Gipuzkoa Basket

Jorge Gutiérrez: «No concibo otra cosa que no sea salir a ganar cada partido»

Gutiérrez, en la presentación de este lunes/LOBO ALTUNA
Gutiérrez, en la presentación de este lunes / LOBO ALTUNA

El base nacido hace 29 años en Chihuahua viene de hacer unos sensacionales números en Italia

Raúl Melero
RAÚL MELERO

Jorge Gutiérrez está llamado a ser el líder del Delteco Gipuzkoa Basket. Varias premisas coinciden para afirmarlo. Tiene un currículum de primer nivel: ha jugado en la NBA, la Liga turca y viene de hacerlo en la italiana. En el país transalpino quedó subcampeón la temporada pasada con el Aquila Trento y solo sucumbió ante el Armani Jeans, el mejor equipo de largo del país de la bota. En tercer lugar, conoce a la perfección a Sergio Valdeolmillos, que fue seleccionador de México. De hecho, como confesó, es su principal valedor para que a día de hoy vista la camiseta del GBC. «He tenido la oportunidad de jugar en ligas muy buenas y ahora llego a la ACB. Es una liga muy potente, con jugadores y equipos muy buenos. Y eso me emociona, no le tengo miedo al reto», confesó en su presentación que tuvo lugar en el ayer en San Sebastián en la sede de la empresa Lanik, colaboradora del club.

La presidenta Nekane Arzallus, ejerció de cicerone en el estreno del azteca. «Estamos entusiasmados con la llegada de Jorge, nos va a hacer crecer y estamos deseando verle en la pista», afirmó la mandataria.

Sus datos

Jorge Gutiérrez
Juega de base y mide 1,91. Tiene 29 años y nació en Chihuahua (México). Es su sexto año como profesional.
Currículum
Ha jugado en la NBA (Nets, Bucks y Hornets, Portland), Turquía (Trabzonspor) e Italia (Trento).
Importante en pista
Gran defensor. Ha promediado este año en Lega y Eurocup 10 puntos, 2,5 rebotes, 3,5 asistencias y un robo.

El base formado en la Universidad de California, recién llegado a la capital guipuzcoana, acompañó al equipo el fin de semana a Tarragona, donde el GBC ha disputado dos encuentros amistosos ante el TAU Castelló y Baskonia. «Se ha visto a un grupo muy unido, que van a competir y nuestro objetivo es el de cualquier competidor: ganar», comentó el jugador azteca. «He visto también mucha pasión, ganas de competir. En lo poco que he visto, los chicos han demostrado que tienen ganas de mejorar y de ganar cada uno de los partidos».

«Soy un competidor»

Gutiérrez llega después de haber conseguido ser segundo en la Lega italiana con el Aquila Trento. No parece preocuparle que los objetivos a orillas del Cantábrico sean diametralmente opuestos. «Soy un competidor. Si pienso bajo, vamos a terminar bajo, así que tienes que ponerte metas altas. Sí, vengo de ser subcampeón en Liga, pero prefiero soñar en grande. Ya sé que es muy difícil, pero no concibo otra cosa que ir a ganar cada partido».

Una de las claves de su fichaje por el Gipuzkoa Basket es sin duda Sergio Valdeolmillos. «Esa fue una parte importante de mi decisión», proclamó sin ningún atisbo de duda. «Conozco al 'coach'. Él conoce lo que puedo hacer y yo sé lo que va a pedirme, así que estoy muy contento. Le conozco muy bien al entrenador y creo que eso es muy bueno cuando llegas a un equipo». Para el exjugador de la NBA «el papel que tendré en el equipo se irá viendo según avance la pretemporada. Yo sé lo que puedo hacer y Valdeolmillos también. Lo que se me pida, lo haré».

Una de las señas de identidad que pretende inculcar el técnico granadino es la defensa. Valdeolmillos se encomienda al trabajo en la zona propia para después crecer en ataque. Jorge Gutiérrez sabe esto y coincide a pies juntillas con el credo de su entrenador. «Creo que el mejor ataque es una buena defensa», sentencia el de Chihuahua.

El seguidor del Delteco va a contemplar a un jugador muy intenso en defensa, que presiona mucho al base rival y cuya actividad contagia al resto de sus compañeros. El año pasado promedió más de un robo por encuentro. En ataque lee perfectamente el juego, puede jugar 'pick and roll' y sabe dónde poner el balón en cada momento. Es mejor penetrador que tirador. Gutiérrez no se quiere poner objetivos a largo plazo. «La meta ahora es seguir entrenando y mejorando. No suelo ponerme metas a largo plazo».

El azteca se encuentra bien físicamente y serán sus sensaciones quienes le digan cuándo será su estreno. «Me está costando habituarme al horario pero me encuentro bien y esperemos que esta semana pueda jugar», aseguró Gutiérrez. Mañana ante el Fuenlabrada (20.30 h.) parece un poco prematuro y quizá el sábado ante el Zaragoza (20.00 h.) sea una buena opción.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos