De Isaiah Austin a Asier de la Iglesia

Compañero de Austin en Baylor, vio cómo la carrera NBA de un 2,16m se truncó por el síndrome de Marfan. «Era un 'top ten' en el draft. Solo pude llamarle y decirle que si tenía una oportunidad de jugar cada día, lo hiciera como si fuera el último. Ha vuelto a jugar». A su compañero Asier «le dije que estaba orgulloso de él, que siga luchando contra la esclerosis múltiple. Es motivador. Le di las gracias».

 

Fotos

Vídeos