Gipuzkoa Basket

El Delteco necesita dar un patadón a la mala racha

Todo o nada. Garrett Nevels realiza estiramientos durante un entrenamiento en el Gasca./LUSA
Todo o nada. Garrett Nevels realiza estiramientos durante un entrenamiento en el Gasca. / LUSA

Recibe al duro Manresa en Illunbe (12.30 horas) con la imperiosa misión de ganar para acercarse a la permanencia

Raúl Melero
RAÚL MELEROSAN SEBASTIÁN.

Este mediodía debe ser el del punto de inflexión para el Delteco GBC. La complicadísima coyuntura clasificatoria no da tregua y exige a los chicos de Sergio Valdeolmillos que derroten al BAXI Manresa en Illunbe (12.30 horas, Movistar Plus) para acercarse a la permanencia. Para seguir con, al menos, un hilo de vida, cuando la semana que viene se dé la ciaboga a la temporada, es decir, se acabe la primera vuelta del campeonato.

Ganar. No le queda otra al conjunto donostiarra, que solo de esa forma se agarraría a la lucha por la permanencia. Y lo tiene que hacer dando una patada a su actual situación. No hace tanto este equipo derrotó al Andorra en su feudo haciendo un completísimo partido. Después pagó muy caro los caprichos del calendario y salió trasquilado de las visitas a Illunbe del Barcelona y el Unicaja, aunque ante los andaluces, el triunfo se tocó con la yema de los dedos durante 36 minutos.

Luego llegó, quizá, el peor episodio de la temporada junto con el estreno en casa ante el Fuenlabrada, al caer ante el Breogán en un partido para olvidar donde la escuadra guipuzcoana no tuvo ni opción de opositar al triunfo.

La semana se ha enfocado a recuperar a los jugadores. Lo dijo Valdeolmillos, Van Lacke y Bobrov en este periódico: «Este equipo ha demostrado que puede jugar bien y ganar». Pues de eso se trata este mediodía, sobre todo lo segundo. Como dijo el argentino «me da igual, como si ganamos 50-49». Pues sí, aunque sea una castaña de partido, la victoria deberá ser celebrada.

El Delteco debe recuperar sensaciones pretéritas. Jugar fácil, con intensidad, concentración y en equipo. Tararear de vez en cuando el 'Shiny happy people' de los R.E.M. Saltar a la pista con una sonrisa. Escuchar una música que invite al 'buen rollo'. Divertirse. Porque en el estado de depresión que se encuentra la escuadra donostiarra, el triunfo va a ser más complicado.

Dani Pérez, Nevels y la muñeca de Corbacho parece que están a punto, lo mismo que Bobrov y Burjanadze. Falta que el resto de la tropa se una al festival. Que Van Lacke vaya creciendo desde atrás adelante, que Salvó, si tiene minutos, pueda castigar desde el poste, que Barro dé ese paso en defensa y sobre todo que Gutiérrez y Sekulic se sientan con buenas sensaciones. El 'uno' y el 'cinco' del equipo donostiarra tienen que sumarse a la causa porque sin ellos, va a ser todavía más arduo. Veremos si los olvidados Maiza y Oroz tienen minutos, porque seguro que si pisan la pista, se dejan todo en ella. Solo así, con la suma de talentos, parece que se puede sacar adelante la situación. El partido requerirá un esfuerzo altísimo por parte de todos y si la grada ve cómo los gladiadores están por la labor, el resto del coso se contagiará.

Manresa, a por la Copa

Enfrente un Manresa que, no hay que olvidarlo, es un recién ascendido a la categoría y que se juega en Illunbe, nada más y nada menos, su clasificación para la Copa. El cuadro que entrena Joan Peñarroya acumula ocho triunfos y ha sido una de las sorpresas de lo que se lleva jugado de campeonato. Fichó a Alex Renfroe, quien ha salido del club del Bagés para recalar en el Partizan de Belgrado, lo mismo que Doellman.

Y es que el equipo catalán está siendo una máquina en cuanto a ida y venida de jugadores. 18 ha utilizado hasta el momento, contando con jugadores vinculados y de la cantera. Y ha incorporado esta semana a Tomislav Zubcic, que si debuta este mediodía sería el decimonoveno.

Peñarroya no podrá contar con el base lituano Jokubas Gintvainis, con lo que su escolta Gabriel Lundberg alternará los puestos de 'uno' y 'dos'. Corey Fisher llegó hace una semana para suplir a Renfroe y tiene un muy físico juego interior con Sima y Lallane, más la clase de Dragovic. Aunque el que sobre sale de todos es Ryan Toolson, jugador de una calidad enorme, genial tirador y que es el máximo anotador manresano.

 

Fotos

Vídeos