GBC

Un puzle de doce piezas polivalentes

Un puzle de doce piezas polivalentesGráfico

Nicola dispondrá en el GBC de una plantilla llena de jugadores que pueden ocupar varias posiciones

Beñat Arnaiz
BEÑAT ARNAIZSAN SEBASTIÁN.

Marcelo Nicola ya cuenta con las doce piezas que dirigirá en las pistas de la LEB Oro en busca de victorias y del regreso a la Liga Endesa. Al contrario que los puzles, en los que cada pieza ocupa su espacio correspondiente, la pizarra del técnico argentino tiene jugadores que pueden encajar en más de una posición.

El quinteto ideal podría estar formado por Timmer, Dee, Sollazzo, Murphy y Rozitis. Los dirigentes y el cuerpo técnico -formado por tres entrenadores guipuzcoanos, Iñaki Martín, Ion Ormazabal e Iván Martínez- han apostado por el talento ofensivo en los puestos más pequeños de los exteriores. Es en el base y en el escolta donde se ha gastado el cupo de dos jugadores extracomunitarios. Reed Timmer llega de la Pro A alemana con un cartel de anotador compulsivo, con gran habilidad para penetrar a canasta y exhibir su zurda desde el perímetro. Le acompañará otro jugador que puede llegar a ver el aro como una piscina. Johnny Dee, que ascendió la temporada pasada con el Betis, es un tirador que ayudará a abrir el campo al Delteco GBC. Conoce la categoría y no necesitará adaptación.

Los dos mencionados, con clara tendencia a mirar el aro, deben estar necesariamente acompañados por un organizador. Desde la posición de alero, ese es el rol que puede cumplir el italoamericano Adam Sollazzo. Con un lanzamiento exterior muy limitado, su producción en la cancha llega del papel de creador de juego que asume. Puede liberar de esas responsabilidades al base y al escolta e invertir lo que habitualmente se ve en el baloncesto. El alero genera y los dos pequeños, en este caso, ejecutan.

También puede cumplir en este aspecto Xabi Oroz. Sin una posición muy clara, el azkoitiarra se maneja lo mismo de base que de escolta o alero, siempre acompañado por jugadores que se muevan bien sin balón. El capitán del Gipuzkoa Basket fue una pieza importante en el final de campaña del anterior ascenso y después demostró tener nivel para ofrecer buenos minutos en la ACB.

La rotación en la posición de base y escolta, sin embargo, está adjudicada. Mikel Úriz regresa al baloncesto español tras su aventura en Francia. Con un perfil de organizador, también puede castigar a las defensas rivales desde la larga distancia y las internadas a canasta. El otro Mikel, en este caso Motos, regresa a su ciudad como un jugador hecho, experimentado. Buscará demostrar en el Gasca su valía. Se marchó del Gipuzkoa Basket como un especialista defensivo y vuelve como un jugador completo que aporta en diversas facetas.

Hasta seis posibles interiores

Las variaciones y la versatilidad también llegan a las posiciones interiores. Los pívots puros están adjudicados a Davis Rozitis y Biram Fayé. El letón procedente del Ourense era uno de los favoritos de la LEB Oro para debutar en la ACB, por lo que parece un gran movimiento del Delteco GBC. Será el máximo referente interior, el faro al que llegarán los balones en el poste bajo. Esta vez sí, el equipo está construido a partir del base y del pívot. A partir de ahí, a mover el árbol para crear opciones al resto.

Por otro lado, el senegalés Fayé, de 2,08 metros de altura, intimidará en defensa con su corpulencia y tratará de finalizar sus opciones con contundencia en forma de mate. Puede lanzar además desde el exterior, lo que puede ofrecer ventajas para que los más pequeños reciban y encaren la canasta.

También podría entrar en esta rotación Julen Olaizola. El donostiarra vuelve al Gipuzkoa Basket, al igual que su amigo Mikel Motos, pero lo hace después de tener mala fortuna con las lesiones. El interior, al que vimos de '5' con el GBC en su anterior etapa, también posee aptitudes de ala-pívot, pero está por ver en qué estado de movilidad se encuentra para jugar en zonas más exteriores y amenazar con la media distancia.

Lo mismo sucede con el noruego Karamo Jawara. Jugador corpulento y de 2,03, está llamado a ser el ala-pívot suplente. Móvil y con mano para tirar desde fuera, puede aprovechar su físico en el poste bajo contra defensores de su misma posición, que normalmente se encontrarían en desventaja de kilos.

Más