Gipuzkoa Basket

Ganar para combatir el frío invierno

Dani Pérez ordena una jugada en Badalona. / ACBPHOTO/ D. GRAU
Dani Pérez ordena una jugada en Badalona. / ACBPHOTO/ D. GRAU

Las cinco derrotas de salida obligan al GBC a lograr un triunfo cuanto antes | El calendario hasta diciembre es duro, pero la imagen ofrecida ante el Zaragoza y Tenerife invita a pensar que la victoria puede estar cerca

RAÚL MELERO SAN SEBASTIÁN.

El Delteco GBC se llevó una gran decepción en su visita a Badalona. Cayó por 24 puntos ante un rival que, a priori, va a pelear por metas parecidas al equipo donostiarra. Las sensaciones no fueron buenas y el equipo dio síntomas de enorme fragilidad. Todo ello, unido a las cuatro derrotas anteriores, dibujan un panorama de prealarma en el entorno del Delteco GBC. A lo que se puede agarrar la escuadra guipuzcoana es a los dos encuentros donde ha estado muy cerca del triunfo. Sin embargo, han pasado ya cinco jornadas y las victorias deben llegar para no pasar tiritando el frío y crudo invierno que para muchos se avecina.

Montaña rusa de partidos

Cinco derrotas. Dos de ellas -Fuenlabrada y Joventut- con una pésima imagen. La del Baskonia, que podía entrar dentro del guión. Y las dos en las que el triunfo se tocó con las yemas de los dedos. Ante el Zaragoza, el GBC no anotó en los últimos tres minutos y frente al Tenerife, bordó el baloncesto en la primera mitad, y después llegó el apagón y la calidad de McFadden para enterrar las opciones de triunfo. A estos dos partidos habrá que agarrarse para tener esperanzas de cara al futuro. El GBC ha mostrado que puede jugar bien, aunque lo ha hecho en cuentagotas. Falta que el equipo de Valdeolmillos sea más constante y que no le afecten tanto los parciales en contra. Debe agarrarse a los partidos.

Líderes claros

En los dos encuentros que el Delteco ha estado más cerca de la victoria se ha dado la circunstancia de que sus tres mejores hombres han estado a gran nivel. Nevels, Bobrov y Sekulic han sido los líderes en la anotación en estos tres encuentros. En el choque ante el Zaragoza ellos fueron los únicos en pasar de los diez puntos y ante el Tenerife, el californiano y el ucraniano sí lo hicieron, mientras que Sekulic se quedó en nueve. En tiempos de penumbra, el equipo necesita de uno o varios referentes en ataque y más si es un equipo al que le cuesta tanto anotar. El resto de jugadores también deben dar un paso al frente en ataque.

La aportación del base

Valdeolmillos dijo en su presentación que para él los puestos más importantes son «el base y el pívot». Llegó Jorge Gutiérrez, llamado a ser el lugarteniente en la pista del granadino. Un jugador con experiencia en la NBA y ligas tan competitivas como la turca y la italiana. Sin embargo se supo en la presentación oficial del equipo que el azteca había sido intervenido para limpiar un cartílago. «Estoy al 70%» dijo hace dos semanas en este periódico. Más allá de sus promedios (6 puntos, 3 rebotes y 2 asistencias en 18 minutos de juego), no parece que esté cerca de su óptima condición física. Es un jugador vital para Valdeolmillos y conviene que cuanto antes marque las diferencias.

Corbacho

El mallorquín es un jugador especial por su rapidez en armar el brazo y su acierto desde el 6,75. Sin embargo da la impresión de que no se le está sacando todo el partido. En el Obradoiro había sistemas exclusivamente para él donde, si no sacaba ventaja, algún compañero se podía aprovechar de los movimientos o de la atracción que Corbacho genera en la defensa. No se han visto hasta el momento jugadas especiales para él. Más allá del tiempo que pasa sobre la pista, lanza un triple cada 4 minutos y 28 segundos. Cifra muy superior a sus temporadas en el Obradoiro. Tanto como se necesita un triunfo, también una racha del balear desde el triple.

¿Riesgo excesivo?

El entrenador del Delteco no lo pudo explicar mejor. «En nuestra situación económica nos hemos visto obligados a fichar a jugadores de nivel, pero que vienen de lesiones porque estando sanos es imposible ficharlos». Son Burjanadze, Gutiérrez, Faverani, Sekulic y por último Sanadze. Casi la mitad de la plantilla. Salvo el montenegrino, el resto no parece estar ahora mismo en perfectas condiciones físicas. El tiempo dirá si ha sido demasiado riesgo esta maniobra o finalmente con el paso de los partidos recuperan su nivel y el equipo gana partidos y sube puestos en la clasificación.

Hay que mejorar los porcentajes

Están siendo el gran problema de los de Valdeolmillos y la explicación de los escasos 67 puntos que promedia por encuentro. En ningún partido ha tenido mejor porcentaje en el triple que el rival. Lo más que se ha acercado fue ante el Zaragoza donde ambos hicieron un pobre 24% desde más allá de la línea. Estadísticamente el GBC es el cuarto peor equipo desde el triple, con un 29% de acierto, y el penúltimo tanto en tiros de dos (47%) como en tiros libres (63%). Los partidos donde más cerca estuvo de ganar, Zaragoza y Tenerife, los porcentajes de tiro fueron los mejores, o por lo menos, los más ortodoxos.

El calendario se recrudece

El primer parón en la competición llegará el próximo 1 de diciembre por la disputa de los encuentros internacionales en el marco de las ventanas FIBA. Hasta esa fecha, el Delteco tendrá dos encuentros en casa -Gran Canaria y Burgos- y tres salidas -Obradoiro, Real Madrid y Valencia, estas dos últimas en jornadas consecutivas-. A nadie se le escapa que con el actual saldo del cuadro donostiarra las victorias deben de empezar a caer si no quieren pasar un invierno realmente duro. El próximo domingo en Illunbe (17.00 horas), la primera oportunidad ante el 'Granca' que llegará de un durísimo partido ante el CSKA en la Euroliga en 48 horas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos