Gipuzkoa Basket

Nuevo entrenador, nuevo estilo

Valdeolmillos da instrucciones en un partido de Euroliga entre el Bamberg y el Baskonia. / EFE
Valdeolmillos da instrucciones en un partido de Euroliga entre el Bamberg y el Baskonia. / EFE

El trabajo defensivo es una de las señas de identidad de Valdeolmillos en su carrera | Su último proyecto estable en un club de la ACB fue en Granada y salvó al equipo en cuatro temporadas consecutivas

Raúl Melero
RAÚL MELERO

Un cambio de entrenador, más en un club pequeño y casi familiar como el Gipuzkoa Basket, supone alterar las costumbres. El último ejemplo es la permuta entre Porfirio Fisac y Sergio Valdeolmillos. Dos técnicos casi coetáneos, 53 primaveras del segoviano por 51 el granadino, pero con unas ideas y un estilo de juego bien distintos.

Va a ser inevitable la comparación porque viendo al GBC de la temporada 17/18 y al de la próxima, además obviamente de los jugadores, lo único que cambiará es la figura del entrenador. Valdeolmillos por Fisac. No parece que se vaya a dar ese juego en campo abierto de la pasada campaña, arriesgando tiros y a veces con un punto de locura. En conceptos defensivos tampoco habrá cosas parecidas. El GBC defendía muy cerrado (de ahí que las tres mejores marcas de la historia en triples se las hayan endosado a equipos que entrena Fisac) y desde los entrenamientos de pretemporada se verá algo muy distinto.

Experiencia:
Nació en Granada hace 51 años. Su primer equipo en la ACB fue el Huelva en la temporada 97/98.
Profeta en su tierra:
Cuatro temporadas en Granada sin descender fue su periplo más longevo en la ACB. Su equipo era rocoso, solidario y con gotas de talento.
Estudiantes:
Cogió al equipo con tres triunfos en la segunda vuelta y no pudo lograr la salvación. Ganó 6 partidos de 17.
Subcampeón de Liga:
Este último año ha estado enrolado en el Baskonia como ayudante de Pedro Martínez.
Sexto entrenador del GBC:
Llega tras Aitor Uriondo, Pablo Laso, Sito Alonso, Jaume Ponsarnau y Porfirio Fisac.

El baloncesto que practica el nuevo entrenador del Gipuzkoa Basket, según su círculo más cercano, es «coherente». Eso sí, una de las circunstancias que caracterizan al juego que despliega el granadino sobre la pista consiste en construir desde la defensa. El trabajo atrás es básico para cómo entiende Valdeolmillos el baloncesto. Así aparece reflejado en sus últimos proyectos: las 17 jornadas que estuvo al frente del Estudiantes, toda su trayectoria al frente de la selección mexicana y las cuatro temporadas al frente del Club Baloncesto Granada.

Los equipos de Valdeolmillos se empiezan a construir desde la defensa

En el Estudiantes, el 80% de los triunfos llegó cuando dejó a su rival en menos de 70

Crecer desde la defensa

«Desarrollo del juego a partir de la defensa, intentando transmitir a los jugadores que es el aspecto desde donde empezamos a construir todos los demás, tanto a nivel individual como colectivo», explicaba el actual técnico del GBC en una entrevista sobre su experiencia en México. Su cometido será ahora distinto.

Eso mismo se repitió en sus 17 partidos al frente del Estudiantes. Valdeolmillos heredó el equipo en la penúltima posición de la clasificación y tan solo tres victorias en los 17 encuentros disputados con Diego Ocampo en su banqueta. El granadino venció en el doble, 6 de 17, pero fueron insuficientes para salvar al categoría.

Poco después de coger las riendas del club estudiantil dijo que «estamos intentando fundamentalmente ser más sólidos en defensa». Esto mismo, la defensa, le llevó a fichar al alero checo Pavel Pumprla, especialista en tareas defensivas dada su polivalencia. Una pista de la importancia que da a ser un equipo solvente en el aro propio: en una delicada situación fichó a un jugador de claro perfil defensivo para dar un plus a su equipo.

Y lo dicho por Valdeolmillos se cumplió sobre el parqué. En cinco de los seis encuentros que venció el Estudiantes en aquella temporada no llegó a los 70 puntos. Solo en la victoria ante el Unicaja, 91-84, el equipo madrileño ganó con su enemigo anotando más de 70 puntos. La media temporada de Valdeolmillos en el Ramiro se cerró con unos promedios por encuentro de 74,2 puntos a favor y 79 en contra.

Granada, lo más parecido

Precisamente este periplo es lo más parecido a lo que va a ser su nuevo cometido en el GBC. Por la estructura y composición del club, los entrenadores que han pasado por Illunbe han tenido una influencia capital en la toma de decisiones. No son los únicos, por supuesto, porque para ello están sus colaboradores, para guiar a fichar a uno u otro jugador, así como la dirección general, para dar luz verde a una operación según el costo.

Por ello Valdeolmillos, con diez años de diferencia, asumirá un papel absolutamente importante no solo sobre el estilo de juego, en cómo plantear una defensa, en qué sistemas de ataque trazar, sino también en qué jugadores incorporar y en qué tipo de equipo construir.

En sus cuatro temporadas al frente del Granada, desde la 04/05 hasta la 07/08, mantuvo al equipo en la Liga ACB. No descendió y ahora mismo eso sería motivo de aplauso y celebración. Valdeolmillos se nutrió de un grupo de jugadores con roles muy definidos. Sobresalía el poste estadounidense Curtis Borchardt, que puede guardar similitud con Henk Norel por puesto, altura y movimientos. Después, 'el galgo' Gianella, Andrea Pecile o Jimmie Hunter le dieron esa vitola de equipo aguerrido, sólido, rocoso en ocasiones y con gotas de talento necesarias a este nivel. Doce, catorce, quince y doce triunfos en las cuatro temporadas fueron suficientes para ver los puestos de descenso por el retrovisor con unas medias casi idénticas en ataque, rozando los 77 puntos anotados y encajando 80.

A partir de esta primera toma de contacto, el técnico del GBC se ha tomado el fin de semana de descanso antes de la presentación de el lunes a las 11.00 horas en la sala de prensa de Illunbe, acompañado por la presidenta Nekane Arzallus. A partir de ese momento se dedicará en cuerpo y alma a la confección de la plantilla. El GBC tendrá un nuevo estilo cuyo éxito dependerá, como siempre, del número de triunfos que obtenga.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos