Gipuzkoa Basket

Valdeolmillos: «No es un partido para jugar con el corazón, sino con la cabeza»

Valdeolmillos, en rueda de prensa. /Lusa
Valdeolmillos, en rueda de prensa. / Lusa

El entrenador del Gipuzkoa Basket espera un partido «muy duro» con el Manresa, pasado mañana domingo en Illunbe (12.30 horas)

Raúl Melero
RAÚL MELERO

Sergio Valdeolmillos tiene claro que el partido del domingo en Illunbe (12.30 horas) ante el Manresa«es una final». El entrenador del Delteco GBC considera que «es un partido que tiene dos signos diferentes: si ganamos nos acercaría a seguir compitiendo con los de abajo porque queda mucha Liga, pero si perdemos, independientemente de lo que pase con otros partidos, habría que darle una vuelta a la situación y ver qué más podemos hacer». Un alegato claro del granadino y un mensaje diáfano de que su equipo debe ganar ya para que no se le escape el tren de la permanencia definitivamente.

Valdeolmillos ha reconocido que el partido ante el Breogán de Lugo«fue un golpe muy duro». El GBC llegaba de plantar cara al Barcelona durante la mitad del partido y al Unicaja durante más de tres cuartos, y el equipo se descompuso. «No es por buscar excusas, pero el Breogán llegaba de ganar los últimos tres partidos. Estuvimos en el partido inicialmente pero llega un momento en el que la realidad te dice que por cómo estamos nosotros y ellos, es difícil ganar».

El preparador andaluz ha realizado una autocrítica personal y grupal. «Todos tenemos que mejorar, el primero yo», y ha comentado que espera un partido «muy duro contra el Manresa». Ha sido tajante al decir que «no es un partido para jugar con el corazón. Creo que lo debemos jugar con cabeza», apelando a un punto de inflexión de sus jugadores a nivel competitivo.

Sobre los puntos importantes del choque, el nazarí ha expuesto que «la defensa sobre sus bases debe ser buena y tenemos que parar a Ryan Toolson», el fantástico tirador del equipo entrenado por Joan Peñarroya. El BAXI Manresa, equipo recién ascendido, tiene ocho victorias y está inmerso en la pelea por la Copa del Rey, pero si pierde el domingo en Illunbe podría quedarse fuera matemáticamente. Los catalanes han perdido a Alex Renfroe, uno de los mejores bases de la Liga, y han incorporado a Corey Fisher y al interior Tomislav Zubcic. En lo que va de campeonato, el Manresa ha utilizado a 18 jugadores.