Gipuzkoa Basket

Sudar con una victoria siempre sienta mejor

Sudar con una victoria siempre sienta mejor

El Delteco cuaja un interesante estreno con un gran Nevels, un acertado Corbacho y una sólida defensa

Raúl Melero
RAÚL MELEROSAN SEBASTIÁN

Victoria del Delteco GBC en su accidentado estreno de pretemporada. No fue el Breogán el rival de los donostiarras, como estaba previsto, sino el TAU Castelló de LEB Oro. La ACB atendió la solicitud de no participación del equipo gallego por la acumulación de lesiones y bajas ya que solo disponía de cuatro jugadores en condiciones de disputar el partido. El equipo castellonense salvó del atolladero al GBC y a la buena marcha del Circuito Movistar.

Accidentado también porque el GBC presentó las bajas de Gutiérrez, Burjanadze, Bobrov y Faverani. Solo dos jugadores de más de dos metros: Barro y Salvó. Buena nota para Beraza, Azpeitia y Sanz, quienes van dando pasos hacia lo que es un proyecto de jugador profesional. Algo que ya se puede decir de Maiza y Oroz. El primero deslumbró ayer con catorce tantos y acciones exquisitas en el juego.

El partido dejó varios detalles de lo que quiere Sergio Valdeolmillos. La principal seña de identidad será la defensa. El GBC, menos en el primer cuarto donde cometió diez faltas personales, cerró casi todas sus vías de escape y eso que ayer, aunque parezca lo contrario, el TAU dominaba en lo que se refiere a jugadores altos. Grandísima defensa colectiva con ayudas y anticipaciones.

83 Delteco GBC

D. Pérez (1), Nevels (17), Corbacho (14), Salvó (13) y Barro (2) -quinteto inicial- Maiza (14), Van Lacke (8), Beraza (6), Oroz (5), Azpeitia (2) y Sanz (1).

60 Tau Castelló

Parciales: 16-15; 41-32 (descanso) 63-43 y 83-60 (final)

Parciales:
16-15; 41-32 (descanso) 63-43 y 83-60 (final).
Árbitros:
Hierrezuelo, García y Baena. Sin eliminados.

Garret Nevels brilló desde que tocó el primer balón. Enfrente había un equipo de una categoría inferior, pero el escolta está llamado a ser un jugador importante. Muchos recursos en ataque, vivo en defensa y dando la impresión de que llega a todos los lados. Muy parecido a Kenny Chery, pero no es base. Es metedor. Acabó con 17 tantos.

Corbacho es el que es. Tirador y, como Nevels, metedor. Cuatro triples. Más Salvó, impecable trabajo, las asistencias de Dani Pérez y la solidez de Van Lacke. Todo eso fue suficiente para dominar a un equipo de media tabla de LEB. El que más frío dejó en su estreno fue Mouhamed Barro. Dos puntos y seis rebotes para el senegalés, quizá penalizado por las prematuras faltas.

Triunfo holgado

En cuanto al choque, el GBC demostró ser más fuerte, rápido, incisivo y efectivo. Y eso a pesar de las ausencias y de no tener apenas juego interior. El primer acto fue muy igualado y con la llegada del primer triple donostiarra obra de Salvó, el GBC abrió la primera brecha, 23-15 (min. 12). No perdió ya la delantera. Con Nevels, seis puntos en este cuarto, y Maiza en pista, aguantaron el resultado y la guinda llegó con el primer triple de Corbacho que dejó al descanso un claro 41-32. En la reanudación el trío Nevels, Corbacho y Salvó metió la directa y el Delteco gozó de veinte puntos de renta, que se mantuvieron hasta el final del choque. Hoy, la película será muy distinta porque enfrente estará el Baskonia (17.00 horas).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos