Ganar o ganar, no hay mucho más

Raúl Melero
RAÚL MELERO

Mi compañero Borja Olazabal echó de menos a Agbelese. Quien más quien menos se acordó del equipo del año pasado. De Agbelese o de algún otro. Era una escuadra sin estrellas. Con varias apuestas. Jugadores con pasado LEB. Había que arriesgar. Y se ganó. Porque el GBC se salvó y obtuvo, además, trece triunfos. Una cifra sobresaliente.

Este año existen ciertas similitudes. No hay estrellas, varios jugadores debutan en la ACB y se ha confiado en que otros pueden dar su mejor nivel en Illunbe tras pasar por graves lesiones. La derrota de ayer dejó bastante frío al personal. Qué mejor que pegarse un sopapo en la jornada 1 que en la 32, cuando lo que hay en juego puede suponer muchísimo más. Sin embargo la vuelta de tuerca que debe dar la escuadra de Valdeolmillos debe ser total porque lo que más ayuda a la confianza, a recuperar jugadores, a crear ambiente en Illunbe, a esbozar una sonrisa, es ganar. Como dijo Valdeolmillos en una entrevista concedida a este periódico, «por lo civil o lo criminal». La Liga no para. Miércoles, Zaragoza. Domingo, Gasteiz. Después el Tenerife en Illunbe. Salida a Badalona y recibir al Gran Canaria para terminar el primer mes de competición. Muchos partidos y todos de ellos importantes.

Valdeolmillos tiene mucho trabajo por delante. Ayer se le vio cabreado, pero debe ser a través de su conocimiento, de su pizarra, lo que haga salir del atolladero a un equipo que ha perdido sus dos últimos partidos por 20 y 16 puntos. Varios jugadores deben dar un claro paso adelante más pronto que tarde.

Ganar para recuperar el espíritu. Para que el público vuelva a divertirse en Illunbe. Es básico porque una vez más ayer no daba buena impresión la grada del recinto donostiarra. Las lonas que tapan el anillo superior, hace no mucho eran un hervidero de seguidores. Hay que dar con la tecla para volver a eso. Es fundamental para la salud del club.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos