Gipuzkoa Basket

Jorge Gutiérrez será el timón del Gipuzkoa Basket

Jorge Gutiérrez, con la camiseta de los Brooklyn Nets durante sus años en la NBA. / DV
Jorge Gutiérrez, con la camiseta de los Brooklyn Nets durante sus años en la NBA. / DV

El base mexicano, con experiencia NBA, conoce a Sergio Valdeolmillos de la selección y será el hombre que cierre la plantilla y lidere al equipo

BEÑAT ARNAIZ SAN SEBASTIÁN.

Sergio Valdeolmillos ya tiene al base que cerrará la plantilla, y es un jugador que conoce bien de su etapa en la selección mexicana. Se trata de Jorge Gutiérrez (Chihuahua, 1988), base de 29 años y 1,90 metros de estatura. Destaca por ser un jugador completo y que suma tanto en ataque como en defensa. La experiencia que tiene en el baloncesto internacional y el hecho de que el entrenador ya haya trabajado con él, son argumentos de peso para que Gutiérrez esté llamado a ser el líder del Gipuzkoa Basket esta temporada.

Viene de ser partícipe de la mejor campaña en la historia del Dolomiti Trento italiano, con el que llegó hasta la final de la Lega y con el que promedió 8 puntos, 3 rebotes y 2,5 asistencias por partido. Los trentinos solo fueron superados por el Olimpia Milano de Euroliga en seis partidos (2-4). También disputaron Eurocup, competición en la que Gutiérrez promedió 11 puntos y 4 asistencias en 26 minutos por partido. Coincidió con el actual jugador del Baskonia Shavon Shields.

Jorge Gutiérrez jugó cuatro años en la Universidad de California con los Golden Bears antes de presentarse al draft de la NBA en 2012, en el que no fue elegido. El verano de 2013 fue una pieza importante en la consecución del Torneo de las Américas con la selección azteca. Aquel combinado que consiguió la primera medalla de oro del baloncesto mexicano en este campeonato estaba dirigido por Sergio Valdeolmillos.

No fue hasta marzo de 2014 cuando le llegó su primera oportunidad para debutar en la NBA. Le contrataron los Brooklyn Nets para disputar los últimos meses de competición. Coincidió en el vestuario con Kevin Garnett y Paul Pierce, leyendas de la liga norteamericana. Jugó 15 partidos en liga regular en los que promedió 4 puntos y 2 asistencias en 16 minutos por encuentro. En playoffs quedaron eliminados en segunda ronda y Gutiérrez tan solo disputó minutos testimoniales.

A partir de ahí, 32 partidos en la mejor liga del mundo en las siguientes dos temporadas, con los propios Nets y también en los Milwaukee Bucks y Charlotte Hornets. Aunque en la NBA no terminaba por encontrar su sitio, el rendimiento e importancia con la selección siguió aumentando verano tras verano. En 2016 decidió cruzar el Atlántico y fichó por el Trabzonspor turco. En su primera temporada en el baloncesto FIBA se pudieron ver sus prestaciones: 10 puntos, 5 rebotes y 5 asistencias, liderando el juego de su equipo y con atisbos de ser un interesante defensor.

La pasada temporada, la segunda en el viejo continente, y esta vez con Trento, se confirmaron sus dotes defensivas. Gutiérrez es atento y rápido de manos. Un robo y medio por partido los últimos dos años lo acreditan. Este ha sido uno de los factores por los que se ha decantado el Gipuzkoa Basket a la hora de escoger al azteca. El base Anthony Ireland ha estado en la agenda del club y no se dudaba de su gran capacidad anotadora, pero a los técnicos del conjunto donostiarra les generaba dudas su fragilidad defensiva.

Con la importancia que Valdeolmillos da a la defensa, con la incorporación de Gutiérrez el GBC suma un jugador que aporta intensidad desde la primera línea. Pero también en ataque tendrá que emplearse el mexicano. En su carrera ha jugado principalmente de base, pero también ha compartido minutos con otro creador de juego y él actuando de escolta. Por lo tanto, tampoco extrañaría verle compartir responsabilidades con Dani Pérez o Gaizka Maiza.

Gipuzkoa Basket ya tiene cerrada la plantilla, y las dos últimas piezas en llegar serán las más importantes: Jorge Gutiérrez y Vitor Faverani, jugadores con mucho nombre y calidad. Ya dijo Valdeolmillos que las responsabilidades del juego del equipo recaerían sobre el base y el pívot.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos