Gipuzkoa Basket

El GBC, ante el último paso hacia la permanencia

A por la doce. La plantilla del Delteco GBC se conjura al término de un entrenamiento en el Josean Gasca./FRAILE
A por la doce. La plantilla del Delteco GBC se conjura al término de un entrenamiento en el Josean Gasca. / FRAILE

El Delteco GBC, con la duda de Norel hasta última hora, busca en Illunbe (18.00 horas) su triunfo número doce en la liga a costa del Obradoiro

RAÚL MELERO

La victoria número doce llama a la puerta del Delteco GBC. La tiene muy cerca. Puede que sea suya esta misma tarde hacia las ocho menos cuarto. El duodécimo triunfo del que Porfirio Fisac De Diego ha hablado durante muchas comparecencias y entrevistas. El técnico segoviano ha repetido hasta la saciedad que ha tatuado casi a fuego a sus jugadores con llegar a esa cifra. «Es un objetivo impuesto por el club», ha comentado en más de una ocasión.

Pues bien, si hoy el GBC derrota en Illunbe al Obradoiro Monbus (18.00 horas) habrá logrado la meta marcada por la cúpula del equipo donostiarra. Más allá del número, muy importante si se tiene en cuenta el presupuesto con el que salió a competir el Delteco allá por el mes de septiembre, lo realmente importante si el triunfo se queda hoy en Illunbe, es que la permanencia sería casi definitiva.

Teniendo en cuenta que hay dos partidos que atañen a cuatro rivales que tiene por debajo la escuadra donostiarra, la distancia con el descenso puede variar. En el peor de los casos sería de cuatro victorias, con seis partidos por jugarse. Vamos, que vencer hoy al Obradoiro sería como para celebrarlo.

Se pone fin a una semana con tres partidos, con el equipo guipuzcoano con la moral por las nubes tras su histórico triunfo en Tenerife, donde remontó 22 puntos en dieciocho minutos y medio. Esa victoria debe servir de espaldarazo, sobre todo porque se logró sin el concurso de Henk Norel y Xabi Oroz.

¿Otra vez sin el referente?

Y este punto es el de principal intranquilidad para los responsables del Delteco GBC. Oroz y Swing, que se produjo una torcedura de tobillo el miércoles en Tenerife, se vestirán de corto. Pero el concurso del gigante de Gorinchem está en el aire. Los médicos del cuadro donostiarra han trabajado a todas horas para intentar minimizar la rotura de fibras en el gemelo del holandés.

Se probará esta misma tarde y si el dolor es soportable, quizá tenga unos minutos. Lo principal es que el poste del GBC no se resienta y por forzar hoy se quede en blanco para lo que resta de temporada. Sí, porque el curso termina dentro de un mes y diez días.

De todas formas, el enorme triunfo del miércoles ante el Iberostar, logrado sin Norel, tranquiliza y de qué manera al GBC, que ya ha demostrado que sin su referente también puede jugar bien y ganar. El cumpleañero Agbelese (hoy sopla 27 velas) volverá a tener protagonismo. Enfrente tendrá los interminables 2,18 de Artem Pustovyi, aunque en el partido de ida la movilidad del de Washington (2,03) fue una pesadilla para el gigante ucraniano.

El Obradoiro es un equipo con unas características muy especiales, con grandes tiradores como Thomas, Corbacho, Bendzius, Sabat o Simmons, y un entramado de bloqueos para que los lanzadores puedan salir librados y tengan más opciones de éxito. Por dentro, además de Pustovyi, líder de tapones de la ACB, Radovic y Llovet, que conocen la Liga más el físico de Spires. Un equipo que viene de dos partidos muy duros ante el Real Madrid y el Unicaja de Málaga y que ha mordido el polvo en Illunbe en sus últimas dos visitas.

Moncho Fernández, longevo entrenador del conjunto gallego, alabó la temporada del Delteco diciendo que destacaría «cómo son como equipo. Nunca se rinden. Da igual cómo vayan en el marcador, ellos siguen jugando con tenacidad y energía. Su partido del miércoles es una clara muestra de esto. Perdían por 20 en el tercer cuarto y no solo vuelven, sino que ganan el partido. Creo que ese espíritu que tienen les ayuda muchísimo. Son un equipo con mayúsculas. Además, tienen jugadores con experiencia y calidad que lo están demostrando cada día y en cada jornada. Es un equipo que merece todas las loas y los aplausos».

Ojalá haya muchos de esos y la doce caiga del lado donostiarra.

 

Fotos

Vídeos