Gipuzkoa Basket

Empezar la ACB con cinco derrotas no es un drama

Nevels lanza un tiro libre en un entreno mientras que Van Lacke y Bobrov intercambian impresiones. / FRAILE
Nevels lanza un tiro libre en un entreno mientras que Van Lacke y Bobrov intercambian impresiones. / FRAILE

En las últimas diez ligas, en 16 ocasiones un equipo ha empezado 0-5, como el GBC, y once han logrado salvarse | Van Lacke y Salvó apuestan por la unidad

BEÑAT ARNAIZ SAN SEBASTIÁN.

No sumar ninguna victoria en las primeras cinco jornadas de la Liga ACB no debería ser excesivamente preocupante. El pelotón de la clasificación se encuentra con dos victorias, por lo que en una competición de ida y vuelta con partidos de enfrentamientos directos pendientes, qué son dos encuentros de diferencia.

En las pasadas diez ligas, en 16 ocasiones un equipo ha empezado el curso con un balance de 0-5 (tres veces el Gipuzkoa Basket), y once han conseguido revertir la situación y conseguir la permanencia al concluir todas las jornadas de la competición. Cierto es que los donostiarras, en todos esos casos, no han sido capaces de hacerlo. Las estadísticas dicen que la situación actual de resultados de los guipuzcoanos no debería tomarse como un drama.

Sin embargo, son las sensaciones de juego transmitidas por el equipo las que hacen que ya entre la plantilla se empiece a hablar de jugar finales. Y todavía estamos en el mes de octubre. «Sea quien sea el rival, cada partido es una final», advierte Miquel Salvó.

Los minutos buenos son ampliamente superados por los momentos desconcertantes en los que el equipo no tiene rumbo y no transmite solidez colectiva en la pista. Pero atendiendo a las palabras de los jugadores esta semana, el equipo no es capaz de trasladar la calidad obtenida en los entrenamientos de Illunbe a los partidos. «De la primera a la cuarta jornada, el equipo progresó y de cara al partido de Badalona, creía que teníamos muchas opciones de llevarnos el partido. Pero el resultado final me dejó descolocado», confesaba Fede Van Lacke. Lo mismo opina el alero catalán Salvó. «En las anteriores jornadas veníamos de hacer un buen trabajo, y aunque no estuviéramos ganando, estábamos compitiendo».

El más veterano del equipo es sinceró a la hora de enumerar los problemas que está teniendo el equipo, más allá de los aspectos del juego. «Lo que necesitamos es estar más unidos, tener mejor química entre los compañeros y realizar un juego más fluido. En el tercer cuarto ante Badalona tan mal no estábamos, pero dejamos de pasar el balón, de ir al rebote, de defender y cualquier equipo te saca veinte puntos jugando de esa manera. No podemos darnos el lujo de desconectar ni un minuto», sentenciaba el argentino.

Salvó, jugador que tampoco esconde sus sentimientos, también está preocupado por la situación actual: «Cuando llegas a casa le das muchas vueltas a lo que pasa. Yo simplemente soy un jugador y no soy quién para cambiar algo, pero todos tenemos que dar un paso adelante y hacer un trabajo extra. Sabemos que algo no funciona y tenemos que cambiarlo».

Antes del GBC, el CSKA

El rival del Gipuzkoa Basket el domingo (Illunbe, 17.00 horas), el Herbalife Gran Canaria, tiene una gran cita en la Euroliga mañana a las 21.30 horas. Reciben la visita de uno de los clubes grandes de Europa: el CSKA de Moscú del 'Chacho' Rodríguez. El base del conjunto canario Clevin Hannah ha declarado en la previa que «será un reto complicadísimo y nos ayudará a afrontar el partido del domingo en Guipúzcoa. Sería increíble vencer mañana».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos