Gipuzkoa Basket

Valdeolmillos: «El GBC es un sitio magnífico para trabajar»

Valdeolmillos y Arzallus, durante la presentación./LOBO ALTUNA
Valdeolmillos y Arzallus, durante la presentación. / LOBO ALTUNA

El nuevo entrenador del Gipuzkoa Basket promete un equipo «aguerrido, luchador y que se construye desde la defensa»

Raúl Melero
RAÚL MELERO

Este lunes ha empezado la andadura de Sergio Valdeolmillos como entrenador del Gipuzkoa Basket. El sexto en los diecisiete años de historia del club y el quinto en la ACB. El técnico de 51 años de edad ha contestado a las preguntas de los presentes con la seguridad que da la experiencia de 26 años ligado a los banquillos y la confianza en ser capaz de sacar adelante el proyecto del cuadro guipuzcoano. «Vengo muy ilusionado y con las pilas cargadas después de un gran año en el Baskonia», ha declarado el granadino en su primera declaración como entrenador del GBC. Valdeolmillos ha explicado por qué después de muchos años como primer entrenador y seleccionador de México decidió volver a ser técnico ayudante. «Quise sentir lo que es el baloncesto en su máximo nivel. Y en Europa eso significa enrolarse en un equipo de Euroliga como el Baskonia».

Cumplido ese deseo, las conversaciones entre la directiva y el entrenador andaluz tuvieron un punto de sencillez debido a la cercanía entre Gasteiz y Donostia. Valdeolmillos no ha reparado en alabar la buena entente que ha habido entre las dos partes. «Lo primero hay que decir que es muy difícil entrenar hoy en día en la ACB», ha dicho Valdeolmillos, para después exponer la buena impresión que le dejaron los encuentros con los responsables del GBC. «Podría haber tenido opciones en otro sitio pero he preferido éste por el feeling que ha habido en las reuniones. Creo que eso es más importante que ser una posible o probable opción en otro lado. Te tienes que sentir a gusto y querido. San Sebastián es un magnífico sitio para trabajar».

«Vengo muy ilusionado y con las pilas cargadas después de un año muy bueno en el Baskonia»

Y de hecho las conversaciones se aceleraron una vez terminaron los playoffs por el título que estaba disputando el Baskonia ante el Real Madrid. «Todo ha ido muy rápido sí, por eso que decía, el entendimiento ha sido mutuo». Preguntado por qué fue lo que más le sedujo en sus distintas entrevistas con la cúpula del GBC, el técnico nazarí ha asegurado que «la sensación que tuve con la directiva fue casi afectiva. Pienso que podría venir aquí a ser uno más y ayudar al club a seguir creciendo. Trabajar en base a mi forma de ser».

Un base y un pívot

Valdeolmillos ha estado acompañado por la presidenta del club, Nekane Arzallus, quien le ha definido como «un apasionado del baloncesto y es una persona que viene con ilusión, hambre. Conoce nuestro club y seguiremos ilusionando a la gente en Illunbe. Agradecerle su compromiso de venir a GBC», ha comentado la máxima mandataria del club guipuzcoano.

El técnico granadino no ha eludido ninguna pregunta sobre nombres propios y como no es de extrañar, la mayoría de cuestiones han tenido como protagonista a Henk Norel. «Creo que es muy importante la continuidad de Norel. Está a gusto aquí, yo me voy a poner en contacto con él para explicarle lo que quiero de su juego», ha explicado sin tapujos. Sobre si puede ser una pieza codiciada en el mercado, el granadino confesó que «es normal después de su buen año. Nosotros llegaremos hasta donde podemos llegar. No podremos hacer algo que o esté en nuestras manos», ha advertido. Norel tiene contrato para la próxima temporada y si algún club lo ficha antes del 30 de julio tendrá que pagar una cláusula. De lo contrario, a partir de esa fecha será jugador del GBC para la próxima campaña.

«Es muy importante su continuidad porque me gusta jugar con un referente interior»

No ha parado ahí Valdeolmillos y ha proseguido dando pistas de qué tipo de jugadores considera básicos en su esquema. «Me gusta tener una referencia interior y a partir de ahí empezar a fichar un base de cierta calidad. Primero con un base y un 'cinco' y luego construir el equipo».

Tampoco ha rehusado hablar el estilo de juego y qué tipo de equipo quiere para el nuevo Gipuzkoa Basket. «Baso un poco todo desde la defensa hacia las demás situaciones. Quiero que seamos un equipo aguerrido, luchador y tenemos que construir desde atrás hacia delante». Valdeolmillos sabe que llega a un lugar donde el año pasado se completó un temporadón y quiere seguir con ese nivel «lo más competitivo posible después de un año que ha sido muy exitoso. Intentar hacerlo, si cabe, mejor». Sobre qué reto le resulta más ambicioso y qué le haría más ilusión ha contestado que «pelear por ir a la Copa. Sería genial, pero vamos a ir poco a poco».

Valdeolmillos, que estuvo al frente siete años de la selección mexicana, ha reconocido tener un conocimiento milimétrico del mercado suramericano y no sería de extrañar que algún jugador de esos países pudiera recalar en el GBC. «El verano va a ser largo. Ahora fichan los que tienen más capacidad. Nosotros no nos vamos a precipitar a hacer algo en lo que nos podemos equivocar».

«Quiero que seamos un equipo aguerrido y luchador. Baso todo desde la defensa»

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos