañana y en el club Bellerive de San Luis (EE UU) hay actividad desde casi una hora antes. Ha amanecido despejado, con 26 grados y una humedad irrespirable. Toca seguir descubriendo los secretos de un campo que quedará grabado a fuego en las entrañas de Adrián Otaegui (San Sebastián, 1992). Porque es aquí donde hoy a las 20.43 horas descerrajará en el tee del 1 el golpe que le hará debutar en un 'Major', el PGA Championship, junto a Brendan Steele y Kevin Na.

- Aquí no está cualquiera...

- Estoy muy contento, claro. Es vivir una experiencia nueva para mí. Me gusta todo lo que veo.

- ¿En qué se nota que es un 'Major'?

- A nivel de jugadores, ya conozco a muchos. Es algo que tampoco me afecta. No me impresiona cruzarme con uno u otro en el vestuario. A Tiger ya le he visto muchas veces. Sí llama la atención la cantidad de gente que hay en el campo desde el lunes viendo las vueltas de entrenamiento, cómo viven los americanos el golf. Nada más llegar el domingo al coche, enciendo la radio y suena la emisora del PGA Tour. Me han dicho que la tienda es una barbaridad de grande.

- Les brindan trato de estrellas.

- Sí, llegas al aeropuerto y te dan un coche. Te lo hacen todo muy fácil. Tienes una plaza de aparcamiento personalizada. Son detalles, chorradas, que no te cambian la vida, pero significan que al jugador le tratan infinitamente bien. Todo son facilidades, todo a lo grande.

- Llama la atención que se muestre tan frío ante un evento así.

- Algo nuevo para mí, supone a la vez un pasito más en mi camino, que es largo. Queda muchísimo por recorrer. Es ilusionante.

- ¿Ese camino conduce a estar aquí de continuo?

- Sí. Me queda muchísima carrera, espero. Me gustaría estar a menudo en el Circuito Americano, disputar estos 'Majors'. Para eso hay que seguir subiendo en el ránking mundial, meterte en el Top 50 y con invitaciones sacar la tarjeta. Tengo que seguir evolucionando.

- El Adrián que no aún no era 'pirata', ¿con qué soñaba de niño?

- Con ser el mejor jugador del mundo. Desde pequeño me ha ayudado la familia. Sobre todo mi padre, que se ha roto la cabeza intentando buscar lo mejor para mí. Jugar y ganar 'Majors', Ryder Cup... Esos eran mis sueños. Siempre he tenido claro que quería dedicarme al golf.

- ¿Le parece más difícil lo recorrido o lo que le espera?

- Era más difícil, impensable, llegar hasta aquí. Cuando te formas, son años en los que pueden pasar muchas cosas. Ahora, con 25 y mi trayectoria, jugando el PGA, se puede decir que voy bien encarrilado.

«Conocí a Olazabal con 5 años y hasta los 12 le llamaba para felicitarle todas las navidades»

«Tengo dos peñas, la de mis amigos en Donostia y otra en Dubái, donde paso todo el invierno»

- Ha ido a Anoeta menos de lo que quisiera...

- No te creas. De pequeño no era muy futbolero. Me gustaba, pero no era de ver todos los partidos. Ahora me gusta más porque tengo amigos relacionados con la Real. Cuando puedo, aprovecho para ir.

- Cuando se quita el uniforme de trabajo aparece el Adrián que compone y graba canciones.

- Siempre me ha gustado cantar. De pequeño íbamos en el coche y me sabía todas las canciones. Tengo esa facilidad. Escucho una canción dos veces y la memorizo. Para otras cosas, mi memoria es malísima...

- Espero que no para memorizar los hoyos...

- No, los campos de golf se me dan muy bien. Para nombres de gente que he visto por primera vez, sin embargo, malísimo. Para canciones, dos veces y me la sé. También de pequeño me sabía todas las marcas de los coches.

- ¿Lo de su vena de compositor tendrá continuidad?

- Sí, aunque este último año no he hecho nada. No es algo a lo que me obligue. Lo hago porque me gusta. Seguro que si me da la vena habrá más canciones.

- Algunos de los vídeos que sube a las redes sociales pasarían más de un casting.

- Los grabo para divertirme. Mis amigos me conocen y saben lo payaso que soy a veces.

- ¿Olazabal es su referente?

- Sí. Le conocí cuando tenía cuatro o cinco años, en el entretiempo en que ganó los dos Masters. Para mí y mucha gente, era lo más del golf. Recuerdo la primera vez que le vi. Solía ir a La Corniche (Urrugne) a una cancha a pegar bolas y un día fue José Mari con Ander Martínez. El que llevaba la cancha llamó a mi padre y vino al cole. Me sacó (carcajada) diciendo al profe que había una urgencia y me llevó a verle pegar bolas. Luego las pegué yo, él me miraba. Imagino que me diría cuatro cosas y nos sacamos unas fotos. Desde los cinco años tenía la costumbre de coger el teléfono y llamarle a casa en Navidad. Siempre contestaba su madre. Cuando se ponía él, le decía que quería felicitarle las navidades. Lo hice desde los cinco a los diez o doce años. Supongo que le haría gracia.

- Fue a su casa cuando ganó el segundo Masters...

- Fui con mi padre a darle la enhorabuena. Me abrió su madre, me senté a su lado en el sofá y su madre me dio un Toblerone (carcajada). Para mí eso fue... Me sentó a gloria. Cuando me hice profesional, coincidí con él en el Circuito Europeo. Este invierno jugué dos o tres veces con él en Francia.

- Otaegui, el tercer mosquetero vasco que llega a un 'Grande' tras el propio Olazabal y Jon Rahm...

- En Euskadi es más difícil porque el golf no tiene la tradición de otros deportes. Estoy muy orgulloso por ello.

- Tiene dos peñas...

- Parezco de Bilbao, a lo grande (ríe). Irán de la mano y en breve se abrirá su web. La primera surgió el año pasado en Donostia con mis amigos cuando gané mi primer torneo. Se enteraron los de Dubái y no quisieron ser menos.

- ¿Por qué en Dubái?

- Vivo allí, soy residente. Paso allí todo el invierno. Es idóneo para entrenarme. Los campos en invierno están muy bien, el clima es perfecto y entre enero y marzo jugamos muchos torneos entre Oriente Medio, Asia y Sudáfrica. A la hora de volar, estás ya a mitad de camino.

- ¿Ha probado a meterse en el circuito de F1 con un deportivo?

- Lo tengo pendiente porque me invitaron a hacerlo en Abu Dabi pero tenía un torneo. Lo haré porque me encantan los coches y conducir.

- Rematemos con el PGA. ¿Un resultado que le satisfaga?

- No me conformo con nada. Quiero aprender, tener una buena semana. No pienso en la clasificación. Ganar en golf no siempre es quedar primero. Puedes acabar satisfecho con lo que has hecho. Me gustaría un Top 10, pero priorizo cómo me sienta en el campo y si he dominado todas las partes del juego.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos