Gipuzkoa Basket

Delteco GBC: Más vale recibir un mate que un triple

Delteco GBC: Más vale recibir un mate que un triple
Pedro Martínez

El Valencia destroza con 22 triples, récord de la ACB, al Delteco, que trata de reaccionar pero no llega a pelear por el partido

RAÚL MELERO

Las tres mejores marcas de triples anotados en un partido, en la historia de a ACB, han sido contra el Gipuzkoa Basket. Más vale que al rival le sangren las manos de agarrarse al aro que no te masacre a triples. Porque en el baloncesto moderno, estar acertado desde más allá del arco se ha convertido en sinónimo de victoria. y por ende, no defender bien la línea es síntoma de derrota.

Si ya es de por sí difícil meter mano a un equipo como el Valencia Basket, no ayudó nada la salida que tuvo la escuadra donostiarra a la pista. Porfirio Fisac paró el partido a falta de 7.33 para terminar el primer cuarto fruto del 0-11 que campeaba en el marcador. El Delteco salió helado y los taronjas lo aprovecharon. Tres triples solos, dos de Rafa Martínez y uno Dubljevic, más una canasta de Doornekamp. Una traca valenciana, vamos. En el tiempo Fisac sentó a Dani Pérez, Swing y Agbelese. En su lugar entraron Chery, Van Lacke y Norel. Y el panorama no cambió mucho. Dubljevic acertó otra vez desde el 6'75. 0-14. Y poco después llegó otro de Doornekamp para cerrar un sonrojante 0-17 para el cuadro de Fisac.

77 Delteco Gipuzkoa Basket

Dani Pérez (9), Pardina, Swing (13), Clark (5), Agbelese (6)- cinco inicial- Norel (6), Chery (20), Fakuade (8), Van Lacke (4), Salvó (3), Oroz, Beraza (3).

95 Valencia Basket

Van Roosom (6), Abalde, Doornekamp (17), Martínez (15), Dubjevic (13)- cinco inicial- García (10), Williams (4), Sastre (13), Green (11), Thomas (6).

Árbitros
Cortés, García Ortiz y Zamorano. Eliminado por personales Agbelese.
Marcadores por cuartos
10-31; 31-55- descanso- 54-70; 77-95
Incidencias
3.300 espectadores en el pabellón San Sebastián Arena 2016.

El segoviano ya había quitado a los otros dos supervivientes del quinteto inicial cuando llegó al primera canasta del conjunto donostiarra. Una suspensión de Kenny Chery pisando la línea. 2-17 (min. 5). Ovación por parte del público. Y el canadiense que tendría que haber sido sacado a hombros al final del primer cuarto. Y es que los diez puntos que anotó el GBC tras los primeros diez minutos fueron obra del base.

Sin embargo, continuó el festival triplista del conjunto de Txus Vidorreta. 8 de 11 en el primer periodo, un 73%. Muchos de los triples que recibió el GBC fueron con tiros cómodos de los valencianos. Un triple de Chery puso el 10-25, que pareció amainar algo el temporal, pero el valencia Basket hizo seis puntos más, como sospechan, con triple de por medio obra de Joan Sastre para dejar un 10-31 en el luminoso. El ardor guerrero de Fede Van Lacke no fue suficiente en el segundo cuarto para frenar a un Valencia que siguió a lo suyo. Leyendo perfectamente la defensa y demostrando porqué es el equipo que mejor porcentaje desde la línea de tres tiene en la ACB. Erick Green hizo dos triples y uno Van Roosom, 21-45 (min. 15) antes de que Jordan Swing despertara al público con varias canastas seguidas que recortaron la distancia.

Fueron los mejores minutos del Delteco en la primera mitad, con Dani Pérez, Swing, Pardina, Clark y Xabi Beraza, quien anotó un triple de mucho mérito. El público que se dio cita en Illunbe soñó con la remontada, o por lo menos con apretar el marcador para que hubiera segunda parte, pero el Valencia estaba dispuesto a no dar tregua. Del 31-47 se pasó a un 31-55 con el que acabó la primera mitad. Estaba tan aturdido el equipo de Fisac que pudiendo hacer falta para que no anotara el valencia, puesto que no estaba en bonus el GBC, ni tan siquiera pegó un 'palo' y el segundo cuarto acabó con otro triple de Bojan Dubljevic. El decimocuarto de los valencianos, que presentaron un mejor promedio de tres que de dos. 70% frente a un 62%.

Reacción sin premio

La puesta en escena fue para echarse a temblar. Dubljevic se cuadró enfrente del aro desde 6,75 y falló. Noticia. Quizás esto espoleó a los de Fisac. Oroz, al frente de las operaciones defensivas y el equipo resguardado en una zona match up para confundir por lo menos al Valencia. Triple de Chery. Otro de Clark. La cosa se fue calentando. Rafa Martínez dio una pequeña dosis de bajón a la hinchada con su cuarto triple sin fallo. Pero el Delteco siguió a lo suyo. Rebote en ataque de Norel y dos triples más de Chery y Clark. Resultado, 46-58 y medio cuarto por jugarse.

Las claves

1. Inicio
Empezar un partido 0-17 ante el actual campeón es pegarse un tiro en el pie. Sin actividad defensiva y timorato en ataque, el GBC estuvo muy mal
2. Triples
Otro récord de triples en contra del cuadro donostiarra. 22 ayer. Las tres mejores marcas de la ACB han sido contra el Delteco GBC
3. Faltas
Solo cinco tiros libres a favor de los de Fisac, mientras que el Valencia tiró 21. Demasiada diferencia.

El cuadro donostiarra se quitó la mochila de haber recibido tantos triples y comenzó a jugar de forma seria. Eso sí, Rafa Martínez volvió a meter de tres para seguir dando un colchón suficiente a su equipo. El subidón del GBC le duró un par de minutos más con una canasta de Chery que apretó el marcador, 52-63 (min. 28). El canadiense se fue al banquillo exhausto del esfuerzo con 20 puntos en su haber. Salió Swing, pero la guitarra del de Tennessee no estaba tan afinada como en el segundo cuarto. También se fue Oroz, alma del equipo en defensa, que comandó un 20-9 de parcial en la segunda mitad. Le pudo el cansancio a los de Fisac que cerraron el tercer cuarto 54-70.

En el cuarto de la verdad, salida sobresaliente de los de Fisac, que gracias a una gran defensa y control de rebote bajaron de los diez puntos de diferencia, 66-75 (min. 34). Fakuade, Agbelese y Swing como estilete desesperaron a Vidorreta, al que le empezó a apretar la corbata. Un par de decisiones arbitrales, unos pasos de Abalde no pitados y una falta inexistente a Dubljevic encendieron al personal y a Fisac, que se desgañitaba en la banda. Y es que el GBC solo lanzó dos tiros libres en 36 minutos por 17 su rival.

Una canasta de Fakuade mantuvo viva la esperanza, pero las faltas condenaron al GBC, ya que el Valencia no fallaba desde la línea. El último esfuerzo donostiarra por ponerse a tiro en el luminoso fue baldío y los triples de Sastre y Doornekamp cerraron el partido, otra vez, con el récord, 22, batido contra el GBC por tercera vez en dos años.

 

Fotos

Vídeos