Nely Carla, la bombardera de las 'Guerreras'

Nely Carla posa en las calles de Lasarte en su último día en casa. El sábado vuela a Río./
Nely Carla posa en las calles de Lasarte en su último día en casa. El sábado vuela a Río.

La donostiarra participará en sus segundos Juegos con el reto de pelear por una nueva medalla. «Ya lo logramos en Londres 2012. ¿Por qué no repetir?»

ÁLVARO VICENTE

No ha sido un año fácil para ella, desde luego nunca lo es si el equipo francés en el que juegas desaparece por insolvencia a mitad de temporada, pero Nely Carla (San Sebastián, 1983) ha logrado sobreponerse para terminar siendo una de las quince convocadas por Jorge Dueñas para participar en los Juegos.

Algo tendrá que ver que haya sido una de las jugadoras destacadas del equipo francés al que llegó con la temporada en marcha -el Brest que juega en la Segunda división- y que contra todo pronóstico ganó la Copa de Francia al gran favorito, el Toulon, en un partido disputado en el Estadio Bercy de París ante 10.000 espectadores. «El equipo en el que empecé la temporada desapareció y pude encontrar acomodo en el Brest. Lo que empezó mal, ha terminado de maravilla, ganando títulos y siendo convocada para los Juegos», relata la jugadora. Tan bien lo ha hecho que se ha ganado un nuevo contrato de dos años en el Chambray Touraine, por lo que seguirá en Francia como era su deseo. «Empecé a buscar una salida en el extranjero, recibí ofertas de Hungría y Dinamarca, pero finalmente me salió la propuesta de Chambray y no dudé. Voy a tener la oportunidad de demostrar que soy una buena jugadora».

Nacida en el populoso barrio de Bidebieta, hija de un emigrante de Cabo Verde que vino a Gipuzkoa siendo un chaval, Nely Carla ha recorrido las pistas de balonmano con una progresión espectacular. «Empecé jugando en mi barrio, en Bidebieta y luego pasé al Bera Bera. Estuve un año en el Cementos valenciano, cinco temporadas en el Itxako, dos en Le Havre francés... Y ahora voy a por mis segundos Juegos Olímpicos».

Nely Carla

perfil

DNI. Nació el 2 de julio de 1983 en San Sebastián. Tiene 33 años.

Altura y peso. 1,79 metros y 78 kilogramos.

Trayectoria: Bera Bera (2001-2004), La Union Ribarroja (2004-2005), Itxako (2005-2010), Le Havre (2010-2012), Fleury (2012-2014), Mios-Biganos (2014-noviembre 2015), Brest (enero 2016-junio 2016).

Internacional: 112 partidos.

Palmarés con la selección: Medalla de bronce en el campeonato del mundo 2011 y bronce en los Juegos Olímpicos de Londres.

Palmarés con clubes: Ganadora de la Copa EHF (Itxako) en 2009, y la Copa Challenge en 2012 (Le Havre) y 2015 (Mios). Campeona de Liga en 2009 y 2010 (Itxako). Ganadora de la Copa de Francia en 2014 (Fleury) y 2016 (Brest); subcampeona de Francia en 2013 (Fleury) y finalista en la Copa de la Liga 2014 (Fleury) y 2015 (Mios).

El reto es mayúsculo porque la selección de las 'Guerreras' se colgó el bronce en Londres 2012 y todo lo que no sea subir al podio va a ser considerado como un paso atrás. A España le ha tocado en suerte un grupo «complicadísimo», en el que solo falta Corea del Sur de las selecciones que a priori deberían estar en la pugna por las medallas. «Hay que ir paso a paso con ambición», apunta.

El difícil camino arrancará el día 6 ante Montenegro, el equipo que hace cuatro años les privó de disputar la final olímpica. Dos días más tarde se medirán en el Future Arena de Río de Janeiro con Noruega, la vigente campeona olímpica, mundial y continental.

Igualmente complicado se presentan los dos siguientes compromisos: el 10 con Brasil, campeón del mundo en 2013, y el 12 con Rumanía, medalla de bronce en el Mundial disputado el pasado mes de diciembre en Dinamarca. Las 'Guerreras', vigentes subcampeonas de Europa, cerrarán su participación en el grupo A de la primera fase del torneo olímpico ante Angola, el día 14. Los cuatro primeros clasificados de cada uno de los dos grupos en que se divide la primera fase se clasificarán para los cuartos de final, que se disputarán el 16. A partir de ese punto, todos los partidos serán un cara o cruz.

España volará a Río el sábado después de ganar en los últimos amistosos a selecciones de entidad como Francia y Noruega en el marco de un torneo disputado en este último país. «Nos ha servido para confirmar que estamos en el buen camino», advierte. Nely Carla (y sus compañeras) se ha concentrado durante diez días en Andorra, a dos mil metros de altura, «corriendo y haciendo pesas a lo bestia, entrenando unas seis horas al día», y ha pasado una semana entrenándose en Torrelavega, con dos días en casa para desconectar con su familia y juguetear con su perra 'Xira', a la que adora.

En los Juegos le tocará trabajar en la primera línea, es una de las cañoneras, aunque ella prefiere definirse como «polivalente». También lanza los penaltis. «Puedo jugar en la izquierda y en la derecha. El seleccionador será el que decida qué rol desempeño, pero yo estoy decidida a aportar desde cualquier posición. Los Juegos son un reto mayúsculo y estoy decidida a aceptarlo».

Eli Pinedo, la (casi) giputxi

En Río también estará Eli Pinedo (Amurrio, 1981). No es guipuzcoana pero casi porque su carrera la ha realizado casi al completo en el Bera Bera. Coleccionista de éxitos en la selección y en su equipo, la alavesa ha sido internacional 184 veces, en los que ha marcado más de cuatrocientos goles. El único partido «asequible» que intuye Pinedo es el que les enfrenta a las angoleñas. «Tenemos respeto hacia todos los rivales. Ya sabemos que las noruegas son muy buenas y tenemos que hilar muy fino si queremos ganarles, pero ya lo hemos hecho antes en varias ocasiones así que miedo ninguno. ¿Se puede superar el bronce de Londres? Claro, pero hay que ir paso a paso. Queremos trasmitir a la gente lo difícil que es llegar a los Juegos».

El reto pasa por no dar un balón por perdido. Es la marca de esta selección. «No tenemos una 'crack' mundial, pero nuestra clave del éxito es que todas sumamos. A garra y corazón no nos gana nadie».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos