Biarritz y Baiona aceleran su fusión

Jugada del partido Baiona-Biarritz en 2014 en Anoeta./
Jugada del partido Baiona-Biarritz en 2014 en Anoeta.

Crearán un único club vasco en segunda división desde la próxima temporada, con 15 millones de presupuesto

BENITO URRABURUSAN SEBASTIÁN.

Desmentidos, amenazas personales, críticas fuera de tono, problemas económicos, confirmación de que la próxima temporada habrá una estructura profesional en la segunda división francesa... Pero a la hora de la verdad, por encima de sentimientos de las dos aficiones y de intereses de todo tipo, la cuestión económica es la que ha hecho avanzar la fusión entre Baiona y Biarritz buscando un solo equipo vasco en la segunda categoría del rugby profesional francés.

Falta conocer cómo se llamará el equipo, pero los componentes de las dos directivas, los accionistas y todos los que tienen que conocer el proyecto ya lo saben.

Los datos

Nueva sociedad anónima. Se creará una nueva sociedad anónima a partes iguales entre Baiona y Biarritz, con paridad en todos los apartados y un presupuesto inicial de 15 millones de euros.
Campo. Se jugarían cinco partidos en cada estadio y se sacarían otros cinco a San Sebastián, Bilbao u otras ciudades. El equipo que quiere tener más presencia a este lado de la muga.

Se comenta que Biarritz tiene un déficit de 1,8 millones de euros de la presente temporada y Baiona se ha ido a los 2,2. Su subsistencia a nivel económico es imposible y salvo que todo se radicalize la fusión irá hacia delante.

Lo primero que harán es crear una nueva sociedad anónima deportiva, con un capital a partes iguales, es decir 50% por parte de Biarritz y 50% por parte de Baiona. Habrá una paridad total en el consejo de administración, la presidencia y la dirección del club.

¿En que campo jugarán? La mitad de los partidos en el Jean Dauger (Baiona) y la otra mitad en Aguilera (Biarritz), además de cinco deslocalizaciones en San Sebastián, Bilbao y alguna otra localidad de este lado de la muga. Porque lo que tienen claro es que el club que salga de esa unión pretenden que adquiere unas raíces importantes aquí, a todos los niveles, además de con todos los clubes de Iparralde.

Se creará un nuevo centro de formación y y un equipo promesas, pero tanto Biarritz como Baiona mantendrán sus bases e incluso se baraja la posibilidad de que tengan equipos en la Federal 1. En las reuniones que han mantenido ha quedado claro que si unen sus fuerzas es por una cuestión económica. Los dos equipos están en pérdidas y el ente que controla las finanzas de los equipos en Francia es muy riguroso: si no cumplen les descienden automáticamente de categoría como pasó hace años con Montauban o Bourgoin. Baiona no ha encontrado está temporada una firma comercial que poner en su camiseta. Han buscado empresas patrocinadoras para determinados encuentros concretos.

El nuevo club que surja lo haría con un presupuesto de quince millones de euros, el segundo más fuerte de la Pro 2, por debajo de Lyon, que quiere volver a subir como sea y manejará más dinero. Hay que recordar que esta temporada que acaba de finalizar, Biarritz se ha movido en torno a los 11,7 millones de euros y Baiona, en 15,7.

De lo que nadie duda es de que con el paso de los años el poder económico de los dos equipos ha ido bajando de una forma importante en un rugby en el que cada vez se mueve más dinero por parte de seis o siete equipos. Biarritz fue a inicios de 2000 triple campeón de Francia y finalista de la Copa de Europa. Baiona llevaba once años desde que subió al Top 14 y nunca ha disputado la Copa de Europa. Jugadores como Rokocoko, Monribot, Ugalde, Sebastién Rouet, medió melé de la selección española, o Bustos Moyano seguirían en el nuevo proyecto junto a Pato Noriega como entrenador.

 

Fotos

Vídeos