Gipuzkoa Basket

«Espero que el GBC me llame pero que no sea muy tarde»

«Espero que el GBC me llame pero que no sea muy tarde»

Xabi Oroz, quien no tiene contrato con el cuadro guipuzcoano, confía en seguir aunque reconoce que todavía «no nos hemos sentado a hablar»

Raúl Melero
RAÚL MELEROSAN SEBASTIÁN.

Xabi Oroz (Azkoitia, 1996) pasa sus primeros días de asueto baloncestístico entre apuntes, ya que tiene cinco exámenes en las próximas dos semanas. Está en el tercer curso de ADE (Administración y dirección de empresas) y le llegan ahora los 'playoffs' particulares, pero cambiando el balón naranja por los apuntes.

El escolta ha pasado una de la temporadas más extrañas de su todavía corta carrera profesional. «Es así, no se puede decir de otra forma», reconoce. Tuvo muy pocas oportunidades de jugar y decidió en febrero de este año cambiar de aires y marchar cedido a Granada donde «me han tratado muy bien y he estado muy a gusto».

Entre medio, unas palabras muy desafortunadas de su entrenador, Sergio Valdeolmillos, sobre él, que el capitán zanjó a los pocos días de forma rotunda. Así las cosas, Oroz empezó el año en Donostia como capitán, cambió de aires y de categoría para ir a Granada y jugó el playoff de ascenso, con el Covirán, con el que se quedó a las puertas de colarse en la Final Four de Bilbao.

«Me ha venido muy bien salir y no me arrepiento de haberlo hecho», reconoce el jugador guipuzcoano. Oroz , internacional en casi todas las categorías inferiores, había disputado campeonatos en el extranjero y vivido concentraciones pero no había salido del territorio ya que siempre ha estado enrolado o bien en el Iraurgi de Azpeitia o en el GBC. «Me ha ayudado mucho que estuviera Joan Pardina, quien se ha volcado para que estuviera bien allí. He podido jugar, que era lo más importante para mí»

Desde la distancia siguió los últimos partidos del GBC. «Los he visto todos y ha sido una pena después de que hicieran seis de ocho triunfos», advierte el escolta para quien penalizó mucho que «tres de los cuatro últimos fueran contra equipos de Euroliga».

«La mejor opción»

Con el descenso de categoría y sobre todo con la no continuidad de Valdeolmillos, se abren las puertas para que Oroz vuelva a enfundarse el '7' del Gipuzkoa Basket, aunque el azkoitiarra puntualiza. «Yo no tengo contrato. No sé el resto de mis compañeros pero con el descenso, el contrato que teníamos se rompía, así que ahora soy libre».

Las preguntas sobre cuáles son sus intenciones caen como una cascada. «Claro que me gustaría seguir, pero no voy a esperar mucho tiempo para tomar una decisión», sigue. El jugador guipuzcoano reconoce que «ha habido algún contacto» con el Gipuzkoa Basket pero que todavía no se han sentado a hablar de forma más seria. «Es que me gustaría saber, por ejemplo, quién va a ser el entrenador», comenta. La razón es clara: su última experiencia con un técnico como Valdeolmillos que le relegó al último puesto en la rotación y con el que apenas jugó 15 minutos en toda una vuelta, le hace mostrarse muy cauto. «No tengo ninguna oferta encima de la mesa, por el momento», concluye.

Lo que el azkoitiarra tiene claro es que «voy a tomar la mejor opción para mí y no voy a esperar mucho. Tengo que mirar también por mí y escoger la que sea la mejor oferta para mí y mi futuro».

Huelga decir que perder a una pieza tan importante como Oroz, quien ya ha demostrado que tiene calidad sobrada para la LEB Oro además de ser el capitán las dos últimas campañas y poner una pizca de sabor guipuzcoano en el equipo, sería un error muy grande. «En cuanto tenga la oferta, si llega, la valoraré con mi entorno más cercano y entre todos tomaremos la mejor opción, como he dicho antes».

Sobre la salida de 'Bully' Oyón del club tras doce años, Oroz se sorprendió ya que «'Bully' ha sido alguien que se ha desvivido por el club. No sé cuáles han sido las razones para tomar esa decisión pero yo solo puedo decir que empecé a entrenar en el GBC con 16 años y él siempre me ha ayudado en todo lo que le he pedido, tanto en la pista como fuera».