Liga ACB

La Fonteta sigue siendo maldita para el Delteco GBC

Un balón disputado en la pista valenciana. /EFE
Un balón disputado en la pista valenciana. / EFE

Los de Sergio Valdeolmillos no han aguantado en el último cuarto pese ha cuajar unos excelentes primeros diez minutos

Raúl Melero
RAÚL MELERO

La Fonteta siguie siendo maldita. El Delteco Gipuzkoa Basket cosechó su decimo tecera derrota en la cancha valenciana. Todas desde que juega en la ACB. Sergio valdeolmillos no ha podido erigirse como el entrenador que por fín acabó con una sequía total de triunfos. El enorme primer cuarto que disputó el conjunto donostiarra no fue suficiente y en cuanto el Valencia Basket subió las líneas en defensa, el partido se igualó y después los de Ponsarnau lo inclinaron a su lado en el cuarto de la verdad con un 15-2 de parcial y un acierto en el triple que hasta ese moemnto no había tenido la escuadra taronja.

El GBC nunca antes había gozado de rentas así en la Fuente de San Luis. Fue ganando hasta por doce puntos- pero 18 puntos entre el segundo y tercer cuarto es un bagaje demasiado escaso para poder ganar en una de las canchas más complicadas de la ACB. Los de Valdeolmillos acuden al parón en la última posición, con dos triunfos en diez partidos, y el siguiente rival en Illunbe será el UCAM de Murcia -sábado 8 de diciembre 20.30 horas-, en lo que se presupone como otra final anticipada porque urge sumar cuanto antes para que la situación no empiece a ser crítica. porque por ahora grave sí es.

Ver el GBC en el primer cuarto fue un deleite. Lástima que no aguantara más arriba en el marcador porque en el estado de ansiedad que se encuentra el Valencia, ahora podríamos estar hablando de otra cosa. Dani Pérez cogió la batuta para ponerle música coral al ataque del Gipuzkoa Basket. Los dos primeros ataques acabaron con dos triples, pero a partir de ese 0-6, el Valencia despertó y le dio la vuelta al marcador 9-8 (min. 4). Sin embargo, el cuadro donostiarra volvió por sus fueros y endosó un 0-8 de parcial que obligó a Ponsarnau a solicitar timpo muerto. La movilidad de Will Thomas y Dubljevic no desarboló a los postes guipuzcoanos y el juego de bloqueo y continuación hacía el resto. Se volvió a estrechar el luminoso, pero el fin de cuarto de los de Valdeolmillos fue para enmarcar con Sekulic entendiéndose a la perfección con Dani Pérez. Un triple del catalán y otro de Corbacho dejaron un esperanzador e ilusionante 16-28 al final del primer cuarto.

Se esperaba el paso adelante del Valencia Basket, sobre todo en defensa. Y llegó. Subieron las líneas. El equipo naranja fue mucho más agresivo y Jorge Gutiérrez, que sustituyó a un cansado Dani Pérez, no vio el ataque con clarividencia.

EFE

El Valencia empezó a correr y Labeyrie se encontraba como un gorrino en una charca con espacios y con un partido de ida y vuelta. Tobey mostró porqué es uno de los mejores postes de la Liga y el Delteco veía cómo su ventaja se desmoronaba, 30-33 (min. 17). Solo fue capaz de hacer nueve puntos en el segundo periodo, cinco llegaron al final de posesión y una caasta de Salvó llegó tras tocar el balón al árbitro. Con todo, el delteco se fue a los vestuarios arriba en el marcador.

Al GBC se le hace de noche

El Valencia no podía dejar la oportinidad de engancharse al partido y las órdenes de POnsarnau fueron claras: Van Rossom fue una lapa sobre Dani Pérez y no le dejó maniobrar. El barcelonés sufría de lo lindo cada vez que subía el balón. Le saltaban al dos contra y uno y el ataque donostiarra se atascó de lo lindo. Eso sí, leyeron bien un par de defensas y conjungado con que los locales no estaban del todo acertados, el choque siguió igualado.

Emergió al figura de Will YThomas, toda una pesadilla para Burjanadze. El estadounidense hizo ocho puntos en este perioso y sobre él se basó prácticamente el ataque de los taronjas. Con todo una canasta de Gutiérrez dejó es esperanzador 47-46 (min. 28) pero cinco puntos seguidos de los valencianos pusieron la proa de la nace naranja en dirección el triunfo, 52-46 (min. 30).

La salida del periodo de la verdad no pudo ser peor. Un parcial 15-2 dejó el choque visto para sentencia. El Delteco no se pudo recuperar de semejante brecha. Se le hizo de noche. pasó de un 47-46 a un 67-48 en apenas cinco minutos. El mayor acierto en el triple al inicio de este cuarto por parte del Valencia Basket, anotaron Matt Thomas, Vives y Doornekamp, fue fundamental para su despegue. Los de Ponsarnau llegaron a comandar hasta por 19 puntos de diferencia, 69-50 (min. 36). El Gipuzkoa Basket mediante un parcial final 9-0, gracias a una presión en todo el campo, tan solo pudo maquillar el marcador y no le quedó más remedio que felicitar al ganador.

 

Fotos

Vídeos