GBC

El GBC cierra una calamitosa primera vuelta

El GBC cierra una calamitosa primera vuelta
EFE

Firma el enésimo partido en el que no tiene opción de triunfo y ofrece una pésima imagen ante Estudiantes

Raúl Melero
RAÚL MELERO

El Delteco se está convirtiendo en el analgésico perfecto para todos los equipos. Aante un rival directo, ha perdido por 24 puntos. Ante Fuenlabrada lo ha hecho por 16. Contra Murcia, por 14; y ante Breogán, por 12. Mal asunto. Aunque ese no es el único problema de la escuadra donostiarra. Los tiene a pares. Los partidos marcados en rojo se van por el sumidero, es incapaz de mantener el nivel competitivo a lo largo de los cuarenta minutos y eso que no hablamos de que enfrente estén el Baskonia, el Barcelona o el Real Madrid.

Acaba la primera vuelta con tres triunfos. Iguala el peor registro que databa de la temporada 15/16 y de la 12/13. En ambas campañas, el cuadro guipuzcoano acabó descendiendo. Ese parece el camino del conjunto de Valdeolmillos si no hay un milagro. El invierno de por sí es duro, pero acumulando derrotas día sí y día también, con 1.700 espectadores en Illunbe, la segunda vuelta se puede hacer eterna.

Remar desde el inicio

El partido ha arracado con el GBC mandando en el marcador y le ha durado hasta el minuto 5, cuando el encuentro se ha empatado a 13. Hasta ahí, el cuadro donostiarra ha estado muy certero en ataque, anotando durante cuatro posesiones seguidas. Sin embargo, atrás no ha estado bien y el golpe que daba el Delteco lo ha recibido en la posesión siguiente. Así hasta que el Estudiantes ha logrado un 10-0 de parcial con un dos más uno de Brizuela, cinco puntos seguidos de Whittington y un canastón del donostiarra, 18-13 (min. 7). Valdeolmillos ha parado el choque con un tiempo muerto para enderezar el rumbo en los últimos tres minutos y medio.

Las Claves

Primer cuarto
Cinco minutos duró el GBC. Un parcial 15-0 dejó roto al equipo donostiarra y tuvo que remar contra corriente durante todo el partido.
Segundas opciones
25 puntos de segundas opciones hizo el Estudiantes. Casi una cuarta parte de los puntos madrileños llegaron tras rebote de ataque.
Sin referentes
El día que el Delteco se jugaba engancharse a la tabla hizo 62 puntos y su máximo anotador llegó a diez. Muy poco bagaje.

No ha cambiado el sino del partido y el Estudiantes ha seguido anotando con extrema facilidad hasta lograr una máxima diferencia de diez puntos, 23-13 (min. 8), tras otra canasta de Whittington, máximo anotador del primer cuarto con 11 tantos. Barro ha sido el único foco en ataque cuando ha sustituído a Sekulic con dos faltas, aunque ha fallado dos tiros libres. El primer cuarto ha acabado ocho abajo y el Estudiantes solo ha fallado tres tiros de campo.

Como se conoce en el mundo del baloncesto, el encuentro se ha embarrado en el segundo cuarto. El GBC ha dado un pequeño paso adelante en defensa y ha dificultado las acciones ofensivas del Estudiantes, hasta que el puertorriqueño Gian Clavell ha encontrado un momento de lucidez tremendo. Ha anotado dos triples seguidos y uno de ellos con falta para poner la máxima de los del Ramiro, 32-19 (min. 13).

Sin embargo, se ha rehecho rápidamente el GBC con un triple de Van Lacke, una canasta de Bobrov y tres tiros libres de Corbacho. Los donostiarras han hecho un uno de cuatro en tiros libres. De haber acertado en los otros tres les hubiera acercado muchísimo, pero dos acciones de Hakkanson y Arteaga han vuelto a poner los diez puntos de ventaja para los madrileños. El poste del Estudiantes ha castigado al GBC cerca del aro, aprovechando que el Delteco estaba sin pívot claro. No obstante, en el último minuto ha llegado una falta más antideportiva favorable al GBC, y Burjanadze no ha desperdiciado cuatro tiros libres. Luego ha recibido un tapón, pero ha tenido los arrestos suficientes para lanzar un triple, que ha anotado, y dejar al GBC seis abajo al descanso, 44-38.

Clavell entra en trance

El Estudiantes se ha basado en su dupla mágica para volver a acercarse a la decena de ventaja: Darío Brizuela y Alessandro Gentile. El italiano ha pescado dos rebotes de ataque sacando ventaja de centímetros a Van Lacke, y el donostiarra ha anotado dos tiros libres para el 50-38 (min. 13). El Delteco ha vuelto a necesitar apretar los dientes para paliar esa ventaja y meterse en el partido. Al no jugar redondo, ha tenido que encontrar canasta en acciones individuales. Así han llegado los puntos de Van Lacke, Nevels y Dani Pérez, pero la desventaja no descendía, 53-44 (min. 27).

El cuadro donostiarra ha apretado en el final del cuarto con seis puntos, pero un triple de Clavell y dos tiros libres de Brizuela han dejado una ventaja cómoda para el Estudiantes, 60-50, antes de los diez minutos finales.

Con todo, solo en tres se ha resulto el choque. Gian Clavell ha vuelto a entrar en trance anotador, ha hecho trece puntos en el cuarto final, y ha dejado un 71-54 (min. 33) insalvable para el Delteco, que durante los últimos minutos de partido ha deambulado sobre el parqué del WiZink Center ofreciendo una imagen desoladora, de equipo perdedor y sin recursos para sacar la situación adelante.

 

Fotos