Gipuzkoa basket

Los seis teloneros de Burjanadze

Nevels, Zeisloft, Rebec, Salvó, Bobrov y Dani Pérez posan antes del entrenamiento de ayer en el Josean Gasca./USOZ
Nevels, Zeisloft, Rebec, Salvó, Bobrov y Dani Pérez posan antes del entrenamiento de ayer en el Josean Gasca. / USOZ

Nevels, Zeisloft, Rebec, Salvó, Bobrov y Pérez sumaron el sábado 64 puntos

Raúl Melero
RAÚL MELEROSAN SEBASTIÁN.

Los focos apuntaron el sábado a la inmensa figura de Beqa Burjanadze. No es para menos tras su increíble encuentro lleno de acierto, espectáculo y kilotones de energía. Hizo 30 puntos de los 100 que logró el Delteco GBC, pero entre seis compañeros de equipo se aliaron para hacer 64. Es decir, los teloneros de Burjanadze estuvieron a la altura de la estrella georgiana.

Los 'bises' y mayores ovaciones fueron para el que encabezaba cartel el sábado pasado en Illunbe, pero sin los 'temas' que interpretaron Nevels, Zeisloft, Rebec, Salvó, Bobrov y Dani Pérez el concierto no hubiera sido el mismo.

PROTAGONISTAS

Los bases
Dani Pérez
12 puntos y cinco asistencias para 19 de valoración.
Matic Rebec
10 puntos y dos triples en 16 minutos de juego.
Por fuera
Garrett Nevels
10 puntos con solos dos fallos y nueve rebotes.
Nick Zeisloft
10 puntos con dos de tres en triples y dos robos.
Miquel Salvó
11 puntos, tres triples, seis rebotes y 20 de valoración en 23 minutos de juego.
Por dentro
Viacheslav Bobrov
11 puntos y seis rebotes, cinco en ataque.

Nadie gana un partido solo. Ni Jordan con los Bulls, ni Laprovittola eliminó solo en la Copa al Baskonia. Como tampoco Burjanadze fue el único en llevarse la gloria ante el Breogán de Lugo. El equipo y sus compañeros estuvieron a una gran altura y el resultado es muy sencillo: exhibición, triunfo incontestable y toneladas de alegría por los cuatro costados.

Matic Rebec, Nick Zeisloft y Garret Nevels hicieron diez puntos cada uno; Miquel Salvó y Vyacheslav Bobrov once, y Dani Pérez anotó doce. Todos tuvieron su momento. Excepto Bobrov, el resto de los jugadores anotó al menos un triple y entre los cinco hicieron un sensacional 9 de 16 desde más allá del arco.

Los bases marcan la pauta

Dani Pérez fue el primero en desatar las hostilidades. Hizo cinco puntos en las primeras posesiones y atacó con descaro a su par, Alexander Cvetkovic. El barcelonés, tras unos minutos en el banquillo y una aproximación del Breogán en el marcador, salió para volver a dar aire y ventaja al GBC. Anotó de tres, dio cinco asistencias y robó cuatro balones parta hacer unos fantásticos 19 créditos de valoración. Su compañero en la dirección, Matic Rebec, no estuvo muy afortunado en sus primeros minutos de rotación y cuando volvió a la pista tras el descanso destapó el tarro de las esencias. Clavó un triplazo a final de una posesión y sacó esa sexta velocidad que le hizo jugar en ventaja durante muchos ataques. Acabó con diez puntos -dos triples de cuatro- y tres asistencias. En el debe sus cuatro pérdidas.

Nevels volvió a hacer otro partido -lleva 15 de 23- anotando al menos diez puntos. La exhibición de Burjanadze le liberó de jugarse más balones pero estuvo realmente bien en el tiro con diez puntos y solo dos fallos. Además cogió nueve rebotes y se quedó a uno de las dobles figuras. Por su parte Zeisloft fue de menos a más. Durante los primeros minutos en cancha, el Breogán se pegó a él y por ello decidió poner el balón en el suelo. Sacó una falta y metió una penetración. Sacó a relucir su muñeca en el cuarto final, ya con el partido decidido, pero se fue a casa con diez puntos y dos de tres en triples. Desde el 6,75 el que estuvo imperial fue Miquel Salvó con tres dianas de cuatro intentos. Dos triples suyos dieron las primeras ventajas al GBC y anotó el tercero en pleno delirio ofensivo local. Sus números once puntos y seis rebotes, ninguna pérdida y 20 de valoración.

Alejado del triple y cerca del aro vivió Vyacheslav Bobrov que aprovechó las asistencias de sus compañeros. Puso el espectáculo con tres tremendos mates, uno sobre todo a pase de Rebec, y terminó con once puntos y seis rebotes, cinco de ellos en el aro rival. Cerca del aro es un terminador puro.

Más