Un ferry llamado Jaime Caballero

Jaime Caballero, en su medio, el agua. /
Jaime Caballero, en su medio, el agua.

El ultrafondista donostiarra nadará de la Península a Baleares por la Esclerosis Lateral Amiotrófica

ANA VEGA

No hay verano sin reto de Jaime Caballero, si el año pasado se convirtió en el primer nadador español en cruzar ida y vuelta el Canal de la Mancha, este año se ha decidido por un destino más cercano, el Mediterráneo. Eso sí, el objetivo sigue siendo el mismo, dar visibilidad a la enfermedad de la ELA (Esclerosis Lateral Amiotrófica) a través de 'Siempre Adelante', la asociación que preside y con la que pretende recaudar fondos.

El próximo mes de agosto nadará las más de 50 millas de distancia (aproximadamente 90 kilómetros en línea recta) que hay entre la península e Ibiza sin ninguna ayuda externa como traje de neopreno o similar. Más o menos el recorrido que hacen los ferrys que lleva a las islas a miles de turistas cada verano. La idea es partir el 12 de agosto desde Jávea y se estima que el donostiarra estará en el agua entre 24 y 40 horas hasta llegar a Ibiza sin descanso. La duración de la prueba dependerá como siempre de factores como el estado del mar, el viento o las medudas. Según señala el nadador, la alta salinidad del mediterráneo y su temperatura harán que sea una dura prueba ya que provocarán que se deshidrate con falicidad. Esta será junto con la travesía que nadó desde Bilbao hasta San Sebastián en 2009, en la que empleó 27 horas , la más larga de su palmarés.

Un palmarés que por otra parte, asusta. Además del Canal de La Mancha, también ha cruzado las gélidas aguas del lago Ness y en abril de 2012 consiguió ser el primer español en completar la triple corona al cruzar el Canal de Santa Catalina, que junto con el Canal de La Mancha y la vuelta a Manhattan componen el referente en la natación de larga distancia en aguas abiertas.

La preparación para este próximo reto está siendo larga y dura. Jaime Caballero ha entrenado en piscina durante el invierno pero hace meses que se pasó al mar para realizar entrenamientos largos. Entre las distancias que ha recorrido destaca un Donostia-Pasaia-Donostia o un Donostia-Getaria. También ha realizado dos travesías en la ría entre Santurtzi y Bilbao. Además recientemente el nadador donostiarra se desplazó a las islas Baleares para entrenar e ir aclimatándose a las condiciones que se encontrará durante su próximo reto. En las últimas diez semanas Jaime ha nadado la friolera de 788.000 metros.

Un barman de renombre

El piloto Ander Vilariño, doble campeón de la Nascar Europea, será uno de los acompañantes de Jaime Caballero en su próximo reto. Vilariño y Caballero se han conocido a raiz de la afición del piloto por las travesías de aguas abiertas y ha accedido a formar parte del equipo que acompañará al nadador. Junto con Vilariño irá otro piragüista más que, en relevos de 2 o 3 horas, serán los encargados de asisitir a Jaime Caballero con el avituallamiento.

El barco guía que servirá de soporte logístico irá capitaneado por el regatista Agustin Zulueta y en el mismo viajará también el doctor Iñaki Arratibel. El estado de salud en el que Jaime Caballero finalizó la travesía del Canal de La Mancha (tuvo que ser hospitalizado) ha aconsejado su presencia. También asistirán dos jueces de la Federación de Natación de la Comunidad Valenciana con el objetivo de homologar la prueba. El nadador donostiarra asegura que no hay registrada oficialmente ninguna travesía de estas condiciones por lo que podría convertirse en el primer nadador en conseguirlo.

Desde la Asociación Siempre Adelante se lanzará el reto económico de conseguir 9.000¤ durante la travesía de Jaime Caballero para financiar la compra de tres 'Magic Eyes', unos dispositivos de ojos con los que los afectados pueden comunicarse a través de un ordenador. Varios afectados de ELA se trasladarán desde Coruña para vivir de cerca este reto y apoyar al nadador.